Economía | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Economía

En video | Empleo femenino, una víctima más de la pandemia

La brecha laboral, de tendencia histórica, se ha incrementado como consecuencia de la afectación en sectores claves para el empleo de mujeres.

Johana, lo siento, pero no vas más”, dijo una voz masculina a través del auricular del teléfono celular de Johana Herazo en una breve y dolorosa llamada tan sólo 15 días después de haberse declarado la cuarentena nacional a finales de marzo por la pandemia de la Covid-19.

La soledeña de 32 años fue parte del corte de tres personas que la empresa dedicada a la importación de lubricantes realizó para “mantener el equilibrio financiero” como consecuencia de la crisis económica desatada por el virus.

Herazo confesó que la decisión la tomó por sorpresa y que fue “muy dura de asimilar”, ya que romper una rutina y un vínculo laboral de la noche a la mañana “no es fácil”, mucho menos tras haber cumplido seis años en la firma y de “sentirse parte de la familia”.

“Llevaba mucho tiempo con los compañeros, habían pasado muchos altibajos en la empresa, pero siempre estaba ahí, siempre te tenían en cuenta, siempre estabas de pie y de repente, de un momento a otro… Me dio muy duro. No hablé nada en mi casa, tratando de asimilarlo, luego le conté a mi mamá. La verdad no podía hacer nada por eso, fue la decisión de él y hay que respetarla”, confesó Johana.

Con ojos acristalados por el cúmulo de lágrimas a punto de romper cual cascada y con una voz entrecortada, Johana se adentra a relatar sobre su “nueva normalidad” en la cual lucha a diario con las divagaciones de su mente y con la aceptación de una difícil realidad.

“Hay días donde uno dice ‘voy a dormir un poco más, ¿para qué me voy a levantar?’, mientras que en otros me levanto con la mejor actitud de que tengo que hacer algo diferente. Soy muy unida a mi hermana y ver que ella se levanta para trabajar y cuenta cosas del trabajo... en sí es como muy duro no tener ese propósito. Hay días en los que me convenzo de que tengo que mirar con optimismo, no con lo que dejaste, sino con lo que viene”, destacó la mercadóloga graduada del SENA.

Durante el lapso de tiempo desde que fue despedida hasta la fecha, Herazo dice haber enviado cientos de hojas de vida sin recibir una respuesta. “He enviado por Computrabajo, con mis amistades y lo que me han dicho es ‘si sale algo yo te aviso’ o ‘espera a que pase esto’”.

Mercado laboral

Según datos del Departamento Administrativo Nacional (DANE), la tasa de desempleo femenino para el mes de julio fue de 26,2%, diez puntos porcentuales por encima de la masculina (16,2%), lo que, en palabras de la profesora Sandra Rodríguez, del Instituto de Estudios Económicos del Caribe (IEEC), “ha sido un efecto directo del confinamiento”, pese a que la situación laboral de la mujer en el país “ya estaba en crisis antes de la pandemia”.

Al hacer el comparativo mensual la tasa de desempleo femenino se ha ido incrementando desde marzo, salvo una excepción. De esta manera, según el DANE, en marzo la tasa fue de 16,1%; en abril de 23,5%; en mayo de 25,4%, mientras que en junio fue de 24,9%.

Al realizar la comparativa trimestral se observa un crecimiento sostenido, según los datos ofrecidos por el organismo estadístico. De acuerdo con las cifras, la tasa trimestral de desempleo ha pasado de 13,9% para el período noviembre 2019 - enero 2020 hasta alcanzar un registro de 24,6% en el lapso abril-junio de 2020.

“Según estimaciones de ONU Mujeres, para 2021 por cada 100 hombres jóvenes que vivan en pobreza extrema habrá 118 mujeres; todo esto porque las mujeres asumen la mayor parte de la responsabilidad del cuidado de la familia, ganan menos, ahorran menos y tienen trabajos mucho menos seguros, todo lo cual se ha intensificado con la crisis del Covid-19”, agregó la docente Rodríguez.

Para la académica, algunos de los sectores más afectados han sido servicios de alojamiento y alimentación, la manufactura y el comercio mayorista y minorista, dado que no son fácilmente adaptables para el trabajo a distancia, los cuales emplean de forma mayoritaria personal femenino.

Nuevas perspectivas

“Me tocó ser ama de casa”, señaló la profesora de educación física Andrea González, de 25 años. “Normalmente estudiaba y trabajaba. Ahora he aprendido a convivir con mi entorno, ya que muchas veces uno sólo se dedica a aportar, pero ahora sí se invierten los papeles”, dijo.

Tras una pausa, Andrea recorrió sus memorias para agregar que hace un año tenía el pensamiento de que por la corta edad de su hija era el momento en el que más la necesitaba. Ahora, en este año “que está totalmente invertido, la educación de mi hija depende de mí”.

Para González resulta “paradójico” realizar una comparación entre el año 2019, que fue cargado de trabajo, junto a un 2020 “donde no hay nada”.

Hasta diciembre del año pasado la instructora física se desempeñó como contratista de la Secretaría de Deportes, y al momento de la declaratoria de cuarentena se encontraba esperando las contrataciones del mes de abril.

“Para nadie es un secreto que este año había muchos proyectos de buenos trabajos y de algún momento a otro que todo lo que has cuadrado no esté, el impacto psicológico es fuerte (...) El choque viene con los malestares económicos que han dado duro”.

¿Qué se debe hacer para combatirlo?

Helda Marino Mendoza, jefa de la Oficina de la Mujer, Equidad y Género del Distrito de Barranquilla, señaló que desde la entidad iniciarán una estrategia llamada “Estrategia de fortalecimiento productivo y competitivo a mujeres y géneros y promoción de la inclusión de mujeres al trabajo formal”, en la que se contempla el impulso de espacios o acciones de ciudad para la promoción de la inclusión de mujeres al trabajo formal y la sensibilización a actores del mercado laboral.

“Se trata de promover la inclusión de mujeres al trabajo formal y sensibilización a las empresas frente a los estereotipos que afectan a las mujeres para ocupar ciertos cargos, la “penalización” de la maternidad para acceder a cargos de responsabilidad, los techos de cristal, las buenas prácticas en materia de igualdad laboral y promover la participación de mujeres en las instancias de decisión”, agregó Marino, psicóloga de profesión.

Por su parte, Rosmery Quintero, presidente de Acopi, precisó que en el marco de la propuesta gremial para la reactivación del país se encuentra un bloque dedicado a impulsar el gasto público, lo que le permitirá a las alcaldías y gobernaciones “generar empleo transitorio, dentro del cual podemos focalizar mucha mano de obra representada por mujeres”.

Así mismo, desde el gremio de las mipymes señalaron que otra opción es por medio del proceso de compras públicas, en el que las empresas que tengan contratadas a madres cabeza de hogar tengan una puntuación adicional que pueda inclinar la balanza.

“Hay muchas opciones para darles mayores oportunidades. Hay que seguir insistiendo y recuperar esos programas en los que las mujeres con conocimiento de algún oficio, arte o una expertiz pueden organizarse como trabajadoras autónomas y líderes de pequeñas empresas”.

Para Sandra Rodríguez, profesora del Instituto de Estudios Económicos del Caribe, se deben tomar decisiones inclusivas, salvaguardar los puestos de trabajo femeninos, crear redes de protección social ampliadas y accesibles y garantizar sistemas de salud y protección contra la violencia de género.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • COVID-19
  • desempleo
  • Economía
  • Empleo
  • mercado laboral
  • Mujeres microempresarias
  • Pandemia
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web