El Heraldo
Fachada del Mercado de Granos, ubicado en la calle 28 con carrera 41, a pocos pasos del Caño Arriba. Josefina Villarreal
Barranquilla

Los comerciantes se resisten a abandonar el Mercado de Granos

El proceso de intervención de la icónica edificación comenzaría el primero de julio.

La preocupación no deja dormir por las noches a Daniel Patiño. Para este veterano vendedor de quesos, el calendario se ha convertido en su principal ‘enemigo’ ante la falta de claridad con relación al proceso de recuperación que se adelantará en el que ha sido su “hogar” por más de 60 años: el Mercado de Granos.

A esta icónica edificación –sembrada en plena calle 28 con carrera 41, a pocos pasos del Caño Arriba– llegó este hombre cuando solo tenía 16 años y empezó a trabajar en la comercialización de productos lácteos en medio de locales dedicados a la venta de granos, especias y frutas.

En la actualidad, cuando es reconocido como el único quesero en esta plaza de mercado, describe como “incierto” su futuro debido a que no les están brindando las “garantías” necesarias para continuar con su labor desde el próximo primero de julio, cuando se proyecta que comiencen las intervenciones al centenario edificio.

“Ese proyecto no ha sido socializado de la mejor manera entre nosotros, aún existen muchas dudas que no han sido resueltas y el plazo para salir de acá cada día está más cerca”, sostuvo mientras atendía a varias personas que llegaron hasta la ‘vitrina’ de su pequeño local.

La misma intranquilidad se apodera de Yomaira Izquierda, propietaria de uno de los 150 locales comerciales ubicados al interior del Mercado de Granos.

Esta mujer, dedicada al comercio de sombreros, chinchorros, hamacas, alpargatas y otras artesanías,   asegura que no están en contra del desarrollo de la ciudad y que lo único que exigen es que se les brinden soluciones para seguir trabajando y poder devengar el sustento para sus familias.

“No vamos a aceptar que nos saquen de acá a la fuerza. Además, no contamos con un documento que nos garantice que regresaremos al mercado cuando se finalicen las obras”, expresa la comerciante.

En medio de su relato, recuerda que las malas condiciones en que se encuentra el centenario edificio ha sido una de las causas de que las ventas de granos hayan mermado para darle paso al comercio de artesanías y ropas de segunda mano.

Silvio Maestre, otro comerciante, sostiene que les han ofrecido una ayuda mensual cercana a los 600 mil pesos, pero esos recursos no serían suficientes para cubrir el arriendo en otra zona del centro de la capital del Atlántico.

“No vamos a salir hasta que nos brinden una solución que nos sirva a todos. En este momento no tenemos ninguna garantía por parte de las autoridades”, explica el hombre, quien es el propietario de una remontadora que funciona en la zona desde hace 38 años.

Cleotilde Ávila, otra de las artesanas del Mercado de Granos, dice que han sufrido mucho por el mal estado de la edificación, pero “esto es lo único que tenemos. Este local tiene 54 años de tradición y sería muy triste que se llegue a perder”.

Las artesanías inundan esta plaza de mercado. Josefina Villarreal

No habrá desalojo

La Empresa de Desarrollo Urbano de Barranquilla (Edubar) expone que el proceso de concertación con los adjudicatarios en el Mercado de Granos se ha desarrollado de manera positiva.

“Hemos trabajado conjuntamente con los comerciantes. Siempre hemos estado dispuestos a brindarles la información necesaria sobre el proyecto”, explica la entidad.

Edubar agrega que no se ha contemplado la posibilidad de desalojar a los comerciantes, teniendo en cuenta que han trabajado para concientizarlos en que este mejoramiento “es para su beneficio propio y el beneficio general de nuestra ciudad”.

“En todo momento nos hemos preocupado por salvaguardar la actividad económica de los comerciantes. Por ejemplo, en el caso del Mercado de EPM construimos unos locales provisionales, mientras se adelanta la intervención”, indica la dependencia.

Edubar también señala que entre las obras a ejecutar se contempla la reparación de las cubiertas, pisos, pintura interior y fachadas, así como el mejoramiento de columnas, construcción de baños, trabajos de impermeabilización, mejoramiento de los drenajes del techo, cambio de redes hidráulicas, mobiliario nuevo de locales, plantas eléctricas, iluminación con tecnología LED y control de inundación.

La intervención del Mercado de Granos fue incluida en el proyecto rehabilitación y mejoramiento de los principales mercados públicos de Barranquilla, en el cual se realiza una inversión aproximada de $19.500 millones para la intervención de 2.875 locales comerciales, que suman un área de 28.200 metros cuadrados en total, según indica la iniciativa.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.