Adiós al pionero de la paz en Colombia

Belisario Betancur, que enfrentó como presidente uno de los periodos más turbulentos del siglo XX en el país por cuenta del conflicto armado, murió ayer a los 95 años. Afrontó la toma del Palacio de Justicia por el M-19 y la tragedia de Armero.

Colombia

Belisario Betancur, que enfrentó como presidente uno de los periodos más turbulentos del siglo XX en el país por cuenta del conflicto armado, murió ayer a los 95 años. Afrontó la toma del Palacio de Justicia por el M-19 y la tragedia de Armero.

Por Sergio Mächler V.

“Al pueblo lo que es del pueblo; al César lo que es del César; y adiós porque yo me voy”. “Es mejor convencer que vencer”. Dos frases que dejó como legado Belisario Betancur Cuartas, el 52° presidente de la República de Colombia, que murió ayer a las 2:32 de la tarde en Bogotá, a la edad de 95 años. Desde 1982 hasta el fin de su mandato en 1986 tuvo una consigna: la paz. Se considera que Betancur fue el pionero de la paz en Colombia. Desde el inicio de su mandato se planteó la necesidad de llevar a cabo una reforma política que trajera consigo diálogo con las guerrillas y demás grupos ilegales con el fin de una solución negociada del conflicto armado.

El hijo preferido de Amagá, un municipio situado en la subregión sureste del departamento de Antioquia, nació en el seno de una familia humilde y numerosa. El hombre que hace cinco años, al ser preguntado si se consideraba el mejor presidente que ha tenido el país y que muy serio contestó: “No creo que haya sido el mejor presidente, pero sí el mejor expresidente”, falleció a causa de una enfermedad renal en la clínica de la Fundación Santa Fe. 

Cursó estudios de derecho y arquitectura en la Universidad de Medellín. Desde muy temprana edad reconoció un amor que en un principio parecía platónico por la forma en que con el pasar del tiempo le era esquivo: la política. El mismo año en que contrajo matrimonio con Rosa Helena Álvarez (1945) empezó a luchar por sus sueños.

Comenzó como diputado a la Asamblea de Antioquia por el Partido Conservador. En el 50 llegó a la Cámara de Representantes. Tres años más tarde fue miembro de la Asamblea Nacional Constituyente convocada por Gustavo Rojas Pinilla. En 1963 fue elegido ministro de Trabajo en el gabinete de Guillermo León Valencia, y en 1976 fue durante dos años embajador en España. Betancur aspiraba a más: pretendía alcanzar la Presidencia. 

Sin embargo, no fue fácil en un principio, a pesar de su ya marcada trayectoria. Fue candidato en tres oportunidades al máximo cargo del país: 1970, 1978 y 1982. Como lo señala el adagio “tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe”, logró lo que tenía entre cejas en su tercer intento.

Lista de cubo

El 30 de mayo de 1982, con un total de 3.168.592 sufragios, hasta entonces la mayor votación en la historia del país, siendo el candidato del Movimiento Nacional, obtuvo la Presidencia ante el liberal Alfonso López Michelsen. Betancur sabía que tenía una enorme responsabilidad. En su bucket list (lista de cubo) estaba cumplirle al pueblo colombiano cada una de sus propuestas de campaña. Lo primordial, la paz en el país. Se caracterizó por la clara voluntad de cortar de raíz con la violencia en Colombia. Logró que tres grupos guerrilleros (Farc, M-19, Elp) firmaran un acuerdo de paz que, finalmente, no se concretó, pero hizo que quedara en la retina de colombianos como el hombre que proponía un cambio.

Fue el primer presidente que designó mujeres en altas posiciones del Estado. Decretó la vivienda sin cuota inicial. Creó el Consejo Regional de Planeación (Corpes), el Consejo Departamental de Planeación y la Oficina de Desastres de la Presidencia. Aprobó la ley sobre la elección popular de alcaldes, las reformas a los regímenes departamental y municipal al Congreso y a la justicia y la ley de los días festivos trasladados a lunes. También fue el precursor de la emisión de los canales regionales de televisión como Teleantioquia y Telecaribe.

