El Heraldo
En este inmueble de la carrera 54 No. 55-173 se proyecta construir una edificación de dos pisos. César Bolívar
Barranquilla

Casas abandonadas, un problema urbanístico y ambiental para los vecinos

Los residentes aseguran que son un foco para la delincuencia. El Distrito tiene identificadas unas 30 viviendas ‘huérfanas’.

Sucias, deterioradas, con olores desagradables y algunas con aspecto tenebroso. Esa es la apariencia que muestra la mayoría de las casas abandonadas en Barranquilla. Los vecinos se quejan porque estos inmuebles afean los sectores donde están ubicados, generan contaminación ambiental y se convierten en un “nicho para la delincuencia”.

Este fenómeno, que no exclusivo de la ciudad, es motivado, entre otras cosas, por fallecimiento de propietarios, desacuerdos entre herederos, cambios en el estilo de vida de los barranquilleros y la falta de recursos para mantener las casonas de antaño.

La Alcaldía no tiene un censo sobre las “casas que parecen de nadie”, sin embargo, el secretario de Control Urbano y Espacio Público, Henry Cáceres, dice que tiene contabilizadas unas 30 en las localidades Riomar y Norte Centro Histórico.

En una misma cuadra, la carrera 59C entre calles 80 y 81, existen un edificio y cuatro casas abandonadas. Los inmuebles, según un vecino, pertenecen a una familia guajira que las desocupó desde hace más de seis años. Desde entonces un celador se encarga de cuidar que no ingresen habitantes de la calle, pero los vecinos y trabajadores del sector consideran que no es suficiente, porque están llenas de basuras y afean urbanísticamente esa zona residencial. 

En otro punto, la calle 59 entre carreras 53 y 54, están ubicados dos inmuebles que hasta hace unos 10 años eran ocupados por varias familias, pese al aspecto de abandono que han mostrado. 

Uno de ellos, identificado con la nomenclatura 53-65, es propiedad de ocho hermanos que residen en el exterior. Guillermo Giraldo, encargado de cuidar el inmueble, dice que nunca ha visto a los dueños y que desde hace ocho años fue contratado por un administrador de bienes para vigilar el predio y evitar que los maleantes y habitantes de la calle lo invadan. 

El otro inmueble, carrera 54 No. 55-173, es una casa de dos pisos donde hasta hace 15 años vivían pensionados universitarios. Hoy el inmueble está a cargo de un celador y en su frente tiene una valla informativa que indica que el 18 de noviembre de 2016 fue otorgada una licencia de construcción para obras de demolición parcial, adecuación y ampliación. Según el permiso, Inversiones Meveom desarrollará un proyecto de dos pisos con estacionamientos.

Los vecinos de estos dos inmuebles consideran que son un problema para la seguridad del sector, sobre todo en horas de la noche.

Vivienda de dos pisos ubicada en la carrera 59C No. 81-139. Es usada por conductores como parqueadero. César Bolívar

Razones para el abandono

El secretario de Control Urbano y Espacio Público, Henry Cáceres, explica que algunos predios quedan ‘huérfanos’ de inversiones y mejoramiento por el fallecimiento de su propietario, desacuerdos entre las familias o liquidación y quiebra de las empresas dueñas de los inmuebles.

Para el arquitecto e investigador Carlos Bell, el fenómeno de las casas abandonadas no es exclusivo de Barranquilla y corresponde a cinco factores. 

El primero de ellos es el cambio de los estilos de vida. La sociedad actual busca simplificar los procesos y por eso acude al apartamento. En el caso de la capital el Atlántico, asegura Bell, hay un componente adicional que es la búsqueda de seguridad. “Se cree que en los apartamentos, al estar vigilados, hay menos riesgo de atracos o robos”, afirma.

El otro factor al que hace alusión Bell es el económico. “Las grandes casas de los años 50 y 60 hoy son muy difíciles de mantener, se necesitan recursos importantes para sostenerlas, así que muchas quedan abandonadas a la espera de un comprador”.

El cambio en los modelos de familia también ocupa un lugar importante, según el arquitecto, ya que antes eran más numerosas y por eso necesitaban espacio. “Ahora la sensación de soledad en una de esas casas es mayor”.

Bell también destaca la visión de negocio de las firmas de finca raíz, que le sacan provecho a construir un edificio o un conjunto residencial en el espacio donde antes quedaba un casa.

Y, por último, la falta de una legislación que proteja estas viviendas, que constituyen la memoria arquitectónica y urbanística de una ciudad como Barranquilla.

El presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Barranquilla, Franco Martínez Aparicio, dice que el fenómeno también se presenta porque la mayoría de inmuebles desocupados tienen declaratoria de patrimonios o porque los tienen de engorde. “La ciudad valoriza enormemente los predios”, afirma. 

Considera que la alta salinidad hace que las cosas se deterioren más y exige conservarlas bien o hacerles un mantenimiento mayor. Esto obliga a que los costos se incrementen día a día para el dueño del inmueble. 

Otro factor que se debe tener en cuenta, según el dirigente gremial, es que hay muchos bienes categorizados en primero, segundo y tercer nivel patrimonial, que deben cumplir unas exigencias que hacen costoso su mantenimiento.

Ledis Consuegra, abogada presidenta de la Corporación Patrimonio de los barrios Prado Alto Prado y Bellavista, destaca que los costos de los servicios públicos es una de las causas por las que hay deserción y abandono de predios.

Consuegra recuerda que la revisión y cambio de estratificación de propiedades fue una solicitud que ha hecho al Gobierno distrital y no se ha tenido en cuenta para evitar que residentes en casas patrimoniales las abandonen. 

“El mantenimiento es tan alto que prefieren dejarlo y ocupar otra casa más pequeña o habitación de un familiar”, afirma.

En imágenes | Casas abandonadas, un problema urbanístico y ambiental para los vecinos

Cesar Bolívar
En este inmueble de la carrera 54 No. 55-173 se proyecta construir una edificación de dos pisos. Cesar Bolívar
Cesar Bolívar
Carrera 53 No. 60-29 Cesar Bolívar
Vivienda de dos pisos ubicada en la carrera 59C No. 81-139. Es usada por conductores como parqueadero. Cesar Bolívar
Carrera 59C No. 81-163 Cesar Bolívar
Carrera 59C No. 81-127 Cesar Bolívar
Vivienda ubicada en la carrera 59C No. 81-115. Cesar Bolívar
Inmueble ubicado en la esquina de la carrera 58 con calle 75, en el norte de Barranquilla. Cesar Bolívar
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.