El Heraldo
Cortesía
Barranquilla

Un nuevo tramo del arroyo Felicidad será canalizado por el Distrito

El alcalde Jaime Pumarejo dio inicio a las obras de canalización de uno de los afluentes del temible arroyo, lo que beneficia a 71 mil personas.

Luego de más de 50 años de espera, el mayor afluente del Arroyo Felicidad va camino a convertirse solo un recuerdo para las cientos de familia que han vivido angustiosos momentos por el caudal de agua que se forma en la carrera 38 con calle 54.

El clamor de los vecinos de los barrios El Recreo, Los Andes, Nueva Granada, Los Pinos, Lucero y Santo Domingo Sabio fue escuchado por el gobierno distrital que este martes dio inicio a la segunda fase de la canalización del arroyo Felicidad con la intervención del tramo comprendido entre la carrera 38 con calle 54 y la calle 57 con carrera 27, para acabar con este problema que lleva décadas.

El alcalde Jaime Pumarejo celebró el inicio de esta nueva fase de canalización del arroyo Felicidad, y lo que representa para la comunidad. “¡La felicidad continúa! Ahora canalizamos la segunda etapa de este arroyo. Hoy continuamos con esta tarea que iniciamos hace mucho tiempo, garantizándoles la dignidad a los barranquilleros para que puedan vivir sin agonía, dejen de temer el día que llueve, dejen de pensar que por su casa pasa un terrible arroyo, y mejorar la calidad de vida de todos”, manifestó.

De acuerdo con el mandatario distrital, se ha demostrado que en Barranquilla sí se puede acabar con los arroyos.  “Continuamos con estas inversiones que ya superan el billón de pesos, que la hemos hecho con ingeniería criolla, que después de tantos años de escuchar que no era posible, le hemos demostrado a Colombia, al mundo y, más importante, a nosotros mismos, que sí se puede, que lo podíamos hacer nosotros mismos, que estaba en nuestras manos y que lo estamos haciendo”.

Asimismo, el alcalde Pumarejo explicó durante su intervención que en Barranquilla durante la última década se han canalizado más de 50 kilómetros de arroyos, 20 de estos en las localidades Norte-Centro Histórico y Riomar, que drenan hacia el río Magdalena.

“Los arroyos que conocíamos y temíamos los barranquilleros, pero antes de eso ya habíamos canalizado aproximadamente 30 kilómetros en el suroriente y suroccidente de la ciudad y en la localidad Metropolitana, en arroyos que drenaban hacia el arroyo León, preservando vidas y cuidando a los barranquilleros”, manifestó el alcalde.

El mandatario reiteró el compromiso de completar la canalización de todos los arroyos barriales de la ciudad: “Nuestra meta es acabar con los arroyos en Barranquilla. Ya hemos acabado con los más temibles, ahora estamos trabajando para acabar con los arroyos barriales y tributarios. Iremos lentamente incorporando todos los arroyos en un sistema pluvial que será mantenido por la ciudad y de esa manera podremos vivir en una ciudad sin arroyos, con alcantarillado pluvial y con calidad de vida”.

Con este proyecto, que beneficiará a 71.700 habitantes, se complementa la primera fase de la canalización del arroyo Felicidad, en la que se construyeron 3100 metros lineales de box coulvert en concreto y 41.200 metros cuadrados de pavimento en la calle 48 entre carreras 54 y 44, carrera 44 entre calles 48 y 51, calle 51 entre carreras 43 y 44, carrera 43 entre calles 51 y calle 63B, calle 63B entre carreras 43 y 41 (Siete Bocas) y la calle 54 entre carreras 43 y 38.

Cortesía.

El secretario de Obras Públicas, Rafael Lafont, explicó detalles de esta nueva fase de canalización del arroyo Felicidad: “Damos  inicio a la construcción de un kilómetro de canalización en box coulvert de concreto reforzado. Es un canal que tiene 3.50 metros de ancho por 2 metros de alto y llega hasta la carrera 27. Tiene un caudal de unos 36 m3 por segundo y una fuerza que arrastra vehículos y personas. Con esta canalización vamos a acabar con todos los problemas que ha tenido la comunidad”.

De acuerdo con el funcionario, esta obra “va a quedar totalmente igual a la primera fase. En esta ocasión se canalizará 1 kilómetro y terminaremos con este peligroso arroyo. Tendrá vía en concreto reforzado, totalmente nueva, andenes en loseta, cambio de alcantarillado, cambio de acueducto por sectores, iluminación led, las redes de telecomunicación serán subterráneas, alumbrado público”.

Por su parte, el gerente de la Agencia Distrital de Infraestructura, Alberto Salah, detalló esta obra como un trabajo integral que beneficiará a la comunidad: “Los habitantes de los barrios de este sector van a recibir un beneficio importante porque van a tener andenes generosos, la gente ya no tendrá picos y valles a la hora de andar, tendrá una correcta arborización para que la gente goce de un ambiente más sano. Tendrá iluminación, lo que dará mayor seguridad y brindará oportunidades para que el ciudadano eleve su calidad de vida. Esta es una obra integral, una obra de infraestructura que va a organizar el modelo hidráulico y de alcantarillado pluvial que el alcalde Jaime Pumarejo le está dando a la ciudad”.

Nelson Betancourt, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Lucero, agradeció en nombre de la comunidad por el inicio de esta obra.

“Es un proyecto que recibimos con mucho agrado. Estamos complacidos con la canalización de este arroyo que nos ha venido afectando por más de 50 años y el cual ha causado pérdidas de vidas humanas, afectación a la infraestructura y muchas situaciones de dolor en la comunidad. Hoy se hace una nueva historia y se acaba este gran problema”, indicó Betancourt.

Características de la obra

Los trabajos contemplan la canalización de 1.000 metros lineales, se pavimentarán 7.500 metros cuadrados, se construirán 4.600 metros cuadrados de andenes, además se realizará reposición de redes de acueducto, soterranización de redes de alumbrado público y telecomunicaciones, así como obras de urbanismo y espacio público.

Este arroyo recorre los siguientes tramos viales: calle 54 entre carreras 38 y 35, carrera 35 entre calles 54 y 55, calle 55 entre carreras 32 y 35, carrera 32 entre calles 55 y 56, calle 56 entre carrera 27 y 32 y carrera 27 entre calles 56 y 57.

La inversión en la segunda fase del arroyo Felicidad es de 55.187 millones de pesos y la obra estará a cargo de la Unión Temporal Arroyos Barranquilla, mientras que la interventoría está a cargo de la Empresa de Desarrollo Urbano de Barranquilla y la Región Caribe S.A. -Edubar S.A.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Alcalde de Barranquilla
  • Alcaldía de Barranquilla
  • Arroyo La Felicidad
  • canalización de arroyos
  • Jaime Pumarejo Heins
  • Rafael Lafont
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.