Por otro lado, su predecesor, Julio César Turbay, dejó la economía en una situación muy complicada. La espalda de Betancur tuvo que cargar una inflación del 25% anual con tasas de interés por encima del 30%. Las finanzas públicas arrastradas y una rotura increíble del sistema financiero. Belisario tuvo que asumir la deuda externa latinoamericana. El país dependía del crédito externo. A pesar de lo anterior, Betancur mantuvo las importaciones, la inversión extranjera, y aprovechó los lazos que tenía con Estados Unidos para que el FMI (Fondo Monetario Internacional) le hiciera cada tres meses monitoreo a la economía del país y para conseguir 210 millones de dólares en el mercado internacional de capitales. Ejecutó un Plan Nacional de Rehabilitación para atender principalmente a las zonas pobres que fueron directamente afectadas por el conflicto armado.

Los sectores en que más se invirtió fue en petróleo (37,9%), en minas y canteras (25,7%) y en manufacturas (27,9%). Esto trajo como resultado la reconstrucción financiera de Colombia.

Otro hecho que marcó la historia de la República fue el terremoto de Popayán. Se registraron 283 muertos y cerca de 7.500 heridos tras una sacudida de 5.6 grados en la escala de Richter. Alrededor de 2.500 viviendas quedaron destrozadas. Todo quedó en ruinas. La Alcaldía, la Gobernación, los colegios, las iglesias, todo.

Ese mismo día, el presidente electo hizo acto de presencia en el lugar del hecho. En medio de suplicas, desolación y desconcierto los habitantes imploraron a  Betancur ayuda inmediata para combatir la crisis. Luego, en su necesario discurso, prometió a la ciudad una resurrección. A la que apodó “Ave Fénix”, dos años después llegaron 40 millones de dólares que sirvieron para su  reconstrucción total.

 

El narcotráfico

El narcotráfico fue otra piedra en el zapato con la que tuvo que enfrentarse el gobierno de Betancur. Era la época de Pablo Emilio Escobar Gaviria, jefe del famoso Cartel de Medellín, el hombre que para la memoria de muchos fue el que más causó daño al país. 

En 1984, específicamente el 30 de abril, luego de una insistente presión por parte del Gobierno contra el cartel, sicarios de Escobar mataron al entonces ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla. Esto provocó que el mandatario decidiera imponer la extradición a los Estados Unidos a toda costa. Esta fue la génesis de una lucha permanente en el país contra el narcotráfico.

Un año más tarde, el miércoles 6 y jueves 7 de noviembre de 1985, ocurrió la Toma del Palacio de Justicia por parte del M-19. Se dice que Pablo Escobar ayudó a la guerrilla para que se llevara a cabo el plan contra el Gobierno colombiano.

La tragedia de Armero.En menos de una semana, luego de la Toma del Palacio, se produjo otro hecho que marcó el Gobierno del hoy fallecido.  El 13 de noviembre de 1985, el volcán del Nevado del Ruiz entró en erupción y desapareció Armero totalmente.   

Al menos 31.000 personas perdieron la vida ese día en el municipio tolimense.

 El mandatario quedó en el ojo del huracán porque, a pesar de las anticipadas advertencias en octubre del 84 por una posible erupción del volcán, no presionó ni tampoco ordenó la evacuación de la población. El problema de Betancur nunca fue las malas decisiones, sino el tiempo de saber cuándo actuar.

 Aún es recordada la imagen de la niña Omayra Sánchez atrapada por el lodo sin escapatoria alguna.

Un presidente que fue poeta. Belisario Betancur Cuartas, como todo presidente, mostró virtudes y falencias. 

Actos como el haber impulsado el Museo de los Niños, la Casa de Poesía Silva, la editorial Tercer Mundo y la Fundación Santillana en Colombia revelaban la faceta de poeta de Betancur.

Escribió varios ensayos en los que se destacan “La penitencia del poder”, “El homo sapiens se extravió en América Latina”, “El cristo del desarrollo” y “El rostro anhelante”.

