El Heraldo
Sociedad

Botero: 90 años de pasión por el arte

El martes 19 de abril cumple años el maestro Fernando Botero.

El famoso pintor y escultor colombiano, que posicionó el “volumen” en sus obras, cumple 90 años el martes 19 de abril.

La crítica de la academia comenta que existen dos Boteros. Un primer Botero que es el interesante, que plantea una manera diferente de ver el arte, la composición y el volumen. Este primer Botero surge cuando estudia en Italia y se encuentra con pintores del renacimiento como Andrea Mantegna y Piero della Francesca.

Aunque se cree que el concepto de volumen lo toma de esta escuela, el mismo Botero plantea que el manejo de la hinchazón y la grandilocuencia de sus obras los descubre en América cuando pintaba una mandolina y el hueco de la caja de resonancia  del instrumento lo pintó muy pequeño y eso hizo que la visión del cuadro diera la sensación de volumen que ahora es el diferencial en su trabajo.

El segundo Botero es aquel que el mundo conoce. En este, las icónicas “gorditas” no son más que la muestra de la apropiación del estilo artístico que le daría todos los reconocimientos de los cuales goza el colombiano.

Para la academia este Botero surge a mediados de los años 60 y lo denominan como “El Botero Comercial”. Además de atribuirle comodidad y poco interés a la exploración de nuevas aplicaciones del estilo hinchado que caracteriza al maestro.

Botero y sus obras

Cuando Botero encuentra su identidad como artista, se preocupa por encontrar un espacio en el mundo y lo encuentra. Su primera exhibición individual la presenta en Bogotá
con tan solo 19 años. 

Sus obras no solo han representado la marca personal del escultor y pintor, sino que han permitido que el mundo conozco también el arte colombiano. 
Actualmente, Botero cuenta con exhibiciones alrededor del mundo: Nueva York, Estocolmo, México, España, China, entre otros. 

Botero al mundo 

Botero no solo ha dado apertura a su arte al mundo, sino que también rompe récords. 300.000 personas en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México; 155.000 en el Museo de Bellas Artes de Bilbao; en Estocolmo, una ciudad de un millón de habitantes,  asistieron 100.000 personas. Y ahora sus obras viajan a Shanghái, Beijing y Emiratos Árabes. 

Botero y el Caribe 

En el Caribe, una de las relaciones más estrechas que sostuvo Botero durante sus inicios como artista fue su amistad con el pintor cartagenero Enrique Grau.

Grau, quien era contemporáneo en edad, comienza a explorar diferentes estilos de pintura, a final de los 40 y comienzos de los años 50, la influencia artística estaba muy marcada por el fenómeno de lo abstracto, surgían nuevos pintores como Omar Rayo y Enrique, que se sentía muy atraído hacia esta línea de estilo.

Sin embargo, llega un momento en el que el cartagenero se aleja de la abstracción y comienza a involucrarse más con el realismo, a este realismo Grau le agrega cierto grado de hinchazón a sus personajes, muy parecido al estilo que ya Botero venía presentando en sus exposiciones, por lo que se presume un acercamiento artístico entre Enrique y Fernando.

En conmemoración de los 90 años del maestro Fernando Botero, el Museo Botero, la Universidad del Rosario y el Museo de Antioquia se unen para dar inicio a una celebración que comenzará el 19 de abril, día de su cumpleaños, y que se extenderá durante toda la semana.

Este evento incluirá actividades como la toma de redes sociales con las colecciones Botero del Banco de la República y del Museo de Antioquia; un gran evento académico todo el 20 sobre la obra de Botero para Colombia, y un taller denominado “Piñatas Explosivas”, el 21 de abril, en el que Paulo Licona convocará  a una gran celebración alrededor de las piñatas inspiradas en la obra de Botero con exhibición al día siguiente.

La Monalisa niña

Una de las obras más icónicas de Botero, y que comenzó a sumarle méritos y comentarios a su estilo de pintura, fue la Monalisa niña, esta pieza de características muy particulares, que comprometían la reconfiguración de la mundialmente conocida propuesta de Da Vinci, ahora también compartía un símil y casi homónimo por versión propia de Botero.

La pintura del colombiano, con un protagonismo disruptivo, no solo enmarcó la imagen de una época distinta en la que fue retratada la Mona Lisa de Leonardo, sino que además de hacerla no mayor a 15 años le otorgó gran valor en volumen, uno que corresponde a un primer plano que ocupa el 70 % del cuerpo del cuadro y en el que el sutil rostro sonriente de la Mona Lisa, la clave diferencial de la obra de Da Vinci, reafirma el estilo propio del colombiano. 

Botero y su denuncia por la violencia

Aunque para algunos expertos y otro tanto de amantes del arte Botero no representa ninguna intención genuina sobre la denuncia de hechos que comprometen actos fallidos en el país, es preciso mencionar que el colombiano en sus obras ha marcado una pauta muy clara respecto a la violencia.

Botero no solo fue el único pintor que se atrevió a hacerle un retrato a Manuel Marulanda, alias Tirofijo, como exposición de uno de los rostros dinamizadores de la violencia en el país, sino que también ha hecho pinturas de eventos de duelo nacional como la Masacre de las Bananeras. 

El cuadro del maestro Fernando, que lleva por nombre Masacre en Colombia, fue exhibido por primera vez en el año 2000, y es claro que para todo aquel que ha leído o escuchado un tanto de la historia, el cuadro le cuenta de forma visual los hechos de 1928 en el Magdalena

Botero y la familia

A mediados de los años 60, Botero presenta su famosa obra llamada La familia presidencial.

De componentes muy claros y con un significado abierto a distintas interpretaciones, Botero se arriesga a plasmar el esquema tradicional no solo de la familia, sino del gobierno en Colombia, uno que en su época se encontraba no solo relacionado con la elección popular de los votantes y la toma de decisiones de sus dirigentes, sino que involucraba el poder del clérigo y el de las fuerzas militares.

Vestidos con tonos neutros y accesorios que denotaban clase y poderío, la obra nos deja entrever montañas que parece que protegiesen al tesoro más valioso, la compañía de los presentes. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.