Deportes | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Juan Pablo (centro), Juan Lucas (izquierda) y Juan Sebastián Ruiz Guerrero entrenan unidos para ser grandes en el judo.
Jesús Rico
Deportes

Los tres Juanes, la sangre del judo en el Atlántico

Los hermanos Juan Pablo, de  17 años, Juan Sebastián, de 10, y Juan Lucas Ruiz Guerrero, de 6, se enamoraron de este deporte japonés y en el tatami se lucen y conquistan medallas de oro.

A los tres los une el apellido, pero por sus venas también corre sangre de judo. Su padre, Francisco Ruiz, un apasionado por el deporte japonés, les mostró el camino y uno a uno fueron llegando al tatami. Juan Pablo, Juan Sebastián y Juan Lucas Ruiz Guerrero son unidos como hermanos y también entrenan juntos para convertirse en unos grandes judocas.

Juan Pablo, de 17 años, abrió el camino. Fue el primero en inclinarse por este arte marcial. Al principio no le gustaba, pero luego le encontró el cariño y actualmente es el judoca más sobresaliente del departamento del Atlántico. Este joven estudiante de Educación Física está clasificado a los Juegos Nacionales y su objetivo es regalarle una medalla dorada al departamento.

Juan Sebastián, de 10 años, es un analítico, estudia cada movimiento y no da un golpe sin antes estar seguro. Juan Lucas, de tan solo 6 años, es el más inquieto de los tres.

Luquitas, como le dicen de cariño, no le teme a los golpes y no para de hablar. Lo hace con propiedad y confianza. No duda de que será un gran judoca y su nombre se escuchará en todo el mundo.

Los Juanes del judo tienen claro su objetivo. Se aferran a seguir trabajando fuertes y unidos para conseguir eso que tanto anhelan: ser campeones mundiales y olímpicos.

Hace poco los tres brillaron en sus categorías en el campeonato regional que se disputó en el Coliseo Sugar Baby Rojas y se colgaron medallas de oro. Tienen hambre de gloria por eso no dudan de que el apellido Ruiz Guerrero retumbará en todo el mundo gracias a sus triunfos como judocas.

“El primer sueño es que los Ruiz Guerrero  lleguen a ser campeones olímpicos y mundiales. Sé que con la ayuda de Dios lo vamos a lograr. Me da mucha alegría que ellos sigan mis pasos. Desde pequeño me enamoré del judo como ellos ahora están enamorados y tienen sueños de ser campeones olímpicos y mundiales, es una alegría porque están encaminados al mismo deporte que me encaminó mi padre”, dice Juan Pablo, que compite en la categoría -73 kilogramos.

Juan Lucas se divierte en el tatami. En su mente solo existe el judo. Las técnicas que sabe se las aplica hasta al perro, a quien bautizaron Juancho, en honor a sus nombres. Muestra su valentía en todo momento y nunca se rinde así su oponente sea más grande que él.

“El judo es un deporte sano, que no tiene nada malo, yo soy un niño fuerte y aguanto los dolores de cabeza cuando me tiran. Yo le gano a todos, hasta a mis hermanos y al mayor. Mi sueño es viajar por todo el mundo, por Japón, Puerto Rico, Brasil, y competir con los más grandes judocas. En la casa cojo al perro y lo tiro al suelo, tenemos una láminas de zinc y también me pongo a practicar con ellas”, cuenta el pequeño de 6 años.

Los hermanos Ruiz Guerrero disfrutan en el tatami. Jesús Rico

Juan Sebastián es más estratégico. Le gusta estar viendo videos de judo para poner en práctica las técnicas que ve. En el tatami estudia cada movimiento que da, pero tiene bien claro que él y sus dos hermanos nacieron para ser grandes en esta disciplina.

“Yo entré al judo por mi papá. Una vez lo vi entrenar, después vi entrenar a mi hermano con mi papá y otros chicos. Me gusta todo del judo. En este deporte no hay problemas, tu puedes ser amigo del que te ganó. Mi hermano Juan Pablo me enseña técnicas que no sé. El apellido Ruiz Guerrero en el judo está para ganar. Nosotros tres tenemos un sueño y es ser campeones olímpicos y mundiales. Tenemos la meta de llevar el apellido Ruiz Guerrero en alto”, apunta Juan Sebastián lleno de seguridad.

En los entrenamientos se concentran y están atentos a todas las indicaciones. Jesús Rico

Padre orgulloso

Francisco Ruiz, padre de estos tres guerreros, no cabe de la dicha. Dios le regaló tres maravillosos hijos y él está contento porque escogieron el camino de un deporte que ama y por el cual se entrega al máximo.

A