Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Barranquilla

“Esto es un llamado al respeto, a solucionar las cosas de otra forma”

La pediatra Dalila Peñaranda, habiendo recuperado la calma tras una tormentosa experiencia, asegura que recibe las disculpas de Jalim Rebaje.

Dalila María Peñaranda Fairuth llegó desde Santa Marta (Magdalena) a Barranquilla cuando tenía apenas un año de edad, por eso se considera barranquillera. Toda su vida la ha pasado en la capital atlanticense y ha tenido una buena vida, según contó en exclusiva con EL HERALDO.

Quizá por eso le impactó tanto haber terminado siendo víctima de una brutal agresión cuando pidió a sus vecinos hacer lo que ella ha hecho siempre: seguir la ley, acatar las normas.

En su rostro todavía quedan vestigios de los golpes que recibió a la medianoche del viernes 4 de septiembre, a apenas unos metros de la puerta de entrada al apartamento que con tanto esfuerzo compró en un exclusivo sector de su Barranquilla.

En su momento, a la doctora, como le llaman con cariño hoy sus pacientes pediátricos, no le interesó hacer gastos excesivos en muebles o adornos lujosos. Simplemente garantizar para ella y su hijo de 13 años una vida tranquila y segura. Dos derechos que le fueron arrebatados aquel penoso viernes, cuando del apartamento 1002 de la torre 1 del edificio La Ría, en Villa Santos, salieron sus agresores.

Habiendo recuperado la calma tras una semana desde el ataque, Dalila Peñaranda contó a EL HERALDO cómo recuerda esta experiencia y qué le ha dejado.

P.

Ha pasado una semana desde que fue agredida, ¿cómo ve esta situación hoy?

R.

Si bien esto fue un proceso desafortunado, que jamás esperé que ese iba a ser el resultado, todo pasa, todo sana y todo cicatriza. Esta es una invitación a que todos emprendamos ese camino hacia pasar la página, hacia mirar hacia adelante y seguir con nuestras vidas como debe ser. 

P.

Antes de terminar en la penosa situación de ser agredida, ¿cómo fue el viernes 4 de septiembre para usted?

R.

El día anterior estaba de turno. Salí el viernes en horas de la mañana de la clínica y ese día laboré bajo telemedicina toda la mañana. En la tarde, como mi hijo no estaba en la casa, me dediqué a estudiar hasta la tarde, cuando empecé a escuchar el sonido alrededor de las 6:00 de la tarde. Llamé por el citófono al portero para que por favor le pidiera la colaboración a los vecinos de que bajaran el volumen de la música, pero esta seguía y a las 8:00 de la noche le volví a llamar. Como no hubo solución, le pedí que por favor le avisara a la Policía del cuadrante (...) Sabíamos que la música venía de allí porque en este edificio los únicos que celebran de esa forma son los vecinos del 1002.

P.

¿Quiénes son estas personas, los conocía?

R.

Yo no tenía ni siquiera certeza de cuántas personas  vivían ahí, pensé que eran unas seis personas  que eran músicos jóvenes y que, como músico, me imaginaba que practicaban y por eso se escuchaba constantemente la música a alto volumen. Pensé que me encontraría con un grupo pequeño a los que les iba a pedir el favor de que bajaran la música, y no una celebración en una época en la que no debían hacerla. 

John Robledo
P.

¿Qué la motivó a hacer esa llamada a la Policía para pedir apoyo?

R.

Como este es un caso de 15 meses de evolución en el que hemos tratado con cartas, sanciones internas, multas económicas y finalmente una querella que se instauró en agosto de este año, ya lo correcto, el deber ser, era que el policía del cuadrante se encargara de manejar la situación. Yo hago parte del comité de convivencia y se puede decir que la vecina que menos quejas ha puesto en ese sentido soy yo y, de hecho, ese día yo no fui la única que se quejó. La fiesta venía desde el jueves.

P.

¿En qué momento todo esto escala a la violenta agresión?

R.

No lo sé. Yo lo que más recuerdo es la conversación con la señora Fanny, ni siquiera recuerdo en qué momento salieron todas las personas ni tampoco sé por qué lo hicieron. Cualquier cosa hubiese terminado solo entre la señora Fanny y yo, que es como debió ser. No sé si fue solidaridad con ella porque estaba la Policía y la vigilancia, pero no puedo dimensionar qué fue lo que ellos pensaron para tomar la decisión de salir a actuar de esa forma. 

P.

¿Cómo describe esa reacción?

R.

Que es incorrecta, inadecuada. Porque esa no es la forma ni siquiera de participar, sobre todo cuando no tienen nada que ver en la situación. Si me pregunta, yo sabía que me habían golpeado dos hombres, pero hay uno que todavía no ha sido identificado, porque la primera persona masculina que me golpea no es la que sale en el video, primero me había pegado otro hombre de camisa negra.

P.

Para usted, ¿quién es esta persona que aparece en el video?

R.

Por decirlo así, afortunada o desafortunadamente la persona que quedó registrada ha sido la persona que ha llevado básicamente toda la responsabilidad de algo a lo que él prácticamente se unió. Y a todas estas ni sé por qué, pues no lo conozco ni puedo dar un dictamen de en qué estado se encontraba.

John Robledo
P.

Hace poco se conoció un video de esta persona, Jalim Rebaje, pidiéndole disculpas, ¿qué le respondería?

R.

Lo primero que le quiero decir es que yo ni siquiera estoy de mal genio. Yo tenía que hacer la denuncia porque ocurrió algo inadecuado y, cuando eso pasa, hay que denunciar. Yo recibo, por supuesto, sus disculpas, porque otras personas me han hablado de su mamá y de él, y digamos que estaba en el lugar equivocado y bajo las circunstancias inadecuadas, y todo esto ha caído solo sobre él, pero resulta que no fue solo él.

P.

¿Qué le diría a todos los que han visto en medios y redes sociales lo que ocurrió?

R.

Primero que todo mucho agradecimiento con mis amigos y colegas, me ha dado mucha satisfacción su respaldo. También estoy agradecida con los medios porque si no fuese por ellos este hubiese sido simplemente un caso más de los que muy seguramente ocurren en nuestro medio y no nos hubiésemos dado cuenta. Gracias también a las autoridades por su pronta reacción cuando se conoció el caso y al policía que se encontraba conmigo ese día, porque si no hubiese sido por él seguramente el resultado  hubiese sido mucho más desafortunado.

P.

¿A qué nos invita?

R.

Este es un llamado al respeto, a tratar de resolver las cosas de una forma distinta, a reconocer que mis derechos llegan hasta donde comienzan los demás y que a las mujeres no se les puede pegar. A tratar de tener una sana convivencia. Esto ha servido para que quienes vivimos en edificios aprendamos a tener una ruta y saber qué hacer cuando hay personas que no acatan el manual de convivencia.

P.

¿Y a sus agresores?

R.

Me gustaría que las otras personas que participaron se unan al señor Jalim. Que se unan a reconocer, porque todas las personas tenemos derecho a equivocarnos, pero cuando nos equivocamos lo correcto es reconocer que nos equivocamos y asumir la responsabilidad. Que sigan el ejemplo del señor Jalim y las autoridades ya se encargarán de darle curso a esta situación.

John Robledo
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

La Región Caribe ha sido resiliente tras la pandemia, ya se está reactivando el turismo y cambiando las formas de realizar sus fiestas y festivales.

Conoce más aquí

Más noticias de:

  • agresión a mujer
  • agresión contra mujeres
  • Barranquilla
  • Entrevista
  • fiesta
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web