Turismo

La esperanza de San José del Guaviare

El turismo en esta zona se maneja de forma comunitaria y entre sus atractivos está conocer a la etnia indígena Tuano oriental.

Hace mucho tiempo que los habitantes del Guaviare dejaron la incertidumbre y el desasosiego al andar tranquilos por su territorio, que una vez estuvo marcado por la violencia.

Ahora, su mejor aliada es la esperanza. Los excombatientes viven como cualquier civil, los indígenas promueven su cultura y la naturaleza envuelve la vida de los guaviarenses.

Su selva, ríos, cascadas, lagunas, pozos naturales y estructuras rocosas hacen de San José del Guaviare el destino perfecto. Caminar por sus calles y encontrarse a niños y jóvenes  Nukak, una de las pocas etnias indígenas nómadas que queda en el país, es un verdadero regalo.

Laguna Damas del Nare
Foto @biodiversotravel

El recorrido para llegar a la laguna Damas del Nare, hábitat natural de las toninas o delfines de agua dulce,  es de 4 kilómetros en canoa y 2 horas en carro. El viaje fluvial es perfecto para encontrarse con el silencio que luego es armonizado por el canto de más de 180 tipos de aves y 10 especies de primates que viven en la zona de forma silvestre.

Sus aguas son tan oscuras que hace imposible mirar donde están los delfines, situación que estos de forma natural aprovechan para sorprender a quien se anime a visitarlos. Para ingresar al agua se debe seguir un protocolo de limpieza con el fin de retirar los químicos que puedan alterar el ecosistema donde viven alrededor de 8 a 10 toninas.

Según Francisco Amaya, dueño de Econare, el lugar donde están los delfines, estos tienen su propio control poblacional y se alimentan con las cinco especies de bocachicos que se encuentran en la laguna. Por esta razón no se permite que los turistas les brinden comida.

Caño Sabana
Foto @biodiversotravel

Uno de los atractivos turísticos más reconocidos de San José del Guaviare es Caño Sabana, ubicado en la finca Tranquilandia, a 8 kilómetros del municipio. Este cuerpo hídrico es conocido por lo cristalina que son sus aguas, lo que permite apreciar el color rosado que ofrece la planta endémica Macarenia clavijera.

Durante las temporadas de lluvia, entre las rocas nace esta planta que, de todas sus particularidades, cuenta con un ciclo de vida corto, el sol debe darle directamente para que pueda crecer y la delicadeza de su estructura no permite que quien la visite pueda bañarse en sus aguas, ya que estas podrían dañarse al ser pisadas.

El único lugar en Latinoamérica donde crece la Macarenia clavijera es en San José del Guavire, dentro de la Amazonía colombiana, por tal razón su preservación es sumamente importante.

Milton Niño, guía y sobreviviente de la masacre de Mapiripán

En 1997 Milton Niño no la pasó nada bien. Vivió el horror de la guerra en carne propia. Vio morir a grandes amigos en sus brazos y ese tiempo lo marcó tanto que espera no volver a vivirlo jamás. Pero a pesar de esos días oscuros, Niño salió adelante dejando atrás Mapiripán, Meta, luego de la masacre que hubo en este municipio por parte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Para salir del departamento transitó en una embarcación durante 15 días hasta llegar a Puerto Príncipe, donde su mamá se ‘sacrificó’ para que él no fuese tomado por los grupos paramilitares que se encontraban instalados en esa zona. 

“Ella se cuadró con un man de esos para poder sacarme de ahí. El tipo nos dio las instrucciones y salí en uno de esos buses antiguos que les suena hasta la carrocería. Estoy seguro de que si mi mamá me hubiese dejado allí quizás fuese paramilitar o no estaría contando la historia”, manifiesta.

Afortunadamente, su fortaleza y ganas de seguir adelante le permitieron llegar hasta San José del Guaviare, que le abrió sus puertas para que él pudiera desarrollarse y hoy comparta sus conocimientos y su experiencia con las personas que visitan este municipio.

