Sociedad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Sociedad

La ruta que mezcló sabores, saberes y virtualidad

Sazón Atlántico cierra este domingo el Festival de la Butifarra de Soledad. Trabajadores de la cocina tradicional movilizaron cerca de $230 millones.

Durante la cosecha, el suelo de Palmar de Varela se pintaba rosado, el color de la carne de la guayaba que se desparramaba en el pavimento antes de caer de los árboles. Karilis Pizarro cuenta que en 2002 su tío se reunió con los habitantes del municipio para idearse una forma de sacarle provecho a esa fruta que solo se usaba para hacer jugos en las casas o para que “los pelaos” se las comieran con sal y limón.

A partir de ese año, Palmar de Varela se convirtió en una plaza para la elaboración de dulces, mermeladas, bocadillos, harinas y otros productos con base en esta fruta tropical. Después de 18 años de su creación, el Festival de la Guayaba migró a lo digital debido a la crisis sanitaria por el coronavirus, y aunque para Karilis en un principio la idea no sonó tan seductora, con esta modalidad pudo traer sus productos a Barranquilla y vender mucho más que en el festival presencial. “Fue muy buena iniciativa. Todavía estamos trabajando. Al comienzo no lo creía, pero fue muy buena estrategia para las familias que trabajaron”, afirma.

Claudia Patiño ya perdió la cuenta de los años que lleva haciendo pasteles. Aprendió la receta de las mujeres de su familia que preparan la que es la más grande tradición gastronómica del corregimiento de Pital de Megua. Esta hacedora hace parte de las cerca de 30 matronas para quienes hacer pasteles no es solamente su principal actividad económica, también es el recurso con el que buscan salvaguardar su cultura ancestral.

“Desde que se acabó el Festival del Pastel no hemos parado de trabajar porque todas las semanas traemos pasteles a Barranquilla. Gracias a Sazón Atlántico pudimos sostenernos durante la época más difícil de la pandemia en la que creímos que el evento no se iba a realizar”.

Andrés Giraldo nunca ha viajado a Pital. Cuenta —con algo de vergüenza— que no conoce todos los municipios del Atlántico. Sin embargo, viajó por primera vez a este corregimiento de Baranoa sin moverse de su casa: el viaje fue a través de los sentidos.

“Me encantó participar de esta iniciativa. Fue una forma de democratizar actividades culturales que se dan en el interior de los municipios del Atlántico y que desafortunadamente no todos conocemos. Lo primero que probé fueron los pasteles. Desde ahí pedí de todo: los bollos, los bocadillos, las butifarras. Me parece indispensable que podamos seguir accediendo a estos espacios para apoyar a los hacedores y de paso disfrutar los sabores de lo que producimos en el departamento”. 

Una matrona de Luruaco muestra sus arepas de huevo. Archivo

Sazón Atlántico

La ruta de festivales gastronómicos del Atlántico este año se llevó a cabo de forma virtual con el evento Sazón Atlántico.

La mecánica de este proyecto  consistía en promover el trabajo tradicional de los hacedores a través de la tecnología y ofrecer sus productos mediante la aplicación de domicilios Rappi y WhatsApp.

La Secretaría de Cultura y Patrimonio de la Gobernación del Atlántico explica que la meta de esta ruta gastronómica es “movilizar alrededor de 250 millones de pesos que serán destinados a las familias del Atlántico que viven de la cocina tradicional, un oficio que hace parte del patrimonio gastronómico del departamento”.

La entidad destaca entre los resultados que durante las tres primeras paradas de Sazón Atlántico se registraron 170 millones de pesos en ventas. Más de 300 matronas, campesinos y productores participaron de este evento y la mano de obra provino del departamento.

“No nos quedamos de brazos cruzados durante la pandemia. Cuando cerramos escenarios culturales y se cancelaron eventos como medida preventiva buscamos otras alternativas para mantener vivas las tradiciones del Atlántico. Así nació Sazón Atlántico, que se convirtió en un reto para todos: para matronas y productores, porque adaptaron sus productos a la virtualidad y despachos por domicilios; para la Gobernación del Atlántico, que diseñó toda la ruta, logística y estrategia de posicionamiento de cada uno de los festivales; empresas aliadas, que apoyaron el proyecto y llevaron los productos del Atlántico hasta sus públicos; emprendedores gastronómicos, que reactivaron su economía digitalmente; y todo el equipo de producción que, con el SENA, supervisaron con detalle el cumplimiento de la medidas de bioseguridad. Fueron jornadas extensas, pero todo valió la pena: nuestras familias reactivaron su economía y valorizaron la riqueza cultural de nuestra cocina”, explicó la secretaria de Cultura y Patrimonio, Marcela Dávila.

Claudia Patiño cuenta que gracias a las capacitaciones que han recibido aprendió no solamente a empacar los alimentos de forma adecuada o a protegerlos de los agentes que puedan contaminarlos, también aprendió a vender sus productos en un entorno que le exigía estar a tono con las nuevas tecnologías.

