Sociedad

Cruz de ceniza se esparcirá sobre la cabeza de los católicos

Los sacerdotes invitan a vivir profundamente esta fecha. Una antigua forma de proceder al ritual del Miércoles de Ceniza ayudará a evitar el contacto.

La Iglesia Católica congrega a sus fieles para dar inicio a la época de Cuaresma. En medio de la emergencia sanitaria por la covid-19, la celebración del Miércoles de Ceniza se vivirá con gran fervor tanto en los templos como en los hogares. 

Por disposición de la Santa Sede, todas las parroquias deberán manejar los respectivos protocolos de bioseguridad. Tradicionalmente, después de la homilía venía la imposición de la ceniza en forma de cruz en la frente a los fieles. Sin embargo, este año el ritual cambiará y las cenizas serán esparcidas en la cabeza.

“Este año el reto prescribe que se bendigan las cenizas y que el sacerdote se haga la señal sobre sí. Este tendrá que ponerse la mascarilla que le cubra boca y nariz en todo momento. Los fieles harán una fila con el debido distanciamiento y en vez de imponerles la cruz les dejará caer la ceniza en la cabeza”, indicó el padre Jaider Lázaro, delegado arquidiocesano Pastoral de Liturgia, que a su vez resaltó que dejarse caer cenizas sobre sí mismo es un símbolo de penitencia. 

Previo a este procedimiento, el cura deberá decir las fórmulas: “Conviértete y cree en el evangelio” o “recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás”.

 

Según la Conferencia Episcopal de Colombia los feligreses que se sientan en condiciones de estar presencialmente en el templo están invitados a participar en la Santa Misa de su comunidad. Hansel Vásquez

35% el aforo permitido

En el Atlántico las 160 parroquias que pertenecen a la Arquidiócesis cumplirán con el aforo del 35% dependiendo de la capacidad del templo. Para la celebración de esta fiesta religiosa, que se extiende hasta el Jueves Santo, en las iglesias se realizarán varias jornadas para lograr la mayor asistencia posible sin que haya modificación de aforo.

Cada comunidad manejará su propia programación, de acuerdo con las consideraciones de los párrocos.

El acto simbólico que representa conversión y preparación para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa, este año tendrá otro procedimiento, y no es nuevo. La tradición de esparcir la ceniza por la cabeza y no imponerla directamente en la frente se remonta a la antigüedad.

En realidad, podemos decir que esta es una práctica más bíblica. En el Antiguo Testamento se ponía sobre la cabeza de los que querían cambiar de vida. Lo hacían para indicar el deseo de transformación, para demostrar que somos nada, que somos transitorios y que el único que permanece es Dios”, detalló el padre John Mario Montoya, director de la emisora Minuto de Dios.

Para el sacerdote eudista, el Miércoles de Ceniza en medio de una pandemia significa el inicio de la etapa de purificación caminando hacia la Pascua. “Estamos yendo hacia el tiempo más importante del cristianismo. Esta conversión indica ese deseo de cambio y transformación radical en la que nosotros dejamos lo que no es fundamental en nuestra vida”, expresó.

En un panorama general, el religioso señala que este día sirve para replantear cómo podemos construir como Iglesia un mundo más justo en medio de la “maldad, el egoísmo y la desigualdad”. De acuerdo con Montoya, las banalidades se han robado, en parte, la esencia de la humanidad.

La virtualidad también se tomará esta fecha. Los fieles que quieran unirse desde casa podrán hacerlo a través de las diferentes plataformas digitales de su parroquia.

Desde las redes sociales de la Arquidiócesis de Barranquilla (@arquidiocesisbq en Instagram), el arzobispo de Barranquilla, monseñor Pablo Salas, presidirá una eucaristía hoy desde la Catedral Metropolitana María Reina a las 6:30 de la tarde.

Desde el vaticano

El papa Francisco se pronunció ante la opinión pública y extendió una especial invitación a los creyentes para que se mantengan en comunión y oración mientras se preparan para recibir la Cuaresma.

En un comunicado el sumo pontífice dijo: “En este tiempo de conversión renovemos nuestra fe, saciemos nuestra sed con el agua viva de la esperanza y recibamos con el corazón abierto el amor de Dios que nos convierte en hermanos y hermanas en Cristo. En la noche de Pascua renovaremos las promesas de nuestro Bautismo, para renacer como hombres y mujeres nuevos, gracias a la obra del Espíritu Santo”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Iglesia católica
  • Cenizas
  • Miércoles de ceniza
  • Semana Santa
  • Pandemia
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.