El Heraldo
Un profesional de la salud evalúa a un paciente con el nuevo coronavirus.
Colombia

“La COVID-19 es una patología bastante grave”

Expertos consultados por EL HERALDO señalan que esta es una enfermedad que al principio no produce síntomas severos, pero su evolución es muy rápida, mientras hace daño en todo el cuerpo, especialmente en personas con otras dolencias. 

“A mi papá sólo le dolía la cabeza”, “no tenía fiebre y lo pasaron como COVID-19”, “entró sin tener coronavirus y salió muerto por ese virus”, todos estos son algunos de los mensajes que usuarios en redes sociales han divulgado con enojo por creer que a su familiar lo diagnosticaron con COVID-19, pese a “no tener los síntomas” más conocidos de esta enfermedad.

“Lo que uno espera es que el 75% comience con un cuadro de síntoma con fiebre, pero algunos presentan dolor en los músculos primero, entonces se toman una acetaminofén para el dolor y eso, a la vez, atenúa la fiebre”, ejemplificó el presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo (AMCI), Jorge Luis Accini.

El experto en cuidados intensivos añadió que la razón por la que los síntomas varían no sólo tiene que ver con los factores que se modifiquen con los tratamientos, como el caso de la acetaminofén, sino con el mismo virus, en especial, la cantidad al que se haya expuesto una persona, y la edad del paciente.

En este sentido, el epidemiólogo Leonardo León opinó: “No es que la COVID-19 haya cambiado sus síntomas, sino que se han ido encontrado nuevos y estos, además, varían”.

Probable y sospechoso

 El epidemiólogo Jorge Luis Acosta, por su parte, explicó que un caso probable de COVID-19 se da, por definición, cuando hay fiebre cuantificada mayor a 38° y tos, generalmente, un cuadro de infección respiratoria aguda.

El médico Acosta indicó que si tales síntomas hacen que el paciente llegue a una hospitalización se procede a la práctica de la prueba PCR y a una investigación epidemiológica de campo (con quién tuvo contacto).

Un caso sospechoso puede ser, según refirió, cuando el paciente sólo tiene fiebre y tos, días después se le hospitaliza, pero el panorama aún no es claro. “Pueden empezar a aparecer otros síntomas como no sentir el gusto o perder el olfato. Otro síntoma más raro es la diarrea por consecuencia del virus”. 

Otros escenarios

En algunas ocasiones, según refirieron los expertos, un paciente puede llegar a la clínica porque está presentando alguna descompensación de su enfermedad de base (cualquiera que sea) y sólo mientras está hospitalizado empieza a presentar síntomas que hagan que el médico sospeche de COVID-19.

“Dudamos si un paciente viene controlando  su enfermedad de base, y de un momento a otro, se descompensó. Puede ser que el virus sea el que esté causando el daño”, indicó Acosta.

“Ya sabemos que hay un espectro variable, cuando dentro de una enfermedad (distinta a la COVID-19)  algo no concuerda, nos apoyamos en los paraclínicos. (...)Sospechas y le haces una radiografía o le mides la oxigenación y ves que está muy baja. Y ahí es cuando vas guiando el diagnóstico a un caso sospechoso de COVID-19. Por eso, todo el que llega puede tener el virus hasta que no se demuestre lo contrario”, anotó el doctor Accini.

El médico intensivista precisó que, incluso, han tenido casos en los que la sospecha es muy alta y en dos pruebas han salido negativos y mandan a hacer una tercera muestra y sale positiva.

“Llega un momento en el que el diagnóstico se basa en síntomas y hallazgos de laboratorios, de tal forma que la probabilidad de equivocarte es prácticamente cero”, expuso.

 

Protocolo. El epidemiólogo e internista Juan Pablo Moreno indicó que actualmente, ante la cantidad de casos reportados y la diversidad de los síntomas, se tiene establecido que en muchas instituciones de manera protocolizada se realiza el tamizaje para COVID-19.

