Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Barranquilla

En video | ¿Cómo superar conflictos entre vecinos en la propiedad horizontal?

Expertos dicen que los problemas se presentan por el desconocimiento de las normas. Conozca las opciones para resolver las diferencias.

Con el trasegar del tiempo, el sueño de Edith Illera de tener una casa propia se ha convertido en una especie de pesadilla a causa de los constantes problemas de convivencia que presencia entre sus vecinos, en la urbanización Ciudad Caribe.

Cuatro años atrás, esta mujer fue una de las primeras residentes de este proyecto habitacional, conformado por 1.280 apartamentos. Aunque en los primeros meses hubo mucha tranquilidad, la llegada de nuevos inquilinos  trajo consigo un sinnúmero de problemas.

“La convivencia se ha dañado, porque falta mucha cultura y educación. A diario se presentan fiestas y ruido hasta altas horas de la noche, lo que ha generado más de un altercado”, aseguró Illera.

Aunque durante el periodo que ha vivido en este sector no ha tenido inconveniente alguno con sus vecinos, se encuentra alarmada por el creciente número de enfrentamientos y la “nula intención” de las autoridades para controlar la situación.

Rubiela Rodríguez es otra de las residentes de esta urbanización. Para ella, los últimos meses se han convertido en los más “intranquilos” debido al incremento de los conflictos entre sus vecinos y que –de una manera u otra– la terminan afectando.

“No es un misterio que dónde hay mucha gente, siempre se presentan problemas. Este es un lugar donde viven muchas personas trabajadoras y decentes, pero también hay personas un poco conflictivas, que no están acostumbradas a cumplir las normas”, indicó.

Esta situación se ha convertido en el principal “dolor de cabeza” para Alexandra Cruz, otra de las copropietarias del conjunto y que durante los últimos seis meses ha tenido que actuar como administradora debido a la renuncia de la persona que se encontraba encargada de esta labor.

“Durante la cuarentena se han tratado implementar los protocolos de bioseguridad y mitigar el contagio de la Covid-19, esto ha sido motivo de muchos enfrentamientos con los copropietarios porque muchos no han tomado conciencia sobre el tema”,  expresó.

En el norte

Una situación similar vivieron los vecinos de una de las torres que integran un conjunto habitacional en Villa Carolina. Durante la época más crítica de la pandemia, uno de los arrendatarios perturbaba la tranquilidad de los vecinos con fiestas hasta altas horas de la noche y con la asistencia de personas que no habitaban en el conjunto residencial. Esta situación llevó a enfrentamientos verbales con los vecinos.

“Todos los fines de semana traía personas diferentes y hacía fiestas con música a todo volumen, siempre terminaban en discusiones entre los asistentes. Nosotros los vecinos de la torre tratábamos de decirle que le bajara a la música y a la bulla, pero esa persona era agresiva y seguía sin importarle nada”, comentó uno de los vecinos que prefirió no dar su nombre.

Ante la situación y las constantes quejas por la “falta de tranquilidad”, los vecinos solicitaron la presencia de la policía, mientras la administración del conjunto residencial pidió al dueño del apartamento cancelarle el contrato de arriendo para acabar con el “problema” entre los residentes.

Desconocimiento

El concepto de barrio se ha transformado en Barranquilla y las grandes ciudades del país. Las cuadras que años atrás agrupaban varias casas, se han convertido en sectores en el que se levantan edificios que en cada uno se agrupan  más de 50 espacios habitacionales.

Sin duda, este nuevo panorama ha traído consigo nuevas normas que en muchos casos son desconocidas. Este se constituye en un “asunto de resolver” en la propiedad horizontal, para así mejorar la forma de relacionamiento entre sus habitantes.

Para el economista Horacio Torres Berdugo, son tres las premisas básicas que deben conocer todos los actores en la propiedad horizontal para mejorar la convivencia.

Debemos entender que mi piso es el techo de mi vecino, quien a su vez es mi familiar más cercano. En propiedad horizontal, mi apartamento es mío y lo común es de todos; tan solo el 30% es propiedad privada, mientras que el 70% de la edificación es común”, expuso Torres, quien se desempeña como presidente del Gremio Nacional de Administradores de Propiedad Horizontal (GNAPH).

