El Heraldo
Política

Corte Suprema condenó a 58 meses y 25 días de prisión a Eduardo Pulgar

El político deberá responder por los delitos de cohecho y tráfico de influencias en caso de la Universidad Metropolitana.

La Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia condenó este viernes al excongresista Eduardo Pulgar a cuatro años y 8 meses de cárcel por los delitos de cohecho y tráfico de influencias.

El alto tribunal lo investigaba por intentar sobornar en 2017 a un juez de Usiacurí en Atlántico para que favoreciera a Luis Fernando Acosta Osío, su aliado político, en una disputa familiar por la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

En su momento, Osío fue identificado como un reconocido empresario barranquillero.

El juez que para este fin contactó Pulgar fue identificado como Andrés Rodríguez Cáez, a quien el excongresista le ofreció “200 barras”.

Pulgar fue capturado en diciembre pasado por agentes del CTI de la Fiscalía, y posteriormente enviado a la cárcel de máxima seguridad La Picota, donde permanece recluido.

La Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema había ordenado la detención del senador Pulgar por el delito de cohecho por dar u ofrecer, dentro de la investigación que le adelanta por el intento de soborno en cuestión y los delitos de tráfico de influencias y posible corrupción electoral, que son delitos contra la participación democrática.

En marzo pasado, el ex congresista aceptó ante la Corte Suprema los delitos de tráfico de influencias y cohecho, en medio del proceso que se le seguía por el caso del juez de Usiacurí.

El propio excongresista le pidió al magistrado del alto tribunal Marco Antonio Rueda la oportunidad para acogerse a sentencia anticipada y la disposición de una diligencia de ampliación de indagatoria, para admitir su responsabilidad en los hechos, colaborar con la justicia, contar la verdad y ‘prender el ventilador’.

La sentencia

Por este caso, la Procuraduría General llamó a juicio al exsenador al considerar que habría atentado contra la dignidad y majestad de la justicia y su recta administración.

“Pulgar, en su condición de senador para la época de los hechos, utilizó indebidamente en favor de la familia Acosta influencias ante el Ministerio de Educación para beneficiarla en el trámite de la ratificación de la reforma de los estatutos de la Universidad Metropolitana, de acuerdo con las atribuciones legales y reglamentarias (...) que le permitió finalmente a su grupo familiar tener el control y manejo de la entidad”, señaló el alto tribunal en la sentencia condenatoria.

La sentencia de la Corte también ordenó “absolver” a Pulgar del cargo por el delito de tráfico de influencia de servidor público “derivado de las influencias ejercidas para favorecer a terceros en el trámite de la solicitud del restablecimiento del derecho ante el juez promiscuo municipal de Usiacurí de acuerdo con lo expuesto”.

De igual manera, la Corte negó al sentenciado la condena de ejecución condicional. 

El fallo de 81 páginas también ordenó no sustituir la pena privativa de libertad de prisión por la domiciliaria, y tampoco podrá ejercer cargos por cinco años.

El camino en la Corte

Sobre el caso del exsenador, quien se encuentra recluido en el pabellón de funcionarios públicos de la Cárcel la Picota en Bogotá, a finales de febrero pasado la Corte había decidido que se quedaría con su caso, a pesar de que su defensa había pedido el envío del expediente a la Fiscalía, tras su dimisión al Capitolio.

El testimonio

La alta corte fue armando el caso tras las declaraciones ofrecidas por Rodríguez,  la tarde del 15 de julio en el edificio de la Cámara de Comercio, en el Centro de Barranquilla, donde manifestó que el contenido de la grabación que dejó en evidencia a Pulgar y que hace parte de la columna del periodista Daniel Coronel “corresponde a la realidad de los hechos acaecidos en ese momento”.

Detalló el juez que para el momento de los encuentros con Pulgar y Luis Fernando Acosta Osío tenía en su despacho un proceso penal que involucraba a la familia Acosta con relación a los líos de la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

“Señaló (el juez) que se reunió informalmente con Luis Fernando Acosta, posterior  a la reunión con Pulgar,  y le dijo que lo que tuviera que decirle lo hiciera en la audiencia”, detalló el documento.

Rodríguez manifestó que el encuentro con Pulgar se realizó en el apartamento del congresista, en el  norte de Barranquilla, cerca al parque Rosado donde estuvo Ronald Padilla, ex alcalde de Usiacurí.

Durante la diligencia el juez manifestó que desconocía “cómo se filtró la grabación”,  pero confirmó que la reunión con el senador Pulgar se materializó tal cual como lo señala la grabación.

El expediente afirma que el exjuez “aceptó haber hecho la grabación” y detalló cómo fue abordado por  Padilla para presentarle a su jefe político —el congresista Eduardo Pulgar—. A ese encuentro el juez se llevó una grabadora y posteriormente realizó “una copia espejo, dado a que no conservó, en el contenedor original, la grabación”.

El nombre del senador Pulgar Daza alcanzó notoriedad cuando el periodista Daniel Coronell publicara una columna en la que denunciaba los supuestos delitos en los que habría participado el congresista en 2017, antes de ser reelegido en las elecciones legislativas de 2018.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.