El Heraldo
Un grupo de padres de familias de la institución, custodian a diario la entrada del colegio Las Misericordias, para no permitir la entrada de la rectora civil, Rosa Suárez.
Barranquilla

La batalla por la rectoría del colegio Nuestra Señora Las Misericordias

Madre superiora anuncia que buscaran la restitución del bien inmueble para privatizar el colegio. Desde hace dos meses iniciaron las protestas por parte de los padres de familia, para no dejar ingresar nueva rectora.

Considerado por muchos como uno de los mejores del municipio de Soledad, por sus valores y disciplina, el Colegio Las Misericordias libra por la rectoría una ‘batalla’ social y comunitaria que podría extenderse a lo jurídico. Por estos hechos la institución suspendió sus clases desde el 8 de septiembre.

Sus creadoras, las hermanas de Nuestra Señora las Misericordias, dicen que viven “una noche oscura” de la que esperan “salir victoriosas”. La misión de la congregación es servir a la comunidad, impartiendo “sabiduría y valores”, exclusivamente a mujeres. Desde 1957 hasta hoy han ofrecido en Soledad los servicios académicos y de formación religiosa.

La hermana Eumelia Monsalve Ruiz dijo a EL HERALDO que llegó a la institución, calle 24A número 16A-33, en 1995 para ejercer como directora de primaria.

“Aquí existía la escuela Ángela Pianeta, que apenas tenía un grado de primero, uno de segundo, tercero y cuarto, no más”, recuerda. Las religiosas iniciaron labores escolares con la aprobación del Municipio y al año siguiente la institución pasó a llamarse Colegio Nuestra Señora de las Misericordias.

Monsalve dice que la institución tenía “mucha demanda” y con la ayuda de los padres de familia fueron construyendo, de a poco, más salones. “Para 1981 fue creado el primer curso de secundaria y año tras año se iba construyendo un salón más para seguir el proceso de la primera promoción de bachilleres”, afirmó.

En los inicios la primaria era de carácter oficial y la secundaria privada. “En 1995, me di a la tarea de oficializar todo el colegio, porque ya el Estado nos los demandaba”, anota la religiosa y reconoce que con el apoyo de los padres de familia realizaron varias actividades, como bingos y rifas. “Ellos han sido pieza fundamental para que los salones tengan aire acondicionado e internet, televisores plasma y la cancha tenga su techo. Sin los padres esto no sería posible”, insistió.

La madre superiora, Rosa Arroyave en rueda de prensa.

“Nos mintieron”
Desde el pasado 8 de julio, cuando se conoció que el colegio tenía una nueva rectora civil, la institución entró en una confrontación directa con la alcaldía municipal.

La licenciada Rosa Belén Suárez Camacho ganó el concurso convocado por la Comisión Nacional del Servicio Civil para proveer plazas de docentes y directivos docentes en todo el país. Pero desde que se conoció que eligió la plaza de las Misericordias para ejercer como nueva rectora, los padres de familia y las estudiantes no la han dejado posesionarse.

¿En qué se basan para no dejar entrar a la nueva rectora?
Luis Carlos Ortega, representante de la Asociación de Padres de Familia, considera que las hermanas “fueron engañadas” por el alcalde Franco Castellanos, porque “les prometió a las monjas no ofertar la plaza, pero mintió claramente”.

La religiosa Eumelia Monsalve coincide en que Castellanos les dijo mentira, sin dejarles un margen de reacción. “La hermana Anadiela Jiménez, quien era la rectora provisional en ese momento, y mi persona, fuimos desde Semana Santa a su oficina y le llevamos el Decreto 2355, que nos avala como religiosas para servir en un colegio oficial, y nos dijo: hermanas, yo estoy con ustedes, tranquilas”, recuerda Monsalve.

Un día antes del nombramiento de la nueva rectora regresaron y el Alcalde “nos reiteró su apoyo para que siguiéramos a cargo, pero al siguiente día aparece el nombre de Rosa Suárez Camacho”.

No hay marcha atrás
El secretario de Educación de Soledad, Alejandro Fernández, señala que este proceso está amparado por la Constitución. “No es un querer de nosotros, este es un mandato apoyado en la ley y somos respetuosos de las normas”, argumenta.

Además –agrega– la hermana Anadiela Jiménez “participó” del concurso “y no ganó”, “así que se les dio la oportunidad de quedarse en la rectoría y no lo consiguieron”.