A su turno, Silvia Padilla Zárate, presidenta de la Lonja de Propiedad Horizontal del Atlántico, expuso que la Ley de Propiedad Horizontal presenta “ciertos vacíos” que corresponden a situaciones que han tenido su génesis durante la última década.

Mucha gente compra en la propiedad horizontal, pero no conoce las reglas y eso se traduce en problemas de convivencia. En algunos reglamentos existen figuras que no utilizan y recurren a instancias erradas”, agregó.

Por su parte, Omar Ortiz Lozano, presidente de la Agremiación Colombiana de Empresarios de la Propiedad Horizontal (ACEPH), indicó que es necesario empezar a hacer pedagogía para que la ciudadanía en general entienda el concepto de propiedad horizontal y las reglas que la regulan.

“Deben crearse políticas públicas para que se construya una cultura cívica y poder conocer cuáles son las acciones permitidas en este régimen. Se necesita una intervención urgente del Estado”, aseveró Ortiz.

También expuso que no existen leyes que prohíban la realización de fiestas o reuniones sociales en el interior de los edificios o conjuntos: “Lo que se debe hacer es llegar a un punto de equilibrio, respetando los derechos de los demás residentes”.

Una transición

 El sociólogo Jair Vega indicó que los conflictos entre vecinos se convierten en una constante en las ciudades colombianas y han estado influenciados por las dinámicas de migración que se han presentado durante los últimos años.

En 1970, siete de cada diez personas vivía en el campo y para el año 2000, siete personas vivían en la ciudad y solo tres en el campo. En 30 años, un bloque gigante de personas tuvo esa transición y en muchos casos no se han terminado de adaptar a las dinámicas que conlleva el ámbito urbano”, indicó el docente de la Universidad del Norte.

Vega sostuvo que esos problemas se acentúan a medida que se hace el tránsito a la propiedad horizontal: “Esto impacta en la construcción de la cultura ciudadana, que no es más que aprender a vivir en comunidad”.

Por último, el sociólogo explicó que el Estado debe entender esta necesidad de la comunidad y adelantar inversiones para la formación de la cultura ciudadana.

Facultades y funciones del administrador
Hansel Vásquez

Ejecución, conservación, representación y recaudo son las cuatro facultades que el artículo 50 de la ley 675 de 2001 entrega a los administradores en la propiedad horizontal, los cuales son designados por la asamblea general de propietarios en todos los edificios o conjuntos para el periodo que se prevea en el reglamento de copropiedad.

Horacio Torres Berdugo, presidente del Gremio Nacional de Administradores de Propiedad Horizontal (GNAPH), explicó que de estas cuatro facultades se desprenden unas funciones que están descritas en el artículo 51 de la mencionada ley.

“Entre las funciones no está la de convivencia, aunque en la vida diaria sí se encuentra con casos de propietarios que solicitan que cumpla esta función aunque hay un debido proceso para tal fin”, expuso Torres.

Asimismo, el artículo 52 de dicha ley contempla la figura de administración provisional, en el caso de que el órgano competente no elija al administrador y permite que el propietario inicial actúe como tal, incluso, a través de un tercero.

Empero, la administración provisional cesará en el caso de que se haya construido y enajenado un número de bienes privados que representen el 51% de los coeficientes de copropiedad.

En el caso de que se cumpla dicha condición, el propietario inicial informará a los propietarios del edificio o conjunto para que procedan a una reunión de la asamblea y nombrar al administrador dentro de los 20 días hábiles.   En el caso de que no se haga, el propietario inicial nombrará al administrador definitivo.

Para Santander Barraza Olaya, presidente del Colegio de Administradores de Propiedad Horizontal de Barranquilla (CAPHB), es necesaria la creación de una política pública para que desde las autoridades locales se potencialice el proceso de formación de los administradores y miembros de los consejos de administración.

Las causas más comunes de conflicto y los espacios para su resolución

Según expertos en propiedad horizontal, la mala tenencia de mascotas, ruidos constantes, fiestas interminables y vehículos mal estacionados son considerados como las causas más comunes de conflictos entre vecinos.

Empero, no son las únicas. Y así lo ratificó José Andrés Bermúdez, presidente de La Federación Colombiana de la Propiedad Horizontal y la Propiedad Raíz (Servilonjas), quien explicó que este fenómeno se ha extendido a causa de la creciente la intolerancia y abusos entre copropietarios.

