El Heraldo
Los heridos son trasladados por las autoridades a los centros médicos más cercanos. EFE
Mundo

El terror se toma a Francia en celebración del Día de la Bastilla

Al menos 84 personas murieron cuando un camión arrolló a una multitud que se encontraba observando los juegos pirotécnicos en el fin de la fiesta nacional de los galos.

Decenas de personas murieron anoche en Niza,  al sur de Francia, cuando un camión arremetió contra una multitud que presenciaba los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional del 14 de julio, según lo confirmó el gobernador de la región Provenza, Alpes Costa Azul, Christian Estrosi.

Según dijo a los medios franceses la Fiscalía de Niza, el ataque había causado 84 muertos.

El conductor del camión que fue abatido por las fuerzas de seguridad,  era un ciudadano franco-tunecino y tenía 31 años de edad, según documentos de identidad que fueron hallados entre las pertenencias del camión que conducía el atacante.

El portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henri Brandet, precisó que el hombre “neutralizado por la policía” era el único que iba en el camión cargado con armas, aunque no encontraron registro de bombas.

Brandet, en declaraciones a canales locales señaló que las investigaciones se centran ahora en ese hombre y “sobre eventuales cómplices”, aunque a continuación negó que hubiese una toma de rehenes ni ningún grupo de hombres armados en Niza, como se había conocido inicialmente.

Los medios parisinos han difundido imágenes de un tráiler blanco de gran tamaño, como el vehículo utilizado por el agresor para cometer el atentado.

Testigos presenciales señalaron que se escucharon disparos en el lugar de los hechos, aunque no se sabe cuál era su procedencia.

La Fiscalía antiterrorista de París se hizo cargo de la investigación del ataque del camión que arremetió contra una multitud en Niza.

Reunión inmediata de seguridad. El presidente francés, François Hollande, regresó de urgencia a París procedente de Aviñón para participar en la célula de crisis reunida en el Ministerio del Interior.

Según la presidencia francesa, Hollande se mantuvo desde que se tuvieron las primeras noticias de la matanza en contacto telefónico con el primer ministro, Manuel Valls, con quien se reunió anoche para recibir las informaciones que iban llegando desde Niza, adonde se trasladó el titular de Interior, Bernard Cazeneuve.

Luego del encuentro, el presidente francés manifestó por medio de una alocución que “no se puede negar el carácter terrorista” del atentado perpetrado y que el “pueblo francés llora, pero seguirá siendo fuerte”, además anunció el aumento por tres meses más del estado de emergencia que se extienden por tercera vez consecutiva desde el pasado 19 de mayo, cuando se mantuvo para garantizar la seguridad durante la celebración de la Eurocopa, que tuvo lugar del 10 de junio al 10 de julio, y del Tour de Francia, que comenzó el 2 de julio y termina el próximo día 24.

Ciudadanos ofrecen sus casas. Los habitantes de Niza y las autoridades hicieron correr una cadena de solidaridad a través de las redes sociales para que las personas que estaban por la calle en la ciudad después del atentado de anoche pudieran encontrar un refugio, siguiendo las consignas de las autoridades de no permanecer en la calle para permitir circular sin cortapisas a los servicios de urgencias que evacuaban a los heridos, y por los posibles riesgos de nuevos ataques.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.