El Heraldo
Córdoba

El miedo vuelve a reinar en Puerto Libertador

La zozobra se apoderó del sur de Córdoba luego de la emboscada del Clan del Golfo donde murieron cinco soldados del Ejército Nacional.

La lucha por mantener el orden público en el sur de Córdoba sigue siendo un verdadero reto para las fuerzas militares debido a la presencia de grupos al margen de la ley afincados en economías ilegales como los cultivos de hoja de coca, la minería ilegal y la extorsión.

El pasado martes, una unidad adscrita al Batallón de Operaciones Terrestres, Batot 23, de la Séptima División del Ejército, fue emboscada por hombres del Clan del Golfo que detonaron explosivos en momentos en que los uniformados eran trasladados en un camión por la vía que conduce a la vereda La Piedra, entre los corregimientos de La Rica y Juan José, en la subregión del San Jorge.

En el lugar perdieron la vida cinco soldados profesionales y otros siete resultaron con heridas de consideración por lo que fueron evacuados en helicópteros y trasladados a clínicas de Montería.

Las labores de rigor permitieron identificar a los uniformados fallecidos como: Gustavo de Jesús Paternina Moreno, de Tierralta, Córdoba; Leonardo Avellaneda Duarte, natural de Cúcuta, Norte de Santander; Francisco Antonio Casarrubia Avilés, de Arboletes, Antioquia; José Gabriel Candela Socha, de Bogotá, Cundinamarca, y Nelson Zapata Castrillón, de Salgar.

La situación motivó a la realización de un consejo de seguridad en las horas de ayer.

Previamente el ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, ofreció una recompensa de $200 millones por información que permita dar con los miembros del Clan del Golfo que ordenaron y ejecutaron el ataque en el que murieron cinco militares y otros siete resultaron lesionados.

A la zona fue enviada una comisión antiexplosivos que reforzará las investigaciones de rigor.

“Tenemos dolor de patria por este atroz atentado en contra de los soldados de nuestro Ejército Nacional, a las familias de nuestros fallecidos enviamos nuestras condolencias. A las familias de los heridos enviamos todo nuestro apoyo y solidaridad; mientras que a los soldados de Colombia les digo que es necesario arreciar acciones contra esta estructura criminal del Clan del Golfo que se ha convertido en un símbolo del mal, por el narcotráfico, el desplazamiento y por este tipo de atentados terroristas en contra de nuestros soldados”, dijo.

Se logró establecer que el atentado terrorista habría sido cometido por parte de la banda criminal Clan del Golfo, más exactamente la estructura Rubén Darío Ávila.

“El Clan del Golfo es el responsable de este atentado y alias Cabezas, a pesar de estar en la cárcel es el presunto autor intelectual de este ataque terrorista contra nuestros soldados, por lo que se ofrece una recompensa de hasta $200 millones por información respecto de las autoridades materiales de este atentado”, dijo.

Se supo que se incrementaron las acciones militares en el sur de Córdoba y también en los vecinos departamentos Antioquia, Chocó y Sucre.

“Esta acción criminal obedece a los golpes que ha venido recibiendo y por eso comete estos actos cobardes”, manifestó Iván Duque, presidente de Colombia.

Hay miedo

El secretario de Gobierno municipal, Rafael Martínez, indicó que “hasta ahora nos manifiestan que la gente aunque tiene miedo, están tranquilos, en el sentido de que no tienen la percepción de que ellos estén en peligro directo”, indicó.

La vía donde ocurrieron los hechos es un tramo que constantemente utilizan los pobladores de la zona para dirigirse hasta el casco urbano del municipio para realizar compras y diligencias administrativas.

“Esta es una zona bastante transitada, no estamos hablando de zonas selváticas. Estamos hablando de la vía normal hacia estos corregimientos por donde pasa cualquier cantidad de personas que durante el día van y vienen entre esos corregimientos”, indicó.

Al momento del ataque los militares se desplazaban hacia el corregimiento de Juan José a llevar insumos y a recoger enfermos.

“La unidad militar se movía hacia Juan José a llevar provisiones y a recoger unos soldados que estaban enfermos y que iban a ser traídos a la zona urbana para que recibieran atención medica”, explicó.

Se supo que en el sitio habían sido instaladas dos cargas explosivas, pero solo alcanzó a detonar.

“Habían instalado dos cargas explosivas en la vía por donde debía pasar este vehículo y además habría dos personas instaladas con la finalidad de infligir  mayor daño a la tropa, pero los soldados pudieron reaccionar y esas personas huyeron del sitio dejando abandonado un proveedor de armas largas”, narró el funcionario.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.