Todo paciente crítico es sospechoso para COVID-19 hasta que se demuestre lo contrario”, añadió el doctor Moreno.

“Hay casos de personas que llegan a la clínica sin ningún síntoma para COVID-19 y resultan positivos para el virus. Lo que ocurre, en esos casos, es que esta persona puede estar en los primeros días de la infección, y por eso no se distinguen ningún signo, y después llegar a complicarse”, manifestó el doctor Acosta.

 Por ello, el doctor Accini indicó que pese a que aún no haya llegado el resultado de la prueba de coronavirus, si el médico tiene alta sospecha de que tiene el virus debe tratar a ese paciente como sospechoso para COVID-19 y, en el caso de que este muera, no podría permitir que se lleven el cadáver y lo velen si existe una alta sospecha médica, aunque después salga negativa la prueba.

“Quisiéramos que el resultado de la prueba llegue en dos horas, pero a veces tarda días. Y no puedes retener un cadáver por 48 horas en la clínica. Por ello, se toman las muestras y se toma la decisión de reportar el caso. Esto tiene mucho sentido lógico y común, pensando en la salud pública”, explicó.

Además, el presidente de la AMCI puso de presente que a veces el resultado da negativo, pero es una persona que al fallecer era altamente sospechoso para coronavirus y, pese a la prueba, el diagnóstico clínico indica que hay aspectos que no coinciden.

“Si el médico tiene alta sospecha, el criterio válido seguirá siendo el bien común, el bienestar inclusive de la misma familia del paciente y se debería tomar otra prueba y cremar, como era el protocolo colombiano”, expresó.

Otro de los comentarios suscitados por la ciudadanía es que ante la pandemia, los médicos han descuidado la atención de otras enfermedades que tenga el paciente para darle prioridad a la COVID-19.

En este sentido, el epidemiólogo Acosta reiteró que tal afirmación es falsa: “Ni porque quisiéramos hacerlo, podemos hacerlo. Eso es ilógico, lo aprendes desde los primeros semestre de medicina. No puede decir sólo me voy a enfocar en la COVID-19 y mañana sólo en la diabetes del mismo paciente. Si atiendes al paciente, evaluándolo sólo por una enfermedad y no lo examinas de manera integral, el paciente se termina complicando”.

Incluso, el médico epidemiólogo refirió que un paciente puede tener hasta 10 diagnósticos de manejo mientras se va descartando y se comprueba qué es lo que está afectado al paciente.

Evolución

 El doctor Acosta explicó que la enfermedad es silente al principio, es decir, no produce síntomas graves ni importantes al inicio; a pesar de estar haciendo daño en todo el cuerpo.

“La enfermedad nos ha sorprendido mucho porque tiene una evolución rápida y grave. No es una ‘gripita’ como decían, sino una patología bastante grave”, precisó.

“Después de los cinco días comienzan los síntomas, antes ha estado en un periodo de incubación, aparecen problemas respiratorios el día 10 y avanza más en el día 12 hasta tener que conectar a algunos a una máquina de ventilación”, describió el doctor Accini.

Por su parte, el infectólogo de enfermedades transmisibles del Ministerio de Salud José Alejandro Mojica detalló que de los mil fallecidos en el país, el 70% tenía comorbilidades lo que hizo que se complicaran aún más.

Pese a las cifras de mortalidad, el presidente de la AMCI recordó: “Si te quedas en casa, no hay probabilidad de nada. Para eso está el cuidado de los intensivistas, que son expertos en problemas críticos y como vemos las enfermedades frecuentemente, sabemos cómo abordarlas y hacerle el seguimiento”.

En este sentido, el epidemiólogo e internista Juan Pablo Moreno señaló: “La manera que más ha demostrado poder controlar la enfermedad, es que los pacientes consulten, y más aún cuando sientan que algo en su cuerpo no va bien”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.