También escribió cuentos como Agua linda, Media vuelta a la derecha y El viajero sobre la tierra.

Además de político y abogado, fue periodista, escritor y apasionado ajedrecista. En sus últimos años recibía también clases de pintura y mucho antes fue traductor al español del poeta griego Constantino Cavafis.

“No conozco un hombre más polifacético, más universal, de una curiosidad en todas las disciplinas”, dijo sobre Betancur su amigo, el periodista Darío Arizmendi.

Cercano también a personalidades como los nobeles Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa y asesor del papa Juan Pablo II en temas de justicia y paz, solía definirse como un “provinciano paisa de gabardina”.

Bajo su mandato, Colombia ingresó al Movimiento de Países no Alineados e impulsó la paz en Centroamérica con el Grupo Contadora, instancia multilateral en la que Betancur tuvo activa participación. En 1983 recibió el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1983.

Betancur intentó acabar con la corrupción y la violencia de Colombia, tarea que no logró acabar en su mandato, pero será recordado como el pionero de la paz.

Renuncia al mundial de 1986

En 1974, durante el gobierno  de Misael Pastrana Borrero, fue el momento en que la FIFA decidió que los colombianos fueran los anfitriones del torneo más importante del fútbol.

En un discurso de 99 palabras, Belisario Betancur Cuartas dio a conocer a Colombia que no podía ser sede del mundial de 1986 por la imposibilidad de atender las exigencias de la FIFA, y que además de eso prefería disponer de ese dinero para el desarrollo del país. 

Así, Colombia se convirtió en el primero y, hasta el día de hoy, en el único país en renunciar a ser sede de una Copa del Mundo.

«Como preservamos el bien público, como sabemos que el desperdicio es imperdonable, anuncio a mis compatriotas que el Mundial de Fútbol de 1986 no se hará en Colombia, previa consulta democrática sobre cuáles son nuestras necesidades reales: no se cumplió la regla de oro, consistente en que el Mundial debería servir a Colombia y no Colombia a la multinacional del Mundial. Aquí tenemos otras cosas que hacer, y no hay siquiera tiempo para atender las extravagancias de la FIFA y sus socios. García Márquez nos compensa totalmente lo que perdamos de vitrina con el Mundial de Fútbol.»

Belisario Betancur en los 50 años de EL HERALDO

El viernes 28 de octubre de 1983, el entonces presidente Betancur visitó el diario EL HERALDO para homenajearlo en sus 50 años de fundación. Durante la visita, impuso la Cruz de Boyacá al director del diario, Juan B. Fernández Renowitzky, y otorgó al periódico la medalla del Mérito Industrial.

“Son numerosas las razones que me llevan a estar acá con ustedes en sus 50 años de fundación”, fueron las primeras palabras de Betancur. Señaló que todas las generaciones que “encuentran en la prensa escrita elemento insustituible, un pan irremplazable, ven a EL HERALDO entre los diarios que hacen honor al oficio y a la vocación del periodismo”.

“La actividad periodística representa en mi vida uno de los ejercicios más recordados y más placenteros; pero, como la mayoría de quienes aquí se han embarcado en ese menester, tengo la experiencia melancólica, de haber servido en una empresa que, como tantas otras, se fue a pique ante el asedio de circunstancias adversas. Lo cual claro está, no hace sino aumentar mi admiración por la bravura y la tenacidad puestas al servicio de esta institución floreciente que es EL HERALDO”, sostuvo Betancur.

