Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El Heraldo
El presidente Iván Duque hizo presencia en la Plaza de Bolívar, hasta donde llegó la marcha en Bogotá para rechazar los actos de violencia recientes.
Jhonny Hoyos
Barranquilla

Mensaje al terrorismo

En las capitales del Caribe los ciudadanos se unieron a la convocatoria para levantar su voz de rechazo contra el terrorismo.

Pasadas las 9 de la mañana arrancó este domingo desde el Parque Nacional, con presidente a bordo, la nutrida ‘Marcha por nuestros héroes’ camino a la capitalina Plaza de Bolívar, con la consigna de rechazar todo tipo de violencia: desde el terrorismo que dejó 20 jóvenes estudiantes de la Policía muertos el pasado jueves, hasta la matanza de líderes sociales que arroja, desde 2016, 441 defensores de derechos humanos asesinados en el país.

“Hoy venimos todos como ciudadanos y tenemos que marchar honrando a nuestros héroes e invitando a Colombia a unirse para enfrentar esta amenaza y, sobre todo, para sobreponernos como país, dándole un abrazo a todos los integrantes de nuestra Policía y la fuerza pública”, dijo a los medios el presidente Iván Duque al inicio de la manifestación.

Se unió al acto el expresidente Juan Manuel Santos, quien iba acompañado de toda su familia, y dijo a los periodistas: “Me parece muy importante y estoy complacido de ver colombianos de cualquier origen político y de cualquier procedencia, unidos en torno a una causa tan importante como decirle no al terrorismo, sí a la paz, sí a la reconciliación”.

En la capital del país la mayoría de manifestantes iba vestida de blanco, armada con banderas igual de blancas y pancartas de rechazo al terrorismo, de respaldo a la paz, de apoyo a la Policía y de condena al Eln.

En la caminata estaba también el exagente Anselmo Cogollo, de Montería, ataviado con un sombrero vueltiao o sinuano, clamando en diálogo con EL HERALDO: “Los policías son nuestros hijos. Fui agente de la Policía ocho años. Esto que ha ocurrido conmueve al país. A esta convocatoria debe asistir toda Colombia. Yo estoy acá especialmente por Fernando Iriarte, el policía cordobés que murió en el atentado”.

Los cánticos que se escuchaban en la manifestación iban desde “no terrorismo”, pasando por “la vida es sagrada, las bombas rechazadas”, hasta “no más Eln”.

En medio de los caminantes se podían ver policías con sus familias, niños, jóvenes, uniformados veteranos, señoras de la tercera edad, comunidad Lgbti, funcionarios del distrito y líderes políticos de distintas facciones: Centro Democrático, Alianza Verde, liberalismo, conservadores, La U, Cambio Radical, el Polo, Decentes, el Mira y Colombia Humana.

El líder comunal Eduardo Romero se manifestó contra los homicidios de defensores de derechos humanos: “Somos líderes comunales y sociales y repudiamos este acto de terrorismo, como también repudiamos los asesinatos de líderes sociales y comunales. Todo tipo de violencia hay que rechazarla”.

Los grandes ausentes de la marcha fueron las desmovilizadas Farc y el ex candidato presidencial cordobés Gustavo Petro, quien sí estuvo muy activo en Twitter para explicar su postura: “Los respeto en su marcha pero estaré en la que provoque la paz y no la guerra. Respeto y me solidarizo con cada madre, hermana de los policías caídos, pero no apoyo que más madres y hermanas de policías tengan que llorar porque un gobierno decidió la guerra y no la paz”.

Quien sí estuvo fue Luis Forero, primo del capitán de la Policía, Carlos Hernández, secuestrado hace 22 años por las desmovilizadas Farc y de quien no se sabe nada, llegó a la marcha en silla de ruedas y pancartas alusivas y le dijo a este periódico: “Estoy siendo solidario, en repudio con los desgraciados del Eln. ¿Cómo es posible que terminen con 20 niños? Yo tengo fe que siga el auténtico diálogo y paren con este terrorismo, yo creo que este presidente nos va a unir”.

En medio del acto, algunos medios registraron un incidente con un manifestante que tenía una camiseta que rezaba “no a la guerra de Duque y Uribe”, a quien varios marchantes pidieron que se la quitara, y como este no accedió, fue amenazado y agredido. 

La marcha terminó en la Catedral Primada con una eucaristía por los 20 jóvenes cadetes asesinados.

Cartagena rechazó los actos de violencia

Con un plantón, los habitantes de La Heroica mostraron su rechazo a los recientes hechos de violencia de los que ha sido víctima el país. La cita fue en la Plaza de los Coches desde las 9:00 a.m, donde se reunieron portando, pancartas, banderas de Colombia y camisetas blancas. En su cuenta de Twitter, el alcalde de la ciudad, Pedrito Pereira, manifestó que  “Colombia unida rechaza todo acto violento contra nuestra institución y nuestros ciudadanos, tenemos que vivir en paz y convivencia”. 

Por su parte, el gobernador Dumek Turbay dijo que con la convocatoria nacional “hoy le demostraremos a los violentos, una vez más, que en nuestro país los colombianos solo queremos la paz”.

