Olores ofensivos que contaminan a Barrio Abajo y Montecristo

Vecinos de ambos sectores dicen que padecen a diario por la emisión de un olor asociado a la industria aceitera. Minambiente regula este tipo de emisiones a través de un protocolo.   

Hánsel Vásquez
Vehículos y motociclistas transitan por la vía aledaña a una de las industrias aceiteras, ubicada sobre la Vía 40. Hánsel Vásquez
Más contenidos
Barranquilla

Vecinos de ambos sectores dicen que padecen a diario por la emisión de un olor asociado a la industria aceitera. Minambiente regula este tipo de emisiones a través de un protocolo.   

Se siente como aceite quemado, algunas veces intenso, otras veces más ligero”. Así percibe Maritza Torné el olor que se impregna en el interior de su hogar y que, al parecer, tiene su origen en una fábrica que elabora aceites y grasas vegetales, que funciona frente a su vivienda.

Por años, los sectores de Montecristo y Barrio Abajo han tenido que “soportar” los olores ofensivos que para algunos resultan familiares y para otros difícil de acostumbrarse.

Pero, ¿qué son los olores ofensivos? Según el ingeniero ambiental y asesor de Barranquilla Verde Mauricio Saltarín se trata de aquellos olores generados por sustancias, que son producto de la actividad industrial, comercial o de servicio y que produce fastidio o molestias en las personas.

El impacto no se hace visible, pero quienes habitan en estos barrios dicen que las alergias, las náuseas y el dolor de cabeza, hacen parte de los síntomas que se han presentado en esta comunidad, aunque desconocen si están o no relacionados con esta situación.

“El ambiente constantemente está aromatizado por químicos, lo que no nos permite respirar aire totalmente limpio”, agrega Torné, quien asegura que lleva más de 20 años habitando en Barrio Abajo.

A diferencia de ella, Julia López está recién mudada en Montecristo y no ve la hora en que se tomen acciones que permitan acabar con el olor a “grasa intensa”, que es lo que su olfato alcanza a percibir en las “largas horas” que dura el proceso en las calderas de lo que, al parecer, es la refinación del aceite que fabrican.

A pocos metros de la casa de Julia queda otra planta de producción de aceite que también funciona en la Vía 40. La actividad de esta empresa causa malestar en su familia, que aún no se habitúa al olor.

El impacto que ocasiona la emisión de los olores, varía, de acuerdo con la velocidad del viento. Algunos días se hace más fuerte que otros, lo que ocasiona que algunas veces “ni siquiera se note”, asegura Raúl Vanegas, edil de la localidad Norte Centro Histórico y habitante de Barrio Abajo.

En esos términos coincide Roberto Calderón, un técnico automotriz y habitante cercano a una de las industrias aceiteras. Señala que lo más preocupante es que hay momentos en los que no perciben nada. Lo que quiere decir que la exposición frecuente al olor los ha llevado a padecer una “fatiga olfativa”, considerada como un fenómeno que puede ser de corto y largo plazo y que está ligado a la cotidianidad de la persona con el olor.

Este fenómeno —según el Ministerio de Salud— está incluido en el lineamiento para la vigilancia sanitaria y ambiental sobre el impacto de los olores ofensivos en la salud y calidad de vida de las comunidades expuestas en áreas urbanas, que debe ser tenido en cuenta por las autoridades ambientales a la hora de controlar estas situaciones.

En uno de los anexos del mismo documento se hace alusión a la Resolución 610 de 2010 del Ministerio de Ambiente, en la cual se enuncian las actividades industriales que deben ser objeto de vigilancia por ser las principales generadoras de olores ofensivos, específicamente las asociadas al sulfuro de hidrógeno, entre las que se destacan la elaboración de aceites y grasa de origen vegetal y animal.

