Sociedad

“La salsa de Guayacán es un puente musical entre el Pacífico y el Caribe”

Alexis Lozano y Nino Caicedo lideran la agrupación salsera que por 34 años ha llevado sus melodías por todo el planeta.

Guayacán es una de las orquestas insignia de la salsa colombiana. Durante 34 años le han apostado al sonido criollo, conquistando así mercados nacionales e internacionales, especialmente en Estados Unidos y Europa.

La pandemia frenó tres largas giras que los llevaría a recorrer varios países. Sin embargo, la para les permitió darle forma a su nueva propuesta, que hace 24 meses recibió sus primeros pincelazos sonoros.

De la mano de su director y arreglista de cabecera, el trombonista Alexis Lozano, y de su compositor estrella Nino Caicedo, estos chocoanos siguen vigentes y alistan su producción número 20 denominada Sin par, cuyo anticipo Bogotá salsera se estrenó este fin de semana.

Los arreglos esta vez contaron con la participación del cubano Manolito Simonet, que desde La Habana le impregnó un sonido progresivo y maduro.

Este par de músicos oriundos de Quibdó (Chocó) que no son fáciles de reunir para conceder entrevistas, contaron a EL HERALDO cómo desde su arribo a la capital de la República en 1978 fueron permeando a los bogotanos con su música y hoy comparten una buena nueva.

“Le estamos dando al mundo una primicia, así como Nueva York, Cali, Barranquilla y Lima fueron epicentro salsero, ahora hay una nueva ciudad que destila salsa. Antes le decían la nevera, pero si la vieran hoy, tremenda gozadera”, dijo en verso Lozano, de 62 años, quien agregó que en la década setentera reinaban solo las canciones de La Billo’s Caracas Boys, Los Melódicos, Pastor López y Los Graduados.

Pero ellos no solo hablan de su paso por Bogotá, sino también de la forma cómo se han relacionado históricamente con el Caribe colombiano. Incluso Lozano asume el rol de profesor de geografía cuándo se le pregunta por las conexiones entre las costas colombianas.

“Chocó tiene tres grandes ríos, dos de ellos vierten sus aguas al Océano Pacífico, el río San Juan y el Baudó; mientras que el río Atrato es el único que está en el andén del Pacífico y desemboca en el Mar Caribe, en el Golfo de Urabá. Es por eso que quienes pertenecemos al río Atrato, los de Quibdó somos una mixtura entre Pacífico y Caribe, realmente somos unos privilegiados. Nuestro comercio en el pasado era con Cartagena, los picós, la gaseosa, la cerveza y el queso costeño se paseaban por nuestro pueblo, así que la conexión siempre ha existido. Es por eso que me atrevo a decir que la salsa de Guayacán es un puente musical entre el Pacífico y el Caribe”.

También le han cantado a nuestra costa

Guayacán dedicó a Cali el tema 'Oiga, mire y vea', que se convirtió en el himno popular de su feria. Ahora hace lo propio con Bogotá, pero en el pasado también crearon estrofas para nuestra región Caribe con temas como Arriba mi folclor. “Le hicimos una canción abrasiva a la Costa exaltando el folclor Caribe, paseándonos desde La Guajira hasta Córdoba. Ese tema dice ‘Y así llegué a La Guajira y conocí a una juntera, y me dijo Juancho Rois, te va a robar el corazón’.

Al Carnaval también le dedicamos un tema muy alegre llamado Fiesta y Carnaval, quizás algunos no lo recuerdan porque no tuvo mucha promoción y lo que no se muestra, no se consume, pero esa deuda de hacerle música a la Costa Caribe que tanto nos ha respaldado está saldada”.

Sobre la entrada de su música a nuestro territorio cuenta Nino Caicedo que se la deben a su éxito Vestido bonito en 1991, tema que hizo parte de su quinta producción musical.

