Deportes | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
El festejo de Sevilla en la agonía del juego y el lamento de los jugadores rivales.
EFE
Deportes

Sevilla y Chelsea sellan su paso a los octavos de final de la Champions

El equipo español se impuso 2-1 al Krasnodar, mientras el cuadro inglés derrotó por el mismo marcador al Rennes.

El Sevilla logró este martes una heroica victoria en el minuto 95 ante el Krasnodar (1-2) que selló su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones.

El héroe fue Munir, que, después de una gran segunda parte, marcó el gol del triunfo en el tiempo añadido y con su pierna 'mala', la derecha.

Como el Chelsea también ganó en Rennes con el mismo resultado (1-2), ahora sólo quedará decidir en los próximos dos encuentros qué equipo es el primero de grupo.

Todo pintaba bien para el Sevilla cuando Rakitic marcó a los cuatro minutos, pero los ‘Toros’ no se dejaron torear, adelantaron líneas y empataron tras el descanso.

Sólo en el último cuarto de hora los pupilos de Julen Lopetegui, que estuvo brillante en los cambios, volvieron a tomar el mando y se llevaron los tres puntos.

Ante la falta de laterales derechos, el técnico español optó por arrancar con Koundé por la derecha y colocó al serbio Gudelj en el centro de la defensa junto a Diego Carlos.

Mientras, el conjunto ruso salió de inicio con una alineación muy ofensiva con el francés Remy Cabella, recuperado ya del coronavirus, como principal novedad, pero no pudo contar con su portero titular, Safónov, enfermo de COVID-19.

La suerte le sonrió al Sevilla desde el principio. Un fallo en la salida del balón de Gazinsky lo aprovechó Ocampos para galopar por la derecha, superar a Ramírez y centrar al área.

El despeje lo aprovechó al borde del área grande Rakitic para empalmar de primeras un obús que entró rozando el poste derecho de la portería rusa. Un gran gol (min.4).

Después Koundé, que se mostró muy seguro en la banda derecha desde el saque inicial, puso a prueba al portero ruso en otro contraataque armado por Ocampos. Recortó al brasileño Kaio, pero su disparo mordido fue despejado por Gorodov.

El partido estaba donde quería el equipo español. Un gol en la alforja y los locales incapaces de superar la presión sevillista en toda la cancha.

A la media hora, el Krasnodar estuvo a punto de dispararse de nuevo en un pie. El sueco Berg tocó el balón con un brazo, pero el árbitro consideró que la jugada era involuntaria y no señaló penalti.

Los locales sólo despertaron en los últimos minutos del primer tiempo. Bastaron varias pérdidas visitantes en el centro para dar vida al equipo ruso.

Con todo, Cabella fue el único que inquietó la portería del Sevilla tras una buena internada, pero su flojo disparo fue a parar a los guantes de Vaclik.

Adelantó líneas el Krasnodar tras el descanso con la entrada del brasileño Wanderson. Primero, Claesson puso a prueba al guardameta sevillista y después Cabella tuvo una inmejorable ocasión para marcar el gol del empate.

Gudelj falló en la salida del balón, el francés se lo robó y encaró a Vaclik, le superó y cuando parecía que el gol a puerta vacía era inevitable, apareció Koundé y rozó lo suficiente el esférico para que fuera escupido por el poste (min.49).

El Sevilla estaba avisado. Lopetegui no quería sorpresas e introdujo en el campo a Jordán por Óscar. El equipo español quería recuperar el control.

No surtió efecto. Justo después de que De Jong tuviera en sus botas el 0-2, los locales lograron empatar por medio de Wanderson, que marcó a pase de Olsson (min.56).

El partido se convirtió en un correcalles. Oliver salió con muchas ganas y encontró un aliado en un Munir muy activo. El Sevilla no se conformaba.

Idrissi tuvo en sus botas el gol de la victoria en un contraataque, pero su disparo tras regatear a Smólnikov fue despejado milagrosamente con el rostro por Gorodov. Los cambios de Lopetigui comenzaron a funcionar.

Los últimos minutos fueron un asedio sevillista. Al equipo ruso se le había acabado el gas. Al de Lopetegui le sobraba ambición, pero le faltaba creatividad.

Pero apareció Munir. El delantero lo había intentado de todas las maneras en el segundo tiempo, pero no desesperó. Espero su oportunidad. En el último suspiro, recibió el balón en el área, su primer intento no cuajó, pero su disparo con la derecha superó al portero ruso. Gol y el Sevilla clasificado para octavos (min.95).

Los jugadores del Chelsea celebrando la anotación de Giroud.

Un gol en el tiempo añadido del francés Oliver Giroud dio el triunfo ante el Stade Rennes al Chelsea (1-2), que selló su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones con dos jornadas de antelación al cierre de la fase de grupos.

El tanto del internacional galo, que saltó al césped a veinte del cierre en lugar de Tammy Abraham, demostró que el cuadro de Frank Lampard manejó el partido y marcó cuando lo necesitó. A punto estuvo de no lograr el triunfo porque el representante galo, que mejoró en el tramo final de cada período, igualó el encuentro en el 85.

El Chelsea fue superior. El cuadro londinense, que no pierde un partido desde el 20 de septiembre, cuando cayó contra el Liverpool en la Premier, y que en Europa sólo ha encajado el gol que firmó Sehrou Guirassy, tuvo más ocasiones aunque sufrió por culpa del juego aéreo de su rival, que echó en falta el nivel que últimamente ha perdido Eduardo Camavinga, desaparecido y sustituido antes del final.

Tuvo un arranque fulgurante el equipo de Lampard que pudo marcar a los cuatro minutos con una clara ocasión de Timo Werner. Se adelantó en el 22, cuando Mason Mounto robó el balón en su campo y envió un preciso y largo pase al espacio a Callum Hudson Odoi que batió a Alfred Gomis. El meta francés sostuvo a su equipo a la media hora, en otra oportunidad de Mount.

El Rennes despertó poco antes del intermedio. Damien Da Silva pudo empatar pero Edouard Mendy, que se ha asentado como titular en el Chelsea en detrimento de Kepa Arrizabalaga, deshizo la acción. No fue la única. Por momentos salvó a su equipo.

En la segunda parte el Chelsea manejó el marcador. Tuvo más llegada pero menos ocasiones y el Rennes amenazaba con seriedad, especialmente a balón parado. Sehrou Guirassy obligó a actuar a Mendy que también apareció para frustrar una ocasión de Gerzinho Nyamsi.

Fue un aviso. En la siguiente llegó el empate. Fue en un córner botado por Benjamin Bourigeaud y que cabeceó sin oposición Sehrou Guirassy. Restaban cinco minutos para el final y el Chelsea apretó.

Y apareció Giroud, que recogió un rechace aéreo dentro del área pequeña y superó a Gomis para sellar el pasaporte de su equipo a octavos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Champions
  • Chelsea
  • Liga de campeones
  • Sevilla
  • Sevilla FC
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web