¿Y la salud?. La OMS define cuatro características para los olores: la intensidad, entendida como la fuerza de la sensación percibida; la calidad, que es el carácter diferenciador de un olor, lo que permite identificarlo; la aceptabilidad, como el grado de gusto o disgusto de un olor; el umbral del olor, como la concentración mínima de un estímulo odorífico capaz de provocar una respuesta.

Según el lineamiento para la vigilancia sanitaria y ambiental del Ministerio de Salud, no se ha podido establecer una relación directa entre el olor de las sustancias y su toxicidad, pero se han observado reacciones fisiológicas del sistema nervioso central o periférico causadas por la percepción de olores.

Protocolo de control. La Resolución 2087 de 2014 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible contiene un protocolo para el monitoreo, control y vigilancia de olores ofensivos

Sobre esto, Mauricio Saltarín, ingeniero ambiental de Barranquilla Verde, explicó que teniendo en cuenta el protocolo, la autoridad ambiental local vigila, sugiere y recomienda hacer adecuaciones a las empresas para que minimicen los efectos de los olores, mediante “barreras vivas”.

“Esto quiere decir que con la plantación de árboles aromáticos, como eucaliptos, se puede reducir la percepción de olores. Estas barreras vivas hacen las veces de un biofiltro”.

Igualmente se les recomienda usar todo tipo de elementos que ayuden en el proceso como campanas extractoras.

Implementación de un plan. Basados en el protocolo que establece el Ministerio de Medio Ambiente, Barranquilla Verde se encuentra en la implementación de un plan que permita prevenir y al mismo tiempo determinar cuál es la verdadera razón de la emisión de olores ofensivos en diferentes sectores de la ciudad.

“Actualmente estamos en la primera fase de la elaboración de encuestas para ir a las comunidades y hacer un trabajo social, con el que determinaremos si se está afectando la salud de las personas y cuál es el nivel de percepción del olor”.

Con los resultados, el ente ambiental establecerá una hoja de ruta para la disminución de olores.

¿Qué provoca el olor?. Durante la refinación del aceite se persigue eliminar los ácidos grasos libres; los fosfolípidos, también llamados gomas; los compuestos volátiles, tales como aldehídos, cetonas peróxidos, entre otros, que al escaparse a la atmósfera provocan un ambiente desagradable, según lo detalló el ingeniero químico Oswaldo del Castillo.

El profesional agregó que las eventuales fugas de algunos componentes del aceite, como el ácido mirístico, el ácido palmítico, el ácido heptadecanoico y el ácido oleico, entre otros, contribuyen, de igual manera, a “enrarecer el ambiente”.

En el caso de las fábricas que hacen la extracción del aceite a partir de las semillas, estas son sometidas a calor para después prensarlas, quedando de esta operación un residuo sólido o torta.

Del castillo explicó que el problema de este residual (la torta) es que al entrar en contacto con el aire sufre cambios y al oxidarse produce la rancidez o enranciamiento (olor fuerte y desagradable), que luego se dispersa con ayuda del viento.

Posible traslado

Las dos empresas, que se han convertido en un “vecino molestoso” para algunos habitantes de Barrio Abajo y Montecristo, están ubicadas en la franja que —según el Estatuto del Distrito— puede beneficiarse de exenciones tributarias en Predial e Industria y Comercio si deciden trasladarse al corredor industrial metropolitano de Juan Mina, Tubará, Galapa o Puerto Colombia.

Esta posibilidad debe ser tramitada ante la Gerencia de Gestión de Ingresos del Distrito de Baranquilla.

Experto

Olores cambian por los vientos

El ingeniero químico y presidente de la Asociación Colombiana de Ingeniería Química, Oswaldo del Castillo, dice que la dirección dominante del aire en la ciudad ocasiona que durante este mes los olores cambien su dirección. De acuerdo al Ideam, la dirección de los vientos viene desde el noroeste y se dirige en dirección suroeste. “Esta razón hace que los olores logren ser percibidos en unos sectores más que en otros”.

En uno de los conductos se observa emisión de humo.
En uno de los conductos se observa emisión de humo.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Barranquilla
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web