El Heraldo
Imagen del tatuaje finalizado en la pierna derecha del joven Édgar Pombo. Giovanny Escudero y Cortesía
Barranquilla

‘El Campeón’ perdurará en la piel de un fanático

Édgar Pombo dice que por el amor y la dedicación que demostró ‘El Campeón’ al onceno Tiburón. Tiene más de 15 tatuajes y este es su segundo retrato.

Édgar Pombo nunca conoció personalmente al fallecido narrador deportivo, Édgar Perea. No conoce de su trayectoria en el Senado, de su candidatura a la Alcaldía de Barranquilla en 2003 ni de su labor como embajador de Colombia en Sudáfrica hasta 2011.

Sin embargo, hace dos años desde que hace parte de la barra juniorista, Frente Rojiblanco Sur, dice que conoció en las tribunas del Metropolitano la labor tiburón del chocoano, “la de un hombre que le inyectó alma al onceno barranquillero”. Su muerte, explica mientras observa como el tatuador  Manuel Quiroz le inyecta tinta a su piel, fue el detonante para decidir tener el rostro del periodista en su pierna derecha, a la altura de la pantorrilla.

La imagen escogida de Perea es una de sus últimos años de vida. En ella viste lentes y un traje negro con corbata amarilla. Refleja la seriedad y la elegancia que caracterizó a ‘El Campeón’.

“Me hago el tatuaje porque a pesar de que él no era de aquí, de la Costa, amó tanto al Junior como yo. Es un ídolo para nosotros los barras, los hinchas del Junior”, explicó Pombo, quien tiene más de 15 tatuajes en su cuerpo y dos piercing, uno en cada oreja.

A sus 18 años, es estudiante de segundo semestre de Diseño gráfico y también se dedica a hacer tatuajes. Al preguntarle si su nombre es en honor a “El Campeón’, dice que no, pero que de ahora en adelante dirá que sí a la gente para extender su homenaje al narrador deportivo.

Manuel Quiroz colorea la imagen del narrador.

De repente, Pombo suelta una leve carcajada. Lleva dos horas observando el trabajo del tatuador. No se inmuta por el posible dolor que otra persona menos experimentada podría sentir. Este es el segundo retrato que estampa en su piel. El primero fue el del cantante de salsa, Héctor Lavoe, hace dos años. La razón de porqué se lo hizo es semejante a la de esta ocasión: admiración.

En esta oportunidad su amigo y colega Manuel Quiroz quería hacer un tatuaje de Édgar Perea y él se ofreció como lienzo, una vez decidió ser nuevamente un homenaje ambulante.

Cinco horas más tarde Pombo muestra con orgullo su tatuaje completo. Édgar Perea está estampado sobre un fondo verde marino en la pierna del diseñador.

“Me siento feliz. Es una alegría difícil de expresar en palabras. Este es un sentimiento grande hacia este gran locutor”, concluyó Pombo, quien –asegura– seguirá siendo el lienzo de sus ídolos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.