Galerías

Entretenimiento

El sombrero vueltiao que vale millones

Los artesanos y aborígenes del resguardo zenú en Córdoba y Sucre ya tienen en el mercado el sombrero de 31 vueltas, el más fino de todos, considerado el último grito de la moda en sombrero vueltiao. Su costo es de dos millones de pesos, y las 24 primeras unidades que se han elaborado ya tienen dueños propios, todos de Antioquia. El confeccionista de sombreros y líder de los artesanos en Tuchín, Medardo De Jesús Suárez, sostiene que de allí en adelante no se puede elaborar un sombrero más fino en cuanto al tejido, pero advierte que la prenda –declarada símbolo nacional en diciembre de 2003– no pasará de moda. “Para pasar del sombrero de 31 vueltas necesitaríamos más de diez dedos para tejer la trenza. Creo que esta es la meta final, pero el sombrero sigue arraigado al pasado, al presente y al futuro de nuestras tradiciones”, precisó De Jesús Suárez. Lo que ocurre es que si se elabora un sombrero de más de 31 pintas en el tejido se sobrepasaría el ancho en las vueltas, lo que el artesano compara jocosamente con una carretera panamericana. “A medida que se introdujo más fibra en la cantidad del tejido el sombrero ha sido mejor, de más calidad y más costoso. Este es el último sombrero y ya hay gente que lo está buscando. Lo considero un logro para nuestra etnia”, precisó. El sombrero vueltiao se clasifica en el de 15 pares de fibra, 17, 16, 19, 21, 23, 25, 27, 29 y ahora el 31, de dos millones de pesos, que en términos del artesano “es para pájaro fino”. Lo anterior, porque no toda persona está dispuesta a lucir una prenda así de costosa en la cabeza. La última tendencia en sombrero fino vueltiao todavía no ha salido de Colombia, pero sí está en Medellín y Bogotá. No se hace para exhibición sino por encargo y su elaboración tarda un mes tejiendo seis horas diarias. LA VERDADERA CUNA. Esas finas vueltas del sombrero se están elaborando en la vereda Bellavista o Los Jesules (los descendientes zenúes le llaman así porque es una aldea habitada por parientes que llevan el apellido De Jesús). Fue allí donde Medardo elaboró el sombrero de 23 pintas que en julio de 1986 los sacerdotes le entregaron al entonces sumo pontífice Juan Pablo II en su vivita a Colombia. Esa pequeña localidad está ubicada a diez minutos de Tuchín, detrás de tres lomas y en medio de un aparente abandono estatal. El único servicio público que tienen sus 130 familias es la energía eléctrica. Esa es la verdadera cuna del sombrero fino vueltiao, porque ahí es donde se elabora la prenda, y Tuchín ha servido de vitrina comercial. La cuna como tal se la comparte Bellavista con otras veredas como Cerro Vidales, Villa Nueva, Lo Verán, San Benito, Carretal y Nueva Esperanza. El artesano y aborigen Émerson Flórez está contento con la innovación y aclara que se trata de 31 pares de fibra de la trenza. Sostiene que es mucha la expectativa que tienen los artesanos primarios de Bellavista y otras poblaciones con la elaboración de esta prenda. “Estamos seguros de que los colombianos van a preferir este sombrero, que es el más fino de todos”, precisó Émerson. En Bellavista, desde los diez años de edad empiezan los niños a tejer la trenza de los sombreros. Es una tradición que se sostiene en el tiempo. Marcelino, padre de Émerson Flórez, espera que la acogida del sombrero 31 sea igual o superior que la del sombrero 29, que se diseñó hace dos años. Advierte que por ahora únicamente hay que ajustar un detalle en la copa de la prenda para que el sombrero 31 también recorra el mundo. OTROS PRECIOS. El ‘machimbriao’ le llaman los aborígenes zenúes al sombrero cuyo diseño está entre el de 15 pares de fibra y 19 y su valor es de $80.000. Los artesanos sostienen que el sombrero que más se vende es el de 21 pares de fibra, que vale $250.000. Pero también están el de tres pares de fibra que vale $13.500; el de cinco pares, $15.000; el de 9 pares, $ 18.000. Por Eduardo García

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.