Alberto Sandoval, concentrado en sus labores cotidianas.

Lo que habría sido una tarde tranquila, normal y ordinaria se trastocó para Alberto Sandoval, a quienes sus clientes y amigos apodan el Veterano, un curtido zapatero que lleva 37 años reparando calzado en el sector de San Nicolás, cuando el martes a las 2:30 de la tarde, Luis Osorio, conocido como la Fiera en el ambiente deportivo de la ciudad, se le acercó a su tradicional negocio con unos flamantes guayos marca Puma para pedirle que les hiciera una pequeña reparación.

Según el Flaco, como también lo llaman, la Fiera lo saludó como normalmente lo hace cuando le trae alguna ‘marañita’ y le hizo una pregunta que le pareció curiosa.

El curtido zapatero de 73 años aseguró que el guayo que le había traído Osorio no tenía gran cosa. “Al guayo había que repararle un ojete no más y la Fiera me dijo ‘no tienes ni idea de quién es este guayo, Flaco mira que dice ahí’ y yo miré que abajo del ojete descompuesto decía Falcao. El hombre me dijo “estos guayos son de Falcao, del goleador de Colombia y quiero que hagas lo mejor de lo mejor con ellos”, relató el viejo zapatero remendón, visiblemente emocionado.

Automáticamente se corrió la voz entre los 48 zapateros que se ‘guerrean’ el pan diario entre clavos, retazos, pegante y máquinas de coser en este sector de la calle 33 con carrera 42D que a su humilde zona de ‘camello’ habían llegado los guayos de un Tigre que viene espantando a los guardametas más respetados del viejo continente .

“Enseguida se los mostré a los compañeros y todos quedaron encantados. Que traigan esos guayos aquí habiendo tantas remontadoras de ‘caché’, nojoda eso es una vaina especial”, aseguró Alberto.

“Al guayo naranja con blanco y negro se le puso un contra fuerte en la parte de atrás y se le hizo una mínima costura por lo que cobramos 3000 mil pesos. El trabajo lo terminé en media hora y la Fiera se lo llevó enseguida. Los guayos están contra marcados porque decían Falcao cerca del ojete que reparamos. Para mí es un orgullo y un honor haber metido mano en esos botines que son de un jugador tan grande como él”, aseguró Luis Alberto Pérez ayudante del Veterano.

Según Luis Osorio, Wiliam Torres, el utilero de la Selección Colombia, le pidió el favor que buscara dónde reparar el guayo del hoy considerado uno de los mejores 9 del planeta y uno de los goleadores más contundentes del mundo.

“A mí me llamó Willi, el utilero de la Selección y me pidió el favor que le arreglara el zapato a Falcao y yo se llevé al Veterano que lo conozco desde hace tiempo porque él le arregla los guayos a los jugadores del Junior, yo le llevo a él todos los guayos de los equipos cuando vienen y necesitan un trabajo, él tiene experiencia en eso ya”, afirmó Osorio para luego explicar que hace tiempo que conoce a William Torres, el utilero de la Selección que le confió los guayos del Tigre. “Es que Willi es el utilero de Santafé, yo he trabajado con ellos ya. Lo que pasa es que yo me encargo de ayudar en la logística de los equipos que vienen aquí de visitantes y los ayudo pues, porque ya me conocen” , afirmó.

“Yo espero que esos guayos le traigan buena suerte a Falcao y se haga sus goles con ellos, eso sería algo del otro mundo socio”, aseguró el ayudante del Veterano.

“Esto es muy especial y espero que Falcao se haga un par de goles por lo menos. Creo que esos son los guayos con los que el hombre entrena, pero para nosotros es un orgullo”, aseveró Jorge Greco uno de los zapateros que laboran en el sector.
Para Eder Mejía los guayos deben tener algún significado o cierta importancia para el goleador y como buen ‘quillero’ gozón y vacilador, asoció el arreglo de los zapatos deportivos con una cábala. “Esos guayos como que son los de la buena suerte porque desde que los manda a arreglar es por algo”.

El Veterano por su parte aseguró que en este lado de la ciudad, en la zona popular de San Nicolás, donde los zapateros viven su día a día, si Falcao llega a marcar se armaría una fiesta.“Si el Tigre mete un gol, mejor dicho, eso será una fiesta para nosotros los zapateros” explicó entusiasmado y sonriente.

“Para ellos que hayan arreglado esos guayos por aquí y que no se los llevaran por allá arriba es un privilegio”, afirmó Nicolasa Páramo mientras esperaba por el arreglo de unos zapatos de su hija.

Por Carlos Polo

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.