En la manifestación también hizo presencia el senador Efraín Cepeda, quien hizo un fuerte llamado a la unidad nacional y el respaldo al presidente Duque. “Ni un paso atrás en las capturas de los terroristas del Eln, que se les persiga a la cúpula de esta guerrilla, a los autores del cobarde atentado contra jóvenes héroes de la patria”, afirmó el dirigente político.

Con abrazos, los cartageneros demostraron su solidaridad con los agentes de policía. Wilfred Arias

En Valledupar dijeron ‘No al terrorismo’

Desde la plazoleta de la Gobernación del Cesar hasta el parque de Las Madres, en el centro de Valledupar, cientos de vallenatos marcharon contra los violentos en el país. Con un ‘No más terrorismo’, se manifestaron para rechazar el atentado que cobró la vida de 21 personas y dejó a 68 más heridas.

Vestidos de blanco, en su mayoría, y con banderas del mimo color, la comunidad acompañó a las autoridades civiles y policivas que convocaron la asistencia al recorrido que inició a las 9:00 de la mañana y terminó una hora más tarde. Los habitantes de la capital del Cesar sentaron su voz de repudio a estos actos, y especialmente al de la Escuela General Santander, en la que perdió la vida un cadete oriundo del Cesar, mientras que otro más quedó herido.

“En nombre de la institucionalidad, repudiamos el acto terrorista contra los héroes de la Patria que enluta al país, como vallenatos nuestro respaldo y acompañamiento a la institución y a todos los familiares que han padecido por este vil atentado”, dijo el alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía.

El alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez, encabezó la manifestación en la capital del Cesar. Néstor de Ávila

Los samarios dijeron  “no al terrorismo, sí a la paz”

Las voces se unieron en el Parque de Bolívar, donde los samarios se dieron cita para expresar su solidaridad con la Policía Nacional y las familias de los cadetes muertos en el pasado  atentado. En el acto  todos portaban banderas blancas para simbolizar la paz que se quiere, y banderas negras para decirle no más muertes violentas.

El alcalde Rafael Martínez pidió alzar las banderas de la paz y pidió al Gobierno nacional mantener las posibilidades de diálogo con los que están desestabilizando el orden social.

La jornada sirvió para reclamar por la amenaza de los grupos armados ilegales que se reorganizan en la Sierra Nevada, por el esclarecimiento de los crímenes de la líder social Maritza Quiroz y del guardabosques Wilton Orrego, además por la aparición de Albertico y Alit David, los dos niños que misteriosamente desaparecieron en la región de Minca, Sierra Nevada. 

El exalcalde Carlos Caicedo sugirió al presidente Iván Duque que se lleve a cabo en Santa Marta un Consejo Nacional de Seguridad.

Decenas de personas se congregaron en el Parque de Bolívar con banderas y camisetas blancas. José Puentes

En Montería hubo  eucaristía y plantón 

 Decenas de personas se dieron cita en la Catedral San Jerónimo de Montería, para participar de una eucaristía por el eterno descanso del cadete cordobés Fernando Alonso Iriarte Agresoth, de 19 años, y de las otras 20 personas fallecidas en el atentado terrorista ocurrido en la Escuela General Santander, en Bogotá.

La actividad se realizó en la mañana de ayer, en las afueras de la catedral, en la que hicieron presencia amigos, familiares, líderes políticos y la comunidad en general.

Luego de la misa, los ciudadanos marcharon por diferentes calles del centro de la ciudad donde exigieron justicia por lo ocurrido y emitieron mensajes de aliento para las familias de las víctimas. La caminata culminó en las afueras del Comando de la Policía Metropolitana, en la calle 29 con carrera 6.

El senador Álvaro Uribe Vélez asistió a la marcha en Montería, donde informó que “desde el año pasado el partido Centro Democrático presentó un proyecto de ley para agravar las penas para aquellos que sean agresores de la Fuerza Pública. Este país necesita tener el monopolio de las armas y garantizar el apoyo a los soldados y policías”.

El exmandatario hizo referencia a la actual situación de orden público en el país. “La situación está muy difícil, con un Eln que en el 2010 estaba bastante desaparecido y hoy está tan fuerte, que mata a nuestros jóvenes y ocasiona graves daños ambientales con la voladura de oleoductos”.

Uribe Vélez finalizó diciendo que “el Eln ahora pretende que le dé lo mismo”.

Familiar de una víctima llora la pérdida de su ser querido.

En Riohacha también expresaron su voz de protesta

En el parque de La India frente al comando de la Policía Nacional en Riohacha se dieron cita quienes rechazaron el acto terrorista que se registró en la Escuela de Cadetes.

Aunque fue muy escasa la participación, quienes estuvieron allí manifestaron su solidaridad con las familias de las víctimas y expresaron una voz de protesta en contra de los violentos. También abrazaron a los uniformados que se hicieron presentes en la manifestación.

La dirigente del Centro Democrático Maritza León afirmó que es un momento de solidaridad con el presidente Iván Duque desde La Guajira, así como con las familias que perdieron a sus seres queridos en el ataque.

