El Heraldo
Mery Granados
Atlántico

Declaran calamidad pública en Luruaco por el invierno

En diálogo con EL HERALDO, los habitantes de la zona reportaron problemas en el tránsito por esta carretera debido al barro que se ha generado por las precipitaciones.

En esta vereda entra y sale el que tiene las botas adecuadas que le permitan “chapalear” el barro. Los cultivos se han perdido, la escasez económica no da tregua y los niños han dejado de asistir al colegio ubicado en la cabecera municipal. 

En la vereda El Socavón  del corregimiento de Pendales, Luruaco, hay una sola vía de acceso por la que transitan diariamente los agricultores con la mercancía que comercializan.

Debido a las fuertes lluvias que se han presentado en esta zona del departamento, la imposibilidad de desplazarse por esta carretera y el crecimiento súbito del arroyo el ‘Socavoncito’ ponen  en alerta el bienestar de los habitantes de esta vereda que viven del diario. 

En diálogo con EL HERALDO, Noelys Jiménez, habitante de El Socavón, dijo que esta emergencia se repite todos los años y “los campesinos estamos sufriendo porque tenemos la única vía de acceso llena de barro, cuando caminamos quedamos atollados ahí”. 

Los cultivos de  zapote, yuca, naranja, plátano y ají que hay en esta vereda se han perdido por esta “problemática repetitiva”. 

“Se nos están ahogando las matas, la casa también se nos han inundado, a los niños no van mucho al colegio porque no se puede caminar con ese barrial. Antes el que tenía burro o caballo nos lo prestaba para llevarlos al colegio, pero ahora ni los animales quieren pasar por ahí”, expresó Jiménez.

Mery Granados

Edison Barriosnuevo, quien ha vivido en esta vereda durante toda su vida, reafirmó que este problema “viene desde que yo tengo memoria, aquí vimos a la alcaldesa en el caserío, pero para acá no entró, las ayudas que dicen enviar nunca han llegado”.

Barriosnuevo añadió que el panorama ahora mismo es crítico porque el arroyo –que pasa frente a su vivienda– no se encuentra canalizado haciendo que toda esa agua “sucia” entre a su inmueble”.    

Humberto Currea Yepes, miembro del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo y Desastres de Luruaco, manifestó que en este momento el territorio está enfrentando las consecuencias de la intensa temporada de lluvias. 

“El municipio ha recibido un impacto fuerte en cuanto a las lluvias en el sector rural, más que en lo urbano”, explicó Currea. 

El tramo de la vía de El Socavón llega hasta Santa Cruz –explicó Currea–, quien fue enfático al decir que el corredor vial estaba siendo intervenido por la Alcaldía, pero no se han terminado. El objetivo es asfaltar esa vía porque es netamente agrícola y permite la salida de productos que vienen de este sector.

“La vía está en mal estado, es impenetrable la entrada de vehículos, se han tenido que colocar piedras y troncos en forma de puentes para que los estudiantes puedan irse caminando hasta los colegios”, dijo.

Otro problema que se ha acrecentado en la vereda durante esta temporada de lluvias es la falla en la energía eléctrica ya que en este sector los postes están hechos con  troncos de árboles, cables endebles y son armados e instalados por la comunidad ante la necesidad de este servicio público. 

“La luz eléctrica es puesta por nosotros, se nos ha hecho difícil con las lluvias porque las brisas mueves los cables o se caen los postes”, dijo Barriosnuevo.

Declaración de calamidad pública

La segunda ola invernal continúa causando  emergencias en el departamento. Tras las fuertes lluvias presentadas en las últimas semanas, varios municipios han resultado afectados por inundaciones y deslizamiento de terrenos. 

En el caso de Luruaco la Subsecretaría de Prevención y Atención de Desastres del Atlántico reportó que más de 60 familias se han visto afectadas por el fenómeno de La Niña. 

Lo anterior llevó a que desde la Alcaldía municipal se declarara al municipio en calamidad pública por término de seis meses prorrogables. 

Con el fin de atender la problemática y minimizar los riesgos por el aumento en las precipitaciones, el Consejo Municipal para la Gestión de Riesgos y Desastres de Luruaco  realizó la evaluación de daños y necesidades para atender adecuadamente los escenarios que tiene mayor riesgo de desastre. 

“En este momento la financiación de estas situaciones por parte del municipio es difícil ´porque no tenemos la capacidad económica para enfrentar estas emergencias, por eso se recurrió a este mecanismo legal y cumplirle a la comunidad por estas calamidades”, puntualizó Currea. 

Tras la aprobación del decreto 0769 de 2021, expedido por la Alcaldía de Luruaco, esta podrá adelantar las contrataciones y obtener los recursos para implementar el plan de acción enfocado en atender la calamidad pública y emergencia sanitaria. 

Con este decreto las autoridades municipales hacen un llamado a la Gobernación del Atlántico para que supervise las obras que ya se iniciaron y aún no han sido culminadas. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.