El Heraldo
Algunas rutas de servicio público que bajan por la carrera 44 de Barranquilla. Hansel Vásquez
Barranquilla

Atracos en transporte público se reducen en un 33%: Analtra

De acuerdo con los registros de la entidad, un promedio de 70 atracos han sido cometidos mensualmente en 2018. El botón de pánico ha dado resultados, afirma.

Un bus de la empresa Lolaya que cubría la ruta Calle 72–Zoológico y se dirigía hacia Soledad fue asaltado ayer a las 6:30 de la mañana en la esquina de la calle 70 con carrera 27, barrio San Felipe, cuando su conductor transportaba a 12 pasajeros.

De acuerdo al reporte del jefe de la ruta, los dos atracadores venían siguiendo al bus montados en dos motocicletas conducidas por el mismo número de cómplices hasta que aprovecharon la detención del automóvil para montarse y despojar a la docena de personas de sus pertenencias y quitarle al chofer el producido de medio viaje, que oscila por los $120.000.

Este hecho se suma al promedio mensual de 70 atracos al sistema del transporte público en 2018, y que se reduce respecto al promedio del año pasado, en el que por cada mes se registraban alrededor de 130 asaltos, según cifras de la Asociación Regional de Transporte Urbano por Buses y Busetas del Atlántico (Analtra).

“Se ha reducido el número de atracos en un 33% a los buses en Barranquilla y en el departamento del Atlántico, donde es más fácil controlar cuando los conductores no recogen pasajeros sobre la vía, especialmente entre el puente de la Cordialidad y Galapa, donde hay todo tipo de delincuencia”, manifestó Edgardo Altamar, director de Analtra.

Medidas contra atracos. Debido al aumento de la inseguridad en los buses urbanos e intermunicipales, la Gobernación del Atlántico y Analtra implementaron desde noviembre el botón de pánico, un sistema ubicado estratégicamente cerca del asiento del conductor, quien lo activa en caso de que vea una actitud sospechosa o de emergencia. La alarma es recibida por Centro Automático de Despacho, CAI y Policía del cuadrante. Desde entonces, el balance del dispositivo ha sido positivo, según apuntó Altamar.

“Los resultados son totalmente positivos, los conductores hacen el llamado a la Policía, una patrulla hace la requisa, ha encontrado gente con arma blanca y así se previene el robo”, explicó.

Otras herramientas como las cámaras de seguridad también se han utilizado para contrarrestar las intimidaciones en los buses. Sin embargo, no son tan efectivas como los botones de seguridad, pues estas “solo aportan para el material probatorio en la judicialización del individuo; es decir, después de consumado el hecho”, agregó.

Finalmente, el director ejecutivo de Analtra recordó el proyecto de integración del transporte público con el transporte masivo, que ya estudia el Área Metropolitana de Barranquilla y que se plantea iniciar en el transcurso del presente año. 

Un sujeto capturado

El comandante de la Policía de Tránsito de Barranquilla, el mayor Gustavo Chaparro, confirmó que se capturó a una persona con una pistola en la carrera 46 con calle 70, tras el atraco al bus de la empresa Lolaya. Desde que entró en vigencia el mecanismo de botón de pánico hasta ahora, la Policía Metropolitana de Barranquilla ha atendido 161 alarmas de este tipo. En 58 ocasiones fue descartado el riesgo de asalto, 98 veces resultó ser pánico falso, un par de situaciones que quedaron sin atender y solo tres veces fue verídico el peligro.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.