El Heraldo
Rafael Martínez, Kleiver Villadiego, Luis Álvarez y Jorge Rada son los estudiantes beneficiados.
Archivo particular
Sociedad

El sueño mexicano de cuatro jóvenes matemáticos costeños

Recibieron una beca para una maestría en el país azteca. Egresados de la Uniatlántico buscan cómo viajar.

Cuatro jóvenes de la Costa Caribe son el ejemplo de que cuando se hacen sacrificios y se aumentan los esfuerzos, se puede. Luis Álvarez, Kleiver Villadiego, Rafael Martínez y Jorge Rada fueron admitidos a la Maestría en Ciencias Área Matemática Educativa de la Universidad Autónoma de Guerrero, en México.

Los egresados de la Universidad del Atlántico entraron al Programa de Matemáticas de la Facultad de Ciencias Básicas de la institución, y luego de seis meses de preparación al lado del maestro Armando Aroca, coordinador del Semillero Diversidad Matemática de la Uniatlántico, recibieron la noticia que tanto esperaron: ser bienvenidos al posgrado.

Álvarez, Villadiego, Martínez y Rada están unidos por la pasión de la ciencia matemática, la guía del profesor Aroca, pero también por la falta de recursos económicos para poder viajar a México y hacer el papeleo pertinente previo a la ejecución de la beca.

Pasaporte y tiquetes son algunos de los gastos que los estudiantes deben saldar. También, la renta y manutención durante dos o tres meses, mientras se hace efectivo el beneficio por parte de la institución académica.

Aroca ha sido el tutor de los jóvenes durante el proceso de preparación. Cuenta que lleva ocho años apoyando a los egresados de la Licenciatura en Matemáticas de la Universidad.

“Creo que esto que hago es en compensación con mi pasado, pues en algún momento un profesor también me ayudó y todos estos egresados, que en su mayoría tienen muy pocos recursos económicos y posibilidades para poder acceder a una beca, debían tener mi orientación voluntaria”, dijo a EL HERALDO.

Luis Álvarez, uno de los beneficiados, es de Momil, Córdoba. Para él haber sido aceptado en la Universidad Autónoma de Guerrero fue un “logro inigualable”, ya que viene de una familia “humilde y campesina”, y sí el hecho de estudiar en Barranquilla no fue fácil, irse a otro país implica muchos más retos.

“Como soy de campo, me vine para el pueblo a trabajar con mi papá, a cultivar y a hacer cualquier cosa para poder ahorrar algún dinero y ahí tenemos un poquito. Nosotros no tenemos un sueldo fijo, vivimos del día a día, así que ojalá pueda reunir lo suficiente para cumplir mi sueño profesional”.

Jorge Armando Rada también viene de una familia en la que su padre es campesino y su mamá, ama de casa. El joven de 25 años es de Isabel López, corregimiento de Sabanalarga, Atlántico. Estudiar para él ha sido toda una “travesía”, un “ir y venir”, pero que ha dado sus frutos. Irse para México es su mayor anhelo.

“Los fines de semana yo venía de Barranquilla, hacíamos bollos, empanadas, arepas, patacones, cualquier cosa. Yo me caminaba el pueblo sábados y domingos y trataba de ahorrar lo máximo que pudiera para que el dinero me rindiera. Ahora en pandemia se me complica porque sufro de la presión”, expresó.

Kleiver Villadiego, de Cartagena, y Rafael Martínez, de Magangué, llegaron a Barranquilla hace unos años para cumplir sus objetivos profesionales en compañía de su familia. Ambos se dedican a darles refuerzos matemáticos a niños y buscan la forma de dar algunas clases independientes para ahorrar lo que necesitan y poder seguirse formando.

“Yo vivo con mi madre y mi hermana en el barrio San Felipe, en Barranquilla, pero mi sueño es ir a México y completar mi formación académica para así poder ofrecerles una buena educación a los jóvenes. Sin embargo, también debo ayudar a mi mamá, que trabaja haciendo aseo en las casas”, afirmó Martínez.

La ardua recolecta por el dinero continúa y la batalla por alcanzar sus sueños también. Los jóvenes no piensan darse por vencidos, pero también esperan encontrar el apoyo que necesitan.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • jóvenes
  • estudiantes
  • Uniatlántico
  • matemáticos
  • costeños
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.