Señala Fernández que la Constitución en sus artículos 125 y 130 establece que todos los cargos públicos, a excepción de los de elección popular, “son elegidos por meritocracia. No se puede hacer más nada sino lo que establece la ley”.

Considera que quienes protestan son un “grupo pequeño” de padres de familia y añadió que esto no “tiene marcha atrás” porque, dice, puede haber sanciones para la Administración local de parte de la Procuraduría General por incumplir la ley.

La rectora ganadora Rosa Suárez declaró a EL HERALDO que ganó “de manera correcta” y que sigue “a la espera de poder asumir el cargo”.  “Elegí las Misericordias porque me parece que puedo aportarle mucho a la institución en pro de mejorar académicamente”, afirmó.

Esta fue una de las protestas realizadas por los padres.

Enfrentamientos
La disputa lleva dos meses durante los cuales se han presentado varias protestas de la comunidad estudiantil y los padres de familia. Incluso en un bloqueo hubo enfrentamientos con la Policía y, además, un padre de familia se encadenó en la entrada de la institución educativa por más de 15 días.

La última consecuencia de la protesta es que, desde el 8 de septiembre, los padres decidieron realizar un paro con la aprobación de las estudiantes y las hermanas.

Milena Mendoza, presidenta del consejo estudiantil, en dialogo con este medio, aseguró que “no” les “importa perder clases”. Dijo que las alumnas apoyan la causa y no quieren que “las hermanas dejen la institución”.

“Cláusula incumplida”
Luis López Lara, abogado y representante legal del colegio, dice que cuando las hermanas en el Decreto 7207 de 2008 ceden el colegio al Municipio se estableció una cláusula que “fue violada por parte de la Alcaldía al ofertar la rectoría”.

“En el artículo ocho de las escrituras se establece que se realiza la cesión del inmueble con la condición de que en el mismo siempre funcione un colegio de carácter oficial bajo la dirección de las hijas de Nuestra Señora de las Misericordias”, relató el abogado.

De acuerdo con este, las escrituras deberían anular la entrada de una nueva rectora civil y respetar la administración de las hermanas.

Sin embargo, el constitucionalista Fernando Borda dice que “ningún” contrato público “está por encima de la ley constitucional”, por ende la cláusula no aplica para la situación de la rectoría. Opina que el condicional establecido en las escrituras es “invalido” porque se constituye en un acto que va “contra la ley”.

El abogado Alfonso Camerano considera que el cargo tiene que proveerse con un concurso, porque el colegio es oficial y debe respetarse esto, “y más aún si la rectora provisional participó en el concurso y no pudo ganarlo”.

Anuncian demanda
La madre superiora de la congregación de las hermanas de las Misericordias a nivel nacional, María Consuelo Arroyave Velásquez, quien fue rectora del colegio durante 14 años, señaló que la comunidad se siente “muy afectada” por esta situación.

Desde Medellín viajó a Soledad a apersonarse de la situación. En rueda de prensa reafirmó el tema del engaño de Castellanos y anunció que seguirán luchando para permanecer en la administración de la institución.

“Ante la negativa del Alcalde vamos a presentar una demanda en busca de la restitución del predio porque hubo incumplimiento del Municipio con la cláusula octava”, anunció.

Arroyave dice que si les toque privatizar el colegio otra vez, lo harán sin ningún problema. “Va a ser difícil, pero para allá se dirige este asunto”, enfatizó.

Al respecto, el abogado Borda opina que la demanda de las hermanas puede darse, pero aclaró que no se garantiza que el predio sea devuelto.

Dice que hoy la posesión del bien es municipal y que seguramente este ha aportado recursos a la institución. “Si realizan la demanda el conflicto será largo”, considera.

Hasta el momento no está claro cuándo las estudiantes volverán a sus jornadas académicas, pero, según la Asociación de Padres de Familia, las niñas lo harán si la Alcaldía designa a un coordinador del colegio.

“Si vienen con la intención de posesionar a la rectora civil, las clases seguirán en paro”, señaló Luis Ortega.

EL HERALDO llamó al alcalde Franco Castellanos para conocer su versión sobre los señalamientos que le hacen las religiosas, pero el funcionario dijo que volviéramos a llamarle porque estaba ocupado. Después no respondió.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.