Cuando puso de pie a Naciones Unidas

En el año 1983 Belisario Betancur hizo poner de pie a las Naciones Unidas con un discurso calificado como poético y de gran factura literaria. El hecho fue noticia al día siguiente a nivel mundial. La prensa estadounidense tituló:  “Un lírico hizo poner de pie a las Naciones Unidas”. Pocos oradores en la historia lograron una hazaña diplomática similar. La intervención del entonces presidente de Colombia marcó uno de los logros más destacados de su política exterior de 1983. Durante el discurso, Betancur narró cómo transcurrió su infancia en medio de la pobreza, recordó cuando su padre, un arriero de Amagá, no tuvo cómo comprarle nunca unas alpargatas, lo que hizo que sus pies permanecieran siempre reventados hasta arrancarles las uñas. Definió a Colombia como una “potencia moral”. Arrasó contra la lucha armamentista y resaltó la importancia de la paz. Como consecuencia, en agosto de ese año logró que representantes del gobierno norteamericano y de la oposición rebelde en El Salvador se sentaran a dialogar por primera vez desde que estallara el conflicto armado en ese país centroamericano.

El día que Belisario Betancur pidió perdón por la toma del Palacio de Justicia en noviembre de 1985

El miércoles 6 y jueves 7 de noviembre de 1985 ocurrió la Toma del Palacio de Justicia por parte del M-19. La primordial razón por la que la guerrilla decidió planear y ejecutar el plan fue para exponer a Betancur ante la opinión pública por la ruptura del cese al fuego acordada en las negociaciones de paz en los Acuerdos de Corinto en 1984.

Treinta años después, el expresidente Belisario Betancur en una carta pública pidió perdón por lo ocurrido en el centro de Bogotá. “Nunca pensé que algo así pudiera llegar a ocurrir”. Cerca de 100 personas perdieron la vida aquel oscuro día en la capital. Es la hora y aún se levantan familiares de las víctimas de sus camas con la incertidumbre de lo que ocurrió ese día y del paradero de los restos de sus seres queridos.

Durante el mitin del 2005, el 52° mandatario de la república expresó en su escrito, “Pasados tantos años y en el contexto de nuevas realidades desconocidas entonces, miro hacia atrás y veo que se debieron tomar aún mayores precauciones para preservar todas las vidas y para garantizar un mejor manejo del lugar de los hechos donde fueron vilmente sacrificados numerosos ciudadanos. Las pérdidas humanas me duelen en el alma y sé que duelen justamente a todos: las de los beneméritos magistrados, las de los rehenes, la del magistrado Urán, las de los militares y policías, y las de tantos otros”.

También hizo cuando estaba cerca la consecución de la paz en el país. “Veo ya muy cerca la cara de la paz en los diálogos de La Habana. Ruego a Dios  que esa paz, que sé que es anhelada de una u otra manera por todos los colombianos, llegue pronto a nuestra patria, llena de dolor pero también hoy llena de esperanza”, así fue como concluyó su discurso luego de expresar en su rostro y palabras la tristeza de un hombre que planteó desde un principio en su mandato la paz en el país y erradicar la violencia. 

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Colombia
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
ALERTA 🔴 Gobierno de Venezuela anuncia “plan especial” ante escasez de gasolina en cuarentena por COVID-19 🔴 Trump aconseja a los estadounidenses que se cubran la cara en las calles 🔴 Brasil registra 359 muertos por coronavirus y la cifra de contagiados asciende a 9.056 🔴 Se eleva a 145 los muertos por coronavirus en Ecuador y ya son 3.368 contagiados 🔴 Italia registra 766 nuevos muertos, 4.585 contagios y alcanza 14.681 fallecidos 🔴 Alejandro Werner, jefe del FMI para América Latina: “América Latina se enfrenta a la recesión más profunda en más de medio siglo” 🔴 Nueva York registra casi 3.000 muertes y más de 100.000 afectados por COVID-19 tras el mayor aumento de fallecidos en un día 🔴 EEUU pierde 701.000 empleos en marzo durante la crisis del coronavirus 🔴 España registra 932 muertos en 24 horas y ya supera a Italia en número de infectados 🔴 Reino Unido contabilizado 684 muertes por coronavirus en un día 🔴 Boris Johnson da positivo en la prueba del COVID-19 por segunda vez 🔴 Italia prolongará el aislamiento por el coronavirus al menos hasta el 2 de mayo 🔴 En los países en conflicto, "lo peor está por llegar" advierte Secretario General de la ONU X
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web