El Heraldo
Sociedad

Cato Anaya: folclor colombiano con ‘beat’ electrónico

Los sonidos de las gaitas, los tambores o una voz bullerenguera son mezclados por el DJ barranquillero que en escenarios como el Tomorrowland.

Un exportador de nuestra música folclórica, así se define el DJ y productor barranquillero Cato Anaya, que con su mezcla de sonidos electrónicos y música raizal ha permitido que instrumentos como la gaita y el tambor alegre hayan retumbado en los últimos cuatro años en Tomorrowland, el festival de música electrónica más prestigioso del planeta.

Andrés Anaya Torres (su nombre de pila) explica que hacer parte de este evento que se realiza en la localidad de Boom, Bélgica, es como representar al país en los Juegos Olímpicos. 

Su última canción Brisas del mar acaba de poner a bailar a “medio planeta” en la edición virtual del Tomorrowland que se cumplió este 16 y 17 de julio. 

Sobre este tema cuenta que tomó el nombre del conjunto residencial en el que creció, en el sector de Villa Campestre. Allí afinó su oído al escuchar los sonidos del mar y el canto de las aves.

Para recrear la historia en la que presenta a un campesino que arrea el ganado y se comunica con las nubes para clamar por un poco de lluvia, contó con la colaboración del gaitero Nayib Feres, líder de La Banda de Nayo, ganador de múltiples festivales folclóricos y del Congo de Oro. En la parte vocal lo respaldó Mathieu Ruz, del grupo Tonada; la percusión corrió por cuenta de Cristian Moreno, y tuvo como invitados a los DJ mexicanos Tom & Collins, celebridades de la escena electrónica de su país.

“Hace seis años me di a la tarea de fusionar nuestro folclor con música electrónica, propuesta que puede ser criticada por los ortodoxos, pero que tiene a medio mundo bailando. Por fortuna llevo cuatro años consecutivos sonando en Tomorrowland, tres veces de manera presencial y este año en la edición virtual estuvimos gracias al set presentado por Tom & Collins”. 

Su actuación más especial en este festival recuerda que ocurrió en 2019, porque estuvo en el escenario central junto al DJ y productor británico Kryder, con quien sonó su canción Salomé. “Un fan me pasó la bandera de Colombia y la puse en lo más alto de Tomorrowland, imagínense, ni yo me las creía, ese ha sido el momento cumbre de mi carrera”.

Frente a quienes consideran que estos dos géneros musicales son como el agua y el aceite, explica que al acelerar algunos beats logra sonidos que van en consonancia con la cumbia. “Tanto el folclor como la electrónica invitan a bailar, a la euforia, así que al combinarlos el resultado es una bomba”.

Cato ha dedicado 20, de sus 34 años a la música. Tomó clases particulares de piano, guitarra y música en general. Con esas bases creó un estudio casero y produjo pop, salsa, merengue y música folclórica para artistas emergentes.

“Luego me enamoré de la música electrónica y no he parado, quiero motivar a los nuevos productores y DJ a que le apuesten a nuestros sonidos y exportarlos. Me llena de satisfacción hacer una canción en Barranquilla muy folclórica y luego que figuras como Bob Sinclair (Francia), Nicky Romero (Holanda) o Claptone (Alemania) la escojan dentro de millones para sonarla en su set. Ese es el mejor piropo que se puede recibir”.

Con creatividad y prestigio

Si hay algo que ha caracterizado a este currambero es su constante evolución, eso se palpa al hacer un viaje por canciones como: La cumbiambera, Sabrosura, Báilalo, Felicidad y El Guararé. 

Vivo en Bogotá y trabajo en mi estudio, pero cuando voy a hacer mis producciones viajo a mi tierra y me encierro en Afro Estudio de Jaime Álzate y lo llenamos de magia. Me gusta captar directamente los sonidos de los instrumentos y guiar al cantante, creo que eso hace genuina nuestra propuesta. No soy de esos DJ que solo ‘samplean’, yo produzco mi música”.

Muestra de su talento se evidencia en la versión electrónica que hizo al lado de Totó la Momposina de Tu tambor, grabada en Spinnin Records, la mejor disquera de música electrónica.
Por todo lo anterior, se convirtió en el primer DJ latino en ser firmado por Sony Music. Hoy sus canciones suman cinco millones de reproducciones en plataformas digitales y no deja de hacer Latin House.

“La receptividad de la gente es grande, en Norteamérica y Europa se emocionan al escuchar instrumentos como la gaita que quizás no habían tenido la oportunidad de conocer. Desde mis primeras giras veía enloquecer al público al sonar nuestro folclor y como no había ningún latino dedicado a exportar estos sonidos a través de la música moderna, dije que sería el pionero”, comentó Cato, que acaba de lograr su primer Sold Out en Nueva York hace dos semanas en la celebración de la fiesta de Independencia de Colombia.

“Ha creado una nueva vertiente folclórica”

El vocalista barranquillero Mathieu Ruz, de 31 años, que ha interpretado las canciones de Cato, confiesa que hace cuatro años no visionó lo que estaban haciendo y que simplemente se dejó guiar. 

“Es una persona exigente, siempre me ha pedido que sea auténtico, que saque lo mejor de mi voz para que él me pueda acompañar con sus beats”.

La primera canción que grabó fue La cumbiambera y quedó tan fascinado que no ha rechazado ninguna de sus invitaciones, incluso para colaborar con DJ de República Checa, Grecia, Escocia, México y Nueva York. 

El joven cantante, que se caracteriza por utilizar turbante como “símbolo de liderazgo y estatus”, aseguró que su paisano “ha creado una nueva vertiente folclórica” y siente que está logrando ponerla en órbita al darle tanta relevancia a nuestras raíces. “Es una de las tantas maneras como nuestra colombianidad se puede manifestar ante el mundo y cambiar así la imagen negativa que muchos tienen de nuestro país”.

Por su parte, el percusionista de Neiva Cristian Moreno (Grillo Music) destacó que Cato tiene muy marcada su identidad costeña.  “Él ama su costa y por eso la respeta, al igual que los ritmos latinos, de hecho tiene una versión de Guantanamera cargada de otros matices”.

A Grillo Music le correspondió grabar en Brisas del mar el tambor alegre, la tambora y con un tubo de metal también exploró nuevos sonidos. “Estas fusiones son importantes porque la música electrónica en la última década ha tomado mucha fuerza y permite que nuestro folclor viaje por muchos países, y en vez de desprestigiarlo, como muchos creen, lo realza”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.