El Heraldo
Personal de la salud transporta un paciente para su tratamiento. Archivo
Barranquilla

Apareció cadáver extraviado en una clínica de Barranquilla

Martha De León, hija de la fallecida, afirmó que se concientizarán de que el cuerpo recibido es el de su madre y no de otra persona.

Con resignación, los familiares de la fallecida Sonia de De León tuvieron que aceptar un cuerpo que les dio la funeraria, ya que la Secretaría de Salud de Barranquilla dijo que no podían abrir la bóveda por prevención.

La verdad, te digo que el cadáver no apareció, sino que ellos (personal de la funeraria) no quisieron abrir la bóveda”, dijo Martha De León, hija de la fallecida.

Aseguró que este miércoles  estuvieron en la funeraria Jardines de Paz, donde le dijeron que el cadáver que tenían pertenecía al de su madre y que se “tenía que conformar con eso”.

Para ya dejar las cosas así, en mi mente nosotros nos concientizamos de que es el cadáver de mi mamá y listo. Dejamos las cosas así”, señaló Martha De León con un tono de zozobra.

La mujer aseguró que la Clínica Murillo, ubicada en la calle 45 con carrera 20, había entregado el cuerpo por error a otra familia, que ya había hecho la cristiana sepultura del  que creían era su familiar.

Además dijo que no iban a tomar ninguna medida legal contra el centro médico y la funeraria.

“Ya yo soy consciente de que para mí -en mi corazón- esa es mi mamá y ya”, finalizó.

El caso

EL HERALDO conoció este lunes que una familia se encontraba desesperada buscando el cuerpo de un ser querido que había muerto un día antes.

Se trataba del cadáver de Sonia de De León Ahumada, una mujer adulta mayor que falleció el domingo a las 12:45 de la tarde y solo hasta este miércoles en la tarde les entregaron a sus familiares los restos que serían de la difunta.

La mujer había llegado a la Clínica Murillo hace cinco días por una neumonía y debido a la patología que presentaba los médicos le tomaron la muestra para descartar que se tratara de un caso de COVID-19, tal como le exige el Ministerio de Salud y Protección Social.

Inicialmente, a Martha De León le iban a entregar el cuerpo de un hombre que vestía una bermuda roja.

Al conocer esta información se dirigieron al centro médico para obtener una explicación al respecto y lo único que supieron es que  ese mismo día había salido el cuerpo de otra persona fallecida, el cual ya había sido enterrado.

Por lo que uno de sus familiares, en compañía del personal de la funeraria, se dirigió hasta el cementerio para confirmar si era cierto lo que les estaban diciendo.

Luego de gestionar con la funeraria y conseguir la autorización de la dueña del lote para exhumar el cuerpo y comprobar si se trataba del cadáver, la petición les fue negada por parte de la Secretaría de Salud.

Sonia de De León murió antes de obtener el resultado de la prueba de COVID-19.

Sobre este caso, el secretario de Salud del Distrito, Humberto Mendoza, se pronunció e hizo un llamado a las funerarias y entidades prestadoras de salud a que hagan una buena práctica en el manejo de la disposición final de los cadáveres.

Aseguró –que de ser necesario– se haría una investigación para determinar lo ocurrido en casos como este.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.