Hace 11 años Milton le presenta a los turistas las bellezas naturales que posee el Guaviare. “En todos estos años lo que más me ha gustado de vivir aquí es conocer el arte rupestre y los delfines de agua dulce, porque no están adiestrados, pero tampoco representan un riesgo para las personas”. Milton es uno de los guías que trabaja por el fortalecimiento turístico del departamento. Ha visitado 98 sitios y sus ganas de continuar explorando el territorio van en aumento. Su misión es enseñar la importancia de sus atractivos naturales.

César García, excombatiente y miembro de Manatú

Durante muchos años la selva fue la casa de César García, un excombatiente que desde el 2012, al iniciar el proceso de paz, decidió dejar las armas y apostarle a otras alternativas que le permitieran vivir como cualquier ciudadano.

Con él son alrededor de 15 desmovilizados que encontraron en el turismo un vehículo para rehacer su vida con el compromiso y responsabilidad social que desde su individualidad asumieron. “Durante 50 años fuimos conservacionistas del ecosistema natural, pero ahora toca hacerlo también por las vías de conciencia de la sociedad”.

Por esta razón, decidieron crear Maravillas de la Naturaleza (Manatú), un proyecto dedicado al turismo en el que pretenden exaltar, desde su experiencia, la riqueza natural que se encuentra en San José del Guaviare, desde un producto de calidad sin necesidad de que sea masivo.

“Nosotros tenemos todo el compromiso como personas frente a la paz de Colombia, y el turismo fue el camino que escogimos. Por eso nos articulamos con las empresas que ya están funcionando”, explica.

Actualmente, Manatú está ofreciendo servicios como alojamiento, reseña de campamento y cuentan con una licencia para hospedaje rural. Además, tuvo la oportunidad de representar al departamento del Guaviare en la edición 40 de la Vitrina Turística de Anato.

“La verdad me siento orgulloso de lo que hacemos porque trabajamos por la reconciliación colectiva y no perder la línea que tenemos de conservar el ambiente natural. Somos una familia con diferentes apellidos y tipos de sangre, pero unidos en un solo proceso que es el turismo”, concluye.

Arte rupestre en la Vereda Nuevo Tolima
Foto @biodiversotravel

Sobre la Serranía de La Lindosa yace una formación rocosa de 48 mil hectáreas formada por arena que, según los estudios, data del periodo precámbrico, casi desde los inicios de la formación de la Tierra. Este espacio resguarda uno de los más de 48 murales existentes en el departamento.

El mural de arte rupestre ubicado en la vereda Nuevo Tolima es el más cercano al casco urbano y es de fácil acceso.  Las pinturas con las que se elaboraron los dibujos están  hechas a base de óxidos de hierro, sustancias minerales que se encuentran en la tierra.

La duración de estas pinturas se debe a que la roca es de formación sedimentaria y permitía la penetrabilidad de esa pasta viscosa. La antigüedad de la pintura no se puede calcular, sin embargo, se realizan excavaciones alrededor de estos murales para encontrar vestigios de asentamientos humanos.

Dentro del mural puede haber pinturas de 300 años como también hay algunas de más de 12 mil años de antigüedad. Ese dato lo dan pequeños fragmentos de carbón, huesos, escamas de pescados, los cuales tienen ADN y se puede hacer un tratamiento para determinar el tiempo.

Puerta de Orión
Foto @biodiversotravel

Para llegar hasta la Puerta de Orión hay que atravesar la selva. Aunque hay senderos autorizados para el tránsito, en el camino puedes encontrarte con animales como el armadillo, la lapa, la danta, el venado, culebras, arañas, aves y hasta jaguares. Este es el atractivo turístico más representativo del Guaviare. Es una sola roca con forma de puerta que recibe este nombre gracias a su historia. Se dice que la primera se debe a que la forma que tiene da la ilusión de una puerta a otra dimensión; y la  segunda es que existe la posibilidad de que en diciembre se puede ver la constelación de Orión desde este lugar.

Esta es una roca característica dentro del cinturón de la Guayana y está compuesta por una roca sedimentaria que se va degradando por el agua y por el viento. Las recomendaciones al llegar a este lugar es no subirse a la roca, ya que si esta se expone al uso público se deteriora con mayor facilidad.

*INVITADA POR FONTUR* 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.