El Heraldo
La Guajira

Murió madre de docente que denunció fallas en la alternancia

Era Hilda Bonivento, matrona wayuu, quien participó en el documental de Ernesto Mcausland “Eterno Nómada”.

La madre de la docente Ninfa Berty, quien había denunciado fallas en la alternancia en los centros etnoeducativos, falleció de covid-19 después de haber presentado sus primeros síntomas durante la Semana Santa.

Era Hilda Bonivento, de 86 años de edad, una matrona wayuu de la comunidad de Cucurumana de Riohacha, quien participó en el documental Eterno Nómada, de Ernesto Mcausland, sobre la historia del poeta y cineasta francés Claude Herviant, que murió en La Guajira y necesitaba un segundo entierro, como es la tradición indígena. Ella fue la encargada de llevar al periodista barranquillero a la tumba, de ayudarlo y, sobre todo, de orientarlo sobre las costumbres de su etnia.

Su hija Ninfa había denunciado a EL HERALDO que estaban siendo “obligados” a dar clases presenciales desde el 8 de febrero, algunos incluso cuando han presentado síntomas de covid-19.

“Hay siete contagiados incluyéndome y nos han dicho que la exigencia es que tenemos que ir a trabajar, que los rectores y directores tenían esa orden que debíamos cumplir o de lo contrario habría consecuencias”, indicó a este medio.

Según Pablo Berty, otro de los hijos de la señora Hilda, ella era una mujer rebelde que desafió el destino que les esperaba a las mujeres wayuu de su época y que sin llegar a pisar una escuela aprendió a leer y escribir a escondidas con el apoyo de su hermano que en vacaciones la instruía en la lectura y escritura.

“Fue valiente entre los suyos, pues no aceptó por dote un compromiso y siguió lo que le indicó su corazón; así concibió su prole en seis partos. Logró alcanzar sus sueños de estudios dándonos el apoyo y la educación que necesitábamos”, aseguró.

Su sobrina, la escritora wayuu Estercilia Simanca manifestó “mi tía Hilda fue una matriarca, de las pocas que hay en La Guajira, tomó decisiones y nunca acató órdenes si eran contraria a sus convicciones, crió sola a sus hijos, por estos detalles visibles y otros hace parte del matriarcado wayuu, silenciada cuando a ella le dio la gana y no por otros”.

Hilda Bonivento fue sepultada en el cementerio ancestral de Cucurumana, donde será recordada, no solo por su valentía, sino por su nobleza y sabiduría.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Fallecimiento
  • Alternancia
  • La Guajira
  • matronas
  • Etnia wayuu
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web