Sucre | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Sucre

Párroco propone que Chalán tenga el Día Municipal de las Víctimas

Hace 18 años la entonces guerrilla de las Farc asesinó al párroco cuando caminaba hacia la Casa Cural. El hecho ocurrió antes de 7:00 de la mañana.

La celebración religiosa con la que en la mañana de este sábado 17 de octubre la Iglesia Católica en Sucre conmemoró los 18 años del crimen del entonces párroco del municipio de Chalán, José Luis Cárdenas Fernández, estuvo llena de muchos sentimientos.

El clero no solo recordó este hecho, sino también el abandono del Estado a esta población de los Montes de María, incluida la familia del sacerdote inmolado que hoy, coincidencialmente, tuvo un golpe más en sus vidas por la partida de Omar, otro de sus integrantes.

Néstor De la Rosa, el hoy párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción de Chalán, le propuso a las autoridades civiles de esta población, entre ellos a la alcaldesa y concejales presentes en la misa, que estudien la posibilidad de que el 17 de octubre, día del crimen del sacerdote José Luis, sea declarado como el Día de las Víctimas del Conflicto Armado en Chalán.

“No es una fecha para que lleve el nombre del padre José Luis ni para que solo se recuerde a él sino a todas las víctimas que dejó el conflicto armado en esta región de los Montes de María. Aunque hay un día nacional Chalán puede tener el suyo, estudien esa posibilidad”, dijo el párroco al finalizar la eucaristía que presidió el obispo de la Diócesis de Sincelejo, José Clavijo Méndez.

Agregó el presbítero De la Rosa que se requieren nuevos aires para garantizar una vida lejos del recuerdo y la memoria marcada por la violencia, por las frustraciones propias de quienes vivieron por tantos años abusos, desplazamientos, momentos de tristeza, soledad, angustia, hambre, desesperación y sentimiento de impotencia al ver cómo su vida se iba desvaneciendo a lo largo del actuar bélico y militar. 

“Hoy esas personas no reclaman dinero porque los nuevos aires de paz no se arreglan solo con dinero, se necesita, simplemente, inversión humana, hombres y mujeres capaces de tener una experiencia completamente dada al sentimiento de la humanización y capaces de orientar en valores y apoyo a quienes aún hoy se sienten inferiores por su pasado”.

Agregó que exaltar al padre José Luis como esperanza para los chalaneros es justamente lo que se busca hoy, sin olvidar que el mejor sentido de aprender a morir es cuando se equilibra con su desaparición en la sociedad. Hoy parece que esa fecha ha seguido siendo la misma. “Celebramos un acontecimiento que nos debe llevar a un cambio, pero que solo se ha convertido en una costumbre en donde desde entonces se estigmatizó a este pueblo como violento, pero en donde nadie ha puesto un granito de arena y un interés humano para llevar la esperanza que, estoy seguro, el padre “Jose” quería desde su pueblo en ese entonces. 

Hoy las cargas emocionales siguen, algunas iguales; otras, poco mermadas por el tiempo, pero, aun así, siguen vigentes para quienes día a día sufrimos ante el olvido y la indolencia de quienes nos gobiernan, de los victimarios y, aun peor, de quienes lograron salir y no han querido volver a esta población.

“El Estado debe ser consciente de que tiene deudas todavía con esta región, y dejo claro que no son deudas económicas porque el dinero sin humanidad se vuelve un completo fracaso”.

Llamado a los dirigentes

El párroco le dijo además a los gobernantes que han dejado pasar el tiempo y junto con él han incrementado su mora en esta región. “Aquí se necesita más inversión social, aquí solo se necesita explorar los recursos, aquí se necesita calmar tantas secuelas de aquella guerra que aún tiene penitentes a viudas, huérfanos, padres y madres desconsolados y que bregan por un poco de calidad de vida humana. Y un ejemplo vivo de este pueblo, que, incluso es la misma familia del padre José Luis, que ha sido dejada a su suerte. Señores gobernantes y miembros del Estado, si quieren paz, hay que sembrarla; no olviden que el mejor campesino es aquel que aún en invierno o verano, no descuida su cultivo, y justo eso aplica para ustedes, no descuiden a su población nunca, pues ellos siguen siendo ciudadanos antes, durante y después de los periodos electorales”.

Instó a la Fuerza Pública que hace presencia en la zona, es decir, Policía e Infantería de Marina, a actuar como agentes de apoyo y ayuden con su maquinaria, batallones de ingeniería y hombres a mejorar las vías de acceso, “no poseemos un sistema adecuado de acueducto, parecemos un pueblo olvidado, de esos al mejor estilo del Macondo de García Márquez. Por favor, únanse a esta causa, hagan parte del cambio, respalden nuestros procesos, respalden a nuestros administradores públicos que, estoy seguro, Dios se los va a recompensar y todo este pueblo los exaltará por su labor. Desde este pueblo de los Montes de María, los invito, mis hermanos, a que nos ayuden”, anotó el párroco no sin antes recordarles que Chalán sigue inmerso en lo mismo: proyectos que no se han terminado, promesas que hace falta por cumplir, diligencias a medias, calles todavía en mal estado y servicios públicos a los que todavía les hace falta más calidad. ¿Qué esperamos para generar cambio?.

Demandó a que la muerte del padre José Luis no se siga volviendo un acontecimiento más que se recuerda sino el impulso de algo que nos viene para mejorar y alcanzar los sueños de quienes se frustraron por la decisión de unos pocos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

La Región Caribe ha sido resiliente tras la pandemia, ya se está reactivando el turismo y cambiando las formas de realizar sus fiestas y festivales.

Conoce más aquí

Más noticias de:

  • Chalán
  • Farc
  • Iglesia católica
  • Montes de María
  • Sucre
  • Víctimas
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web