El Heraldo
El 0,2 % de los pacientes en Barranquilla está en UCI. Archivo
Barranquilla

Las muertes por COVID se reducen al ritmo del mes de mayo

Especialistas analizaron para EL HERALDO cómo se ha venido reduciendo la tasa de letalidad en Barranquilla.

Desde el pasado 30 de mayo Barranquilla empezó a registrar un ascenso en el número de fallecidos por COVID-19. Ese día, por primera vez se reportaba una cifra con dos dígitos en la ciudad, en ese momento fueron 20 muertos.

A partir de entonces se marcó una tendencia. Entre el 2 y el 14 de junio, sólo con algunos intervalos, los casos de fallecidos alcanzaban números como 24, 15, 17, 18, 19, 25,27 y 28. (Ver infografía).

Los casos se empezaron a mover con voracidad entre el 15 de junio y el 5 de julio con 45,42, 44, 48,49, 50 y 52 muertes. Una situación que llevó a la administración distrital a tomar medidas restrictivas porque al mismo tiempo se aceleraba el número de contagiados.

Con la misma velocidad de ascenso los números han empezado a descender. En los últimos cinco días la capital del Atlántico volvió a sus números de un dígito. En los más recientes reportes del Ministerio de Salud, las cifras revelan 8,6,5, 7 y 8 casos de fallecidos (las cifras corresponden a las fecha de reporte al sistema del INS y no necesariamente a la fecha de la muerte).

“Llama la atención que por primera vez entre junio y julio se alcanzan cifras de un dígito”, destacó el secretario de Salud, Humberto Mendoza.

Igualmente explicó que la cifra de 8 muertos reportada el miércoles corresponde a siete de la última semana de julio y uno del mes de junio.

“Las tendencias muestran esperanzas y muestran que la ciudad avanza y sale de la emergencia”, dijo Mendoza, al tiempo que recordó la importancia de seguir usando los elementos de protección y seguir conservando las medidas sanitarias.

“Hay que disminuir los riesgos de los segundos, terceros y cuartos picos que la Organización Mundial de la Salud ha establecido”.

Varias lecturas

Sobre la disminución en la tasa de letalidad, el médico internista y director científico del Hospital Universidad del Norte, Hugo Macareno, dice que podrían hacerse varias lecturas. Una es que hay mayor oferta de las unidades que atienden a los pacientes en los niveles de hospitalización, cuidados intermedios y cuidado crítico. “Esto incide en que se haya dado un mejor manejo a todos los casos y eso haya bajado la mortalidad”, sustenta el médico.

La otra idea parte de que se hayan infectado la mayor cantidad de personas y cada vez los susceptibles sean menos, lo que ocasiona un rompimiento en la cadena de transmisión del virus.

Por último menciona el trabajo que han adelantado los entes gubernamentales para promover el distanciamiento social.

“Si uno mira las cifras con detenimiento los índices también han bajado en número de contagios”, indicó  Macareno.

Ese descenso mantenido  en el número de casos positivos y de fallecidos llega luego de dos meses difíciles y de grandes retos a los que ahora se enfrenta la ciudad para continuar con la tendencia a la baja, “y de ahí llegar incluso a cero”, eso dice el epidemiólogo de la Universidad del Norte Jorge Luis Acosta.

Agrega que las medidas de reapertura del comercio que se vienen tomando podrían generar la aparición de nuevos casos haciendo difícil llegar a estas metas “si no existe un adecuado cumplimiento de las medidas de prevención”.

También enfatiza en la importancia de mantener a la población alerta para evitar un posible rebrote

“Barranquilla, así como el país, y en general el mundo entero, no está saliendo de la pandemia. Lo que pudiéramos decir es que estamos en una etapa diferente comparados con otras ciudades del país”.

Entretanto, el médico internista y epidemiólogo Juan Pablo Moreno coincide en que las medidas restrictivas dieron como resultado la disminución de contagios y  fallecidos.

Según el especialista, el comportamiento de los ciudadanos es proporcional a la caída de los contagios y a la ocupación de las unidades de cuidados intensivos.

“No obstante, se sigue insistiendo en no bajar la guardia, pese a este notable progreso. Es importante tener claro que del buen comportamiento de todos y cada uno de nosotros dependerá que volvamos o no a otra cuarentena estricta”.

En resumidas cuentas, los especialistas coinciden en que la epidemia por SARS-CoV-2 no pasará hasta que no exista una vacuna efectiva contra la enfermedad, o hasta que un número importante de personas sufran la infección. “Y esto, siempre y cuando la inmunidad contra la infección sea de largo tiempo”, agregó Jorge Luis Acosta.

De acuerdo con la Secretaría de Salud del distrito, hasta el miércoles el 71,4% de los pacientes contagiados por coronavirus se ha recuperado. El 22,7% está en casa, el 0,7% se encuentra hospitalizado, el 0,2% se atiende en unidades de cuidados intensivos y el 5% ha fallecido.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.