Atlántico

Sur del Atlántico comienza a tomar medidas por creciente del río

Autoridades departamentales y municipales recorrieron este domingo varios puntos críticos por inundación. Campesinos manifiestan su preocupación por futuras emergencias.

La segunda temporada invernal del año ha generado preocupación entre  los habitantes del sur del Atlántico debido a que ya comenzaron a inundarse varias zonas por el aumento del nivel de río Magdalena. Algunos campesinos comenzaron a perder cultivos y otros tuvieron que trasladar sus animales a puntos secos.

Uno de los primeros lugares que comenzó a quedar bajo el agua fue Bohórquez, corregimiento de Campo de la Cruz. Marlon Cabarcas, quien se dedica a la agricultura, contó que la inundación los tiene “con las manos en la cabeza y sin saber qué hacer” porque perdieron las siembras que tenían para su sustento.

“Nosotros nos dedicamos al cultivo, principalmente del maíz, son pocos los que se dedican a la ganadería, y los que tienen su ganado también están sufriendo porque han tenido que trasladarlo a las partes más altas para salvarlo”, dijo.

Así como él son varios los residentes de ese corregimiento que manifestaron su preocupación y pidieron a las autoridades tomar medidas urgentes para evitar una tragedia mayor.

Así fue el recorrido por varios puntos críticos del Sur del Atlántico

Varias zonas del Sur del Atlántico ya comenzaron a inundarse por el aumento del nivel de río Magdalena.

“Nosotros necesitamos que nos ayuden rápido ahora que no está tan grave porque si esperan para después va a ser peor y va a ser más gente la que va a necesitar ayuda. Ahora los niños aprovechan y se bañan,  hasta los perros se meten, pero si la cosa se pone grave nos va a tocar irnos donde esté seco, como hicimos hace varios años”, dijo Esperanza Acosta, quien vivió la inundación del 2010 y quien se encontraba acompañando a sus nietos.

En Santa Lucía también notan la creciente del río Magdalena. Fermín Durán, quien se dedica a la pesca artesanal con trasmallo, aseguró que en los últimos días el nivel del Magdalena ha subido rápido.

“Ahorita se nos mete el agua, así como va, iremos a pasar como la vez cuando se reventó el boquete. El río tiene más de un mes de estarse metiendo y la Alcaldía ha venido haciendo trabajos, pero no es suficiente”.

Entre las personas que han estado pendiente del crecimiento del río en esta nueva temporada invernal se encuentra Eliecer Viloria, quien señala que “el río se está viendo peligroso”.

El hombre, que se dedicaba a la construcción, explicó que todos los días se dedica a medir cuántos centímetros de visión se pierden del colchacreto, que fue construido después de la ruptura del boquete.

“Cuando el río está bajo, se ve la obra completa, pero como ahora está crecido no se ve nada, nada más se ve como un metro, lo demás está bajo el agua”, dijo Viloria quien aseguró que del sábado al domingo, el nivel subió cerca de 20 centímetros.

Aseguró que muchas son las familias que sienten temor de que el agua llegue hasta sus casas en las horas de la noche y no puedan hacer nada, por lo que desde hace unos días se encuentran levantando sus enceres en estructuras improvisadas.

Plan de mitigación

Este domingo la Gobernación del Atlántico, a través de la Secretaría del Interior y la Secretaría de Prevención y Atención de Desastres, en compañía de la CRA y los alcaldes de Santa Lucía, Manatí y Repelón, estuvieron haciendo un recorrido en los puntos críticos para tomar medidas.

La gobernadora Elsa Noguera, aseguró que apenas supieron de las inundaciones en las Villa Rosa y Las Compuertas en Repelón y Manatí comenzaron a plantear un plan de acción con los diferentes actores para contener la filtración en esos municipios.

El secretario del Interior, Yesid Turbay, afirmó que el Ideam “ha sido muy claro y la lluvia que va a caer de aquí a noviembre es importante”. Además, recalcó que también dependen de lo que llueva en el interior del país.

Turbay aseguró que desde el sábado comenzaron a enviar a los puntos críticos sacos y material para que fueran rellenados y ubicados en forma de muralla para mitigar el impacto; sin embargo, los campesinos dicen que esa no es la solución porque el agua se sigue filtrando.

Por su parte, Candelaria Hernández, subsecretaria de Prevención y Atención de Desastres del Atlántico, agregó que dentro de las estrategias que se van a implementar se encuentra la realización de monitoreo y patrullaje permanente en la zona, “para poder detectar si ocurre algún tipo de filtración y prevenir cualquier situación de inundación en este sector”.

Según datos de las autoridades, ayer la cota del río estaba en 7.30 metros y el año pasado -en la misma fecha- estaba en 6.30, lo que significa que el Magdalena tiene un metro por encima del 2020.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) aseguró que viene avanzando una nueva onda tropical por el oriente del país y se esperan lluvias los próximos días, especialmente en las horas de la tarde.

Aseguró que la mayor afectación se presentará en el centro y sur del Atlántico y que se mantiene en alerta naranja el Canal del Dique en el margen derecho, a la altura de los municipios bolivarenses de Mahates, Arroyo Hondo y María La Baja.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.