El Heraldo
Fachada del Museo del Carnaval. Hansel Vásquez
Entretenimiento

El Carnaval tiene desde este jueves su museo

La historia de la fiesta desde sus orígenes, sus músicas y sus elementos de tradición  estará narrada en los cuatro niveles del edificio. La inaguración será este jueves a las 5:00 p.m.

La esquina más alegre de Barranquilla, ubicada en la carrera 54 con calle 49B de Barrio Abajo, ahora tendrá más razones para atraer a propios y visitantes que quieran contagiarse del jolgorio que caracteriza la fiesta del dios Momo. El Museo del Carnaval abre sus puertas a partir de hoy para contar la historia de esta celebración durante todo el año.

El museo cuenta con un espacio dedicado a la investigación, preservación, difusión y exhibición de las manifestaciones y tradiciones que conforman el Carnaval de Barranquilla.

Un componente educativo que busca fomentar una visión amplia sobre la naturaleza patrimonial de la fiesta entre los visitantes.

La participación de portadores de la tradición en las actividades mensuales, la programación de la Sala temporal y, en general las actividades programadas por el área educativa del museo, refuerzan esta condición de una fiesta que se vive y se goza a diario.

Para el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, esta obra dignifica a los hacedores de la fiesta más importante de la capital del Atlántico, la posiciona ante el mundo e impulsa el turismo.  

“En la ciudad estabamos en mora de tener un museo que preservara todo lo relacionado con la fiesta más grande de Colombia, el carnaval de Barranquilla, esto dignifica a nuestros hacedores, nos posiciona ante el mundo e impulsa el turismo. Ahora todos podrán venir y conocer como es nuestra fiesta, nuestra cultura y así potencializar el turismo local, este museo engalana toda la cultura barranquillera”, explicó Char.

El edificio está dividido en cuatro pisos y su fachada está adornada con ondas de colores inspirados en el arte cinético del maestro venezolano Carlos Cruz Diez.

 La experiencia del visitante empieza en el tercero, puesto que el cuarto es una terraza que cuenta con una vista 360 de la ciudad, y va descendiendo mientras descubre detalles del Carnaval a través de sus diferentes manifestaciones.

Las máscaras estarán en el tercer piso del museo. Hansel Vásquez

En ese piso se encuentra la historia de la fiesta narrada a través de lecturas y pantallas que muestran sus antecedentes, su presente y sus pares alrededor del mundo. Además, máscaras, instrumentos musicales, indumentaria de las diferentes danzas y comparsas, el pergamino del Bando de la reina de 1992 Mireya Caballero y el cetro de Katia Nule, primera dama del distrito y reina del Carnaval de 1995.

En el segundo piso se encuentran expuestos 35 vestidos de coronación de diferentes soberanas de la fiesta, desde Lucía Ruíz (1955), hasta Carolina Segebre (2019). Cada una de ellas donaron sus trajes después de haberse dedicado los últimos meses a restaurarlos y dejarlos listos para su exposición.

En el primer y último piso, los visitantes podrán aprender sobre los orígenes del Carnaval pues ahí se apreciarán las primeras manifestaciones de esta fiesta cultural. Vale rescatar que en la entrada del primer piso se albergará la carroza ganadora de cada año en la que los visitantes podrán tomarse fotografías y experimentar la sensación de vivir la Batalla de Flores en plena Vía 40.

Letra de ‘La Guacherna’ a puño y letra de Esther Forero. Hansel Vásquez
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.