“Tuvimos capacitaciones que nos han servido mucho para vender nuestros productos en nuevos escenarios. Aprendimos a tomar una foto, a presentar un plato de forma adecuada, a enviar a domicilio. En el corregimiento no todas las mujeres podíamos acceder a la tecnología, nuestro conocimiento era nulo.  Hoy vemos que gracias a esta opción podemos llegar más lejos con nuestros productos y distribuirlos en Barranquilla”.

Empresas del sector privado como Rappi, Sabor Barranquilla, Fundación Gases del Caribe, ProBarranquilla, La Vianda, Promigas, SENA Atlántico y Grupo Colba fueron algunas de las entidades que apoyaron la iniciativa en cabeza de la Secretaría de Cultura Departamental.

Mileidis Coronado, representante legal de Asopral, la Asociación de Productoras de Arepas de Luruaco, explica que cerca de cien familias del municipio viven de la producción de arepas, un trabajo en el que participan campesinos, hacedores, vendedores, entre otros trabajadores.

La pandemia detuvo la producción de arepas de huevo en el municipio. El golpe fue muy fuerte. Sin embargo, “con el festival pasaron de no hacer nada a producir alrededor de 200 arepas cada siete minutos, alcanzando la cifra más alta en ventas que ha tenido un festival”.

“Fue un éxito, gracias a esto pudimos seguir trabajando, vendiendo mucho más de lo que hacíamos en un festival presencial. Pienso que es muy importante que estas iniciativas continúen replicándose”, dice Mileidis.

Como ella, Margarita Torres Rúa es una de las 206 bolleras que pertenecen a la Asociación de Productoras de Ponedera. Asegura sentirse muy complacida porque contra todo pronóstico pudo realizarse el festival 2020.

Para Margarita es importante que continúen empleándose alternativas que les permitan a las personas que producen alimentos de forma tradicional distribuir sus productos en la ciudad. Esta hacedora dice estar agradecida por la iniciativa; sin embargo, espera que se desarrolle algún mecanismo que les permita distribuir sus productos todo el año.

“Queremos seguir trabajando en la elaboración de estos productos no solo durante el festival, que es solo una vez al año. Queremos continuar en los paladares del Atlántico de forma permanente”.

Con el Festival de la Butifarra de Soledad se cierra hoy otra etapa  de la ruta de festivales gastronómicos en el Atlántico. El evento le puso el colofón a una cadena logística que logró promover  la economía de los municipios y a su vez los saberes tradicionales de los territorios en medio de la pandemia.

En el 2021, si las condiciones sanitarias lo permiten, la virtualidad complementará la tradicional presencialidad de estos festivales.

Ahora, Sabor Barranquilla

Como lo informó la Secretaría de Cultura departamental, tras el éxito de la iniciativa gastronómica, Sazón Atlántico se unirá a la feria Sabor Barranquilla, que se realizará del 17 al 27 de septiembre. En una alianza de la Gobernación del Atlántico y la Cruz Roja Seccional Atlántico, ambas estrategias gastronómicas se unen para fortalecer la cocina tradicional del departamento, “llevando las delicias de nuestra tierra hasta la casa”.

Así las cosas,desde la próxima semana, en el mismo botón de Sazón Atlántico por Rappi, la Calle del Sabor se vivirá con diferentes marcas y productos participantes, entre los que se destacan el sancocho de guandú, de mondongo y los tradicionales pasteles.

Cifras contundentes

Festival del Pastel (del 26 al 29 de junio, y el 4 y 5 de julio): 100 millones de pesos con la venta de 10.500 pasteles.

Festival de la Arepa de Huevo (del 17 al 20 de julio): 30 millones de pesos con 8.500 arepas de huevo.

Festival del Bollo (del 31 de julio al 2 de agosto): 40 millones de pesos al distribuir 20 mil bollos en Barranquilla y su área metropolitana.

Festival de la Guayaba (del 21 al 23 de agosto): 20 millones de pesos en preventa.

Festival de la Butifarra (del 4 al 6 de septiembre). 40 millones de pesos representados en 50.200 unidades de butifarras vendidas y 1.450 porciones de arroz de butifarra.

Sazón Atlántico generó más de 600 empleos.

Directos: 400 puestos de trabajo, entre personal de producción, domiciliarios, matronas, campesinos y microempresarios.

Indirectos: 250 empleos, entre productores locales que proveen los insumos de los productos, cadena logística para el transporte de productos en los festivales y distribución de mercancía entre el sector privado.

Más de 300 matronas, campesinos y productores participaron.

Pasteles de Pital de Megua. Archivo
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • festival
  • festival de la arepa de huevo
  • Festival de la butifarra
  • Festival del Pastel de Pital de Megua
  • Sazón Atlántico
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web