Salud | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Salud

La batalla de emociones del personal de la salud

Profesionales sanitarios están física y anímicamente golpeados, tras cerca de un año de pandemia. Estrés, ansiedad y depresión, entre lo que afrontan.

“No llevar otro propósito que el bien y la salud de los enfermos”, esa ha sido la consigna que ha cobrado mucha más fuerza en medio de la pandemia por covid-19 que ha acabado con la vida de más de 2.1 millones de personas en el mundo y que ha puesto al personal de salud a trabajar con todas sus fuerzas sin importar que ellos mismos, por estar en primera línea, se contagien por la impredecible enfermedad y en algunos casos hasta pierdan la vida.

En Colombia, según el Instituto Nacional de Salud, se han contagiado 34.673 miembros del personal de la salud y han muerto 185. Médicos, auxiliares de enfermería, técnicos en farmacia, administrativos, personal de enfermería, entre otros, han sucumbido ante el SARS-CoV-2.

Atender diariamente a pacientes en estado crítico los convierte en un blanco fácil para el virus y la presión por intentar salvar vidas, y en muchas ocasiones no poder hacerlo genera una carga emocional enorme en los técnicos y profesionales, a eso se suma el hecho de ver que muchas personas hacen caso omiso a las recomendaciones de bioseguridad, lo que en adelante conlleva a un aumento de contagios, ocupación de unidades de cuidados intensivos y fallecimientos.

Juan Camilo Ariza es médico especialista en urgencias y cuidados intensivos y ha estado, como él mismo dice, desde el minuto cero de la pandemia en el país.

Ariza organizó y armó el grupo covid-19 en Soledad y conoce de primera mano el impacto de esta enfermedad en el organismo.

Reconoce que para el personal médico esta batalla ha sido muy dura, pues además de tener que lidiar con la complejidad del virus les ha tocado la difícil tarea de hacerle entender a la gente que esto no se trata de un juego y que en cualquier descuido se pueden contagiar.

“Nos decepciona el comportamiento de la gente, muchos creen que esto se trata de un juego”, afirma.

Diariamente equipos médicos se aferran a la fe para seguir salvando vidas. Cortesía

Este epidemiólogo ha visto la cara más cruel de la pandemia. En varias oportunidades ha tenido que tratar a amigos y colegas porque su estado de salud se ha ido deteriorando como consecuencia del accionar del virus en sus organismos.

A pesar de los muchos cuidados que tiene el personal de la salud, su alto nivel de exposición no los hace inmunes al virus, tal como fue el caso de Ariza.

Tanto que describe que los momentos más difíciles los ha vivido tras tener que despedir a colegas que han “caído vencidos” a su lado.

No en vano el INS registra que de los 763 casos de personal médico contagiado por covid-19 en Barranquilla, 487 están asociados a la prestación del servicio. De los 143 que registra el Departamento 129 están directamente relacionados a sus labores diarias.

“Me ha tocado atender amigos”, resalta el galeno.

Lejos de tratar a cada paciente como una estadística más y entendiendo que detrás de cada contagio existe una historia, Ariza ya vive en carne propia, aunque de manera leve, los síntomas de la covid-19.

La noticia la dio conocer primero a través de sus redes sociales y en diálogo con EL HERALDO explicó que hace poco menos de 10 días empezó a sentir mareo y malestar general, de inmediato decidió practicarse una prueba para confirmar lo que ya creía saber.

“Dejé de ser leyenda”, dice el hombre que desde el principio se preparó para una guerra contra un adversario invisible y que le enseñó a la humanidad, a las malas, que no existe enemigo pequeño.

Dice que con los últimos casos le ha tocado atender pacientes que se han presentado con mareo, síntoma que al principio de la emergencia en el Atlántico no se registraba de manera frecuente.

Cuando recibió el positivo tomó la situación con calma, pero no niega que llegó a sentir miedo de perder la batalla y de paso experimentó el temor de dejar a sus hijos solos.

Reitera el mismo llamado que se ha venido haciendo por cerca de un año a toda la población: “No salgan si no es necesario, lávense las manos y mantengan el distanciamiento físico”.

Juan Camilo Ariza, médico epidemiólogo. Cortesía

Dice que siente una tristeza enorme cuando se encuentra con noticias falsas en las redes sociales, pero no solo es el hecho de que se comparta desinformación, sino que la gente crea en ellas.

Tras la polémica generada en los últimos días luego de que el periodista deportivo Javier Fernández Franco afirmara que los médicos se están lucrando con los pacientes de coronavirus, el galeno dijo que lo hecho por el conocido popularmente como ‘cantante del gol’ es muy doloroso.

La situación actual ha sacado a relucir que el personal médico no cuenta con las condiciones para enfrentar la pandemia, y aunque hay muchos galenos calificados la falta de garantías ha llevado a que muchos se enfrenten con el dilema de arriesgar su vida y la de sus familiares o ir a trabajar en un contexto casi que surrealista. 

Dice que la presión emocional que ha sentido es muy alta, esto debido a todo lo que ha tenido que pasar por culpa de la pandemia, desde su contagio ejerciendo su labor, ver a colegas morir y encontrarse en la calle con personas que parecen no ser conscientes de la situación actual

El llamado que hace es el de tener empatía con el otro, para de alguna manera paliar esta pandemia que ha costado más de 50 mil vidas en Colombia y que a la fecha registra más de 2 millones de casos históricos.

José Jaraba Sierra, internista intensivista jefe de servicios de medicina crítica de la Clínica del General del Norte, exhorta a la comunidad barranquillera para que se quede en casa y siga las medidas de  bioseguridad, y es que para nadie es un secreto que son los de la primera línea de batalla los que tienen que hacerle frente a los embates de la pandemia, desde los centros asistenciales y tras de todo también deben lidiar con la alta carga emocional que esta representa.

“Hoy les hablo desde la unidad de cuidados intensivos para exhortarlos a que podamos todos como equipo vencer a un enemigo que nosotros no vemos, pero que Dios sí. Mi admiración para cada una de las enfermeras, personal de servicio general y todo el equipo transdisciplinar en salud que están en esta misión”, afirma.

Para Jaraba, en esta guerra contra el enemigo invisible conocido como SARS-CoV-2 no hay rangos, por lo que es necesario que cada uno de los colombianos ponga su grano de arena para poder así salir de una crisis que empezó en marzo de 2020 y que todavía no termina.

Emociones

Ansiedad, depresión, situaciones de estrés, entre otros sentimientos, se han apoderado del personal médico, tal como lo explica la psicóloga Kimberly Callejas.

“A pesar de que ha pasado un año, los médicos se están enfrentado a una situación que sigue siendo relativamente nueva. No han terminado de darle solución a un problema cuando se les está presentando otro”, dice la experta.

Según Callejas, en medio del panorama actual, los galenos, además de verse enfrentados a la posibilidad de contagiarse con covid-19, siguen con el temor de contagiar a sus familiares y en el peor de los casos perderlos.

“Es una situación muy compleja porque esto los puede llevar a sentir ansiedad. Los médicos han sido en gran parte muy afectados porque han tenido que duplicar sus turnos de trabajo, además se han visto enfrentados a situaciones en las que se ha puesto en tela de juicio su criterio y eso es un golpe duro a su moral”, describe.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Médicos
  • salud emocional
  • Covi-19
  • Pandemia
  • Atención en salud
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web