“Fue un episodio de mucho dolor, por eso estamos orando para que la sabiduría reine en nuestros gobernantes y podamos consolidar soluciones”, indicó.

La diseñadora de modas Marta Arredondo, se mostró preocupada por la escasa participación y preguntó por los docentes, los padres de familia, los estudiantes y líderes, que no asistieron al plantón. “Aquí debería haber una presencia masiva, sin tinte político, solo en contra de la violencia”, anotó.

El bando que estaba programado para el viernes fue aplazado para el próximo 25 de enero, según informó la reina del carnaval Vianny Barros, quien expresó así su solidaridad con las víctimas del ataque en la Escuela de Cadetes.

Manifestantes en el comando de la Policía Guajira.

Solidaridad y pañuelos blancos en Sincelejo

Los sincelejanos que cada domingo acuden a la misa de las 8:00 de la mañana en la Catedral San Francisco de Asís tuvieron ayer un motivo más para estar en el templo: ser solidarios con la Policía Nacional por los actos violentos ocurridos la mañana del jueves en Bogotá.

En la homilía el párroco de la Policía Nacional en Sucre, presbítero Martín Argumedo Vivas, instó a los ciudadanos a querer y rodear a la institución y elevar una oración por los jóvenes a los que la violencia les arrebató sus sueños, por sus familias y por quienes siguen cuidando de la ciudadanía a pesar de estos hechos. En desarrollo de la eucaristía, que fue muy concurrida, hubo un minuto de silencio por los caídos y un aplauso por los guardianes del orden que con hombría, valor y dignidad luchan diariamente por preservar la seguridad de la sociedad.

Los abrazos, los mensajes de solidaridad y una caminata en la que los pañuelos blancos eran movidos de un lado a otro, no faltaron. Niños, jóvenes, adultos, viudas de la Policía Nacional, familiares de uniformados y la comunidad en general, se unieron a la manifestación del pueblo.

Policías activos de todas las especialidades, también marcharon desde la Catedral hasta la sede del Comando donde colocaron los claveles y las rosas blancas alrededor del escudo de la Policía Nacional que está pintado en la Plaza de Armas.

Claudia González, una psicóloga que trabaja con las víctimas del conflicto en Sincelejo encabezó la marcha con la que despertó a los capitalinos.

 

La manifestación inició con una eucaristía en la catedral.

En Barranquilla

En la capital del Atlántico, la marcha arrancó a las 8:45 a.m. desde el parque Los Fundadores con poca asistencia de público y una caravana de 32 carros, encabezada por un camión de Bomberos.

Sin embargo, en el transcurso del recorrido, el número de manifestantes fue en aumento. Antes de que saliera la marcha, en el monumento al Héroe Caído se hizo un minuto de silencio por los uniformados que fallecieron tras el atentado en Bogotá.

“Justicia”, “paz sin impunidad”, “no más terrorismo” y “fuera el Eln”, eran algunas de las consignas que gritaban los manifestantes  mientras la jornada avanzaba.

Líderes sociales, la reserva de la Policía y ciudadanos del común se unieron también a la manifestación, en la que también participaron Jaime Amín, alto consejero para la Política de Presidencia; los congresistas César Lorduy y Mauricio Gómez, y el presidente del Comité Intergremial del Atlántico, Ricardo Plata, entre otros dirigentes locales.

“Fue una expresión similar a la que se vivió en la Lectura del Bando, cuando cientos de personas no olvidaron a los héroes de la patria y demostraron que en el Caribe, en medio del dolor también cabe la alegría y es la búsqueda de la conciliación y de la paz”, expresó Arturo García, manifestante.

Durante la marcha, el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, dijo que  “no podemos desistir de buscar la paz a través del diálogo, pero tampoco podemos permitir que haya esta clase de muestras de terrorismo que no tienen absolutamente nada de civilizado”.

Los participantes recorrieron la carrera 54 para luego tomar la calle Murillo hasta la 43 y llegar al comando de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

Portando globos blancos y verdes, banderas blancas y de Colombia, pancartas y con arengas, la manifestación llegó al momento más emotivo de la jornada, que tuvo lugar en el comando de la Mebar, donde los  participantes rindieron un homenaje a los policías.

Allí, los participantes de la marcha entonaron el himno de Colombia, de Barranquilla y de la Policía, abrazaron a los uniformados, quienes se vieron conmovidos por el acto, incluso, algunos no pudieron evitar el llanto.

Además, hicieron un minuto de silencio y elevaron una oración por las víctimas del atentado de la semana pasada en la capital del país.

Del comando de la Policía, la manifestación siguió su rumbo hasta la Plaza de la Paz, allí entonaron el himno y rezaron la oración de la patria, en honor a los uniformados que han perdido la vida a causa de la violencia que históricamente ha golpeado a Colombia.

*Con apoyo de equipo regional.

El gobernador Verano saluda a manifestantes en la Policía. Rafael Polo
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Todo lo que usted necesita saber sobre la vacunación contra la COVID-19

Conoce más aquí

Más noticias de:

  • Iván Duque
  • marcha
  • marchas contra el terrorismo
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web