“Las obras que se realizan fuera de los horarios y generar comercio en bienes privados de tipo residencial también generan afectaciones para otros residentes, lo que conlleva a enfrentamientos y conflictos”, expuso el líder gremial.

Bermúdez también indicó que en muchas oportunidades “las decisiones que se toman en la Asamblea o por el Consejo de Administración afectan los derechos fundamentales e interfieren o deciden sobre temas que no son de sus competencias, por lo que se presentan otros choques”.

Por esa razón, el artículo 58 de la Ley 657 de 2001 contempla la implementación del Comité de Convivencia, como la primera instancia para la solución de estos problemas.

En esta instancia, que no es de obligatoria conformación, se busca dirimir las controversias y fortalecer las relaciones entre vecinos a través de soluciones que permitan un acuerdo que beneficie a las partes involucradas.

Para Silvia Padilla, presidenta de la Lonja de Propiedad Horizontal del Atlántico, los comités de convivencia se constituyen en una figura “desconocida” y que son utilizadas en pocos edificios o conjuntos del departamento.

“En la mayoría de los casos, las personas que son elegidas para el Comité de Convivencia no están preparados para esa labor o simplemente no la ejercen. Es una figura con la que no hemos tenido buenas experiencias”, expuso Padilla.

Según lo expuesto por la normatividad, el Comité de Convivencia es integrado por un número impar de tres o más personas de libre nombramiento y remoción por la Asamblea General para un periodo de un año.

La mencionada ley es enfática al exponer que el Comité de Convivencia, en ningún caso podrá imponer sanciones a los copropietarios.

Asimismo, la ley expone que las partes podrán acudir para la solución de conflictos a los mecanismos alternos, de acuerdo con lo establecido en las normas legales que regulan la materia.

Los casos más recientes de conflictos en edificios y conjuntos de B/quilla

Durante la cuarentena, decenas de denuncias se conocieron a través de las redes sociales a causa de conflictos entre vecinos en edificios y conjuntos de Barranquilla, derivados del no acatamiento de las normas.

El caso más reciente se presentó el pasado viernes 4 de septiembre en el edificio La Ría, ubicado en el barrio Villa Santos, donde la pediatra Dalila Peñaranda Fairuth y la empleada doméstica Carmen Pérez, fueron agredidas luego de solicitar a unos vecinos que bajaran el volumen de la música.

A finales de junio, en un edificio del norte de la ciudad se reportó una riña entre el senador Eduardo Pulgar y el exsecretario de Salud de Soledad Luis Fábregas.

De acuerdo con la versión contada por testigos del hecho, los dos dirigentes –que sostenían una relación de amistad y un vínculo político– comenzaron a discutir por algunos hechos relacionados con el manejo de la crisis por la Covid-19 en Soledad y de un momento a otro se fueron a los golpes.

Otro caso se presentó en el mes de marzo, cuando en la azotea un edificio ubicado en la carrera 57 con calle 81 se desarrolló una “extensa rumbaque generó una serie de sanciones.

El hecho quedó registrado en dos videos, uno tomado por los directamente implicados, donde se observa a una mujer mayor junto a un joven que sostiene un megáfono a través del cual increpa a sus vecinos, que, a esa hora, apenas despertaban.

Congreso
Proponen reforma a la ley

Un grupo de congresistas presentó un proyecto de ley para reformar el régimen de propiedad horizontal.

José Daniel López, representante a la Cámara por Bogotá, expuso que a través de esta iniciativa se busca actualizar las normas que rigen la vida en la propiedad horizontal, teniendo en cuenta el crecimiento que este tipo de viviendas ha tenido en las principales ciudades del país.

“Además, está motivada en la proliferación de conflictos de convivencia en estos espacios”,  explicó López a EL HERALDO.

El proyecto de ley, que tendrá su primer debate en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, contempla –entre otros aspectos– la creación del registro único nacional de administradores de propiedad horizontal, así como la construcción de un régimen de inspección, vigilancia y control para los administradores que cometan fallas.

Además, se adoptan medidas para mejorar las relaciones comunitarias en el interior de la propiedad horizontal.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Noticias relacionadas

Más noticias de:

  • congreso
  • convivencia
  • convivencia ciudadana
  • Edificios en Barranquilla
  • resolución de conflictos
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web