“Esta canción fue respaldada por Luis Altamiranda, ‘El Music Man’, quien se desempeñó como director de la emisora Olímpica, él nos ayudó a pegar por Barranquilla. También fue clave el acordeonero Juancho Rois (QEPD), él era un salsero a morir, de pronto la gente en la Costa Atlántica desconoce este dato, pero su corazón era salsero. Cuando íbamos a grabar, él llegaba con su whisky y nos quedaba mirando. Luego hizo parte de nuestros trabajos, él puso su acordeón en Amor traicionero, también lo hizo en Arriba mi folclor, él prácticamente era un músico nuestro. A Juancho le fascinaba la salsa, se subía a la tarima en nuestros conciertos y eso nos ayudó mucho para afianzarnos en el Caribe”.

La acogida de Guayacán en ciudades como Barranquilla, Santa Marta y Cartagena continuó con su álbum Sentimental de punta a punta, un verdadero hit que fijó en los oídos de los costeños temas como: Invierno en primavera, Oiga, mire y vea, Te amo, te extraño, Cada día que pasa, entre otros.

Cortesía
Su clásico navideño

Los ganadores del Congo de Oro en el 2000, para esta época suenan de manera constante por el país con su éxito Navidad, publicado en 1993, en el álbum A verso y golpe. Sobre este clásico Nino Caicedo manifestó que nació como una obligación, debido a que las grandes orquestas como la Billo’s y El Gran Combo tenían un tema para la temporada de Fin de Año. “Nosotros, como veníamos en ascenso, queríamos llenar ese vacío y siguiendo los pasos de los grandes decidimos hacer el tema Navidad, el cual ha quedado como un clásico. Muchos grupos le han cantado a la Navidad, pero no han trascendido, por fortuna nuestro tema tiene una letra sentida y una gran melodía que le dio Alexis. ‘De Año nuevo y Navidad, les deseamos felicidad, de Año Nuevo, navidades, yo les traigo mil felicidades”’, cantaron durante la entrevista.

Alexis sostuvo que Guayacán, con éxitos como Navidad, en sus 34 años de historia ha logrado construir una identidad. “Guayacán tiene soul, ese espíritu y esencia que nos ha llevado lejos. Nosotros somos músicos por naturaleza, ni sabíamos que esto daba plata”, dijo entre risas.

Cortesía
Su rivalidad con niche

Al radicarse en Bogotá para estudiar en la Universidad Nacional de Colombia, Lozano conoció a Jairo Varela, otro nativo de Quibdó y, como codirector musical y co-arreglista, fundó el Grupo Niche.

Con esta otra agrupación bandera de nuestra salsa participó en los primeros cuatro elepés, pero debido a diferencias personales, abandonó el grupo para formar su propia banda.

Sobre este aspecto Alexis contó que “con el tiempo” decidió alejarse, “porque no había el nivel para estar con Jairo”. “Él era analfabeta musical y yo venía de la academia, no había un buen entendimiento. Por otro lado a él le brillaban mucho los ojos por la plata, entonces yo me abrí y fundé Guayacán”, aseveró.

 

Nuevos sonidos

Para estos dos baluartes de Guayacán “ahora hay otra lírica” que se impone en el mercado, igual como ha sucedido en otras épocas con géneros diferentes.

“Quincy Jones dice, por ejemplo, que no conocía el hip hop, pero le salió un hijo cantando esa música y comienza a producirla para su hijo, lanzándolo al estrellato. En Cali están haciendo algo diferente con la salsa choke, los jóvenes toman diferentes vertientes y arman su propuesta. Así pasa en otros países, cada tiempo trae sus tendencias, nosotros por fortuna nos mantenemos en lo clásico”, sostuvo Nino.

“A mí me gustan los reguetoneros porque son directos, le dicen a la mujer ‘hoy tú vas a ser mía, hoy te tomaré’, ellos van de frente y eso no es malo. Hay que tener la mente abierta y montarse en esos cambios”, afirmó Alexis con la sinceridad que lo caracteriza.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Agrupación colombiana
  • Barranquilla
  • Cali
  • salsa
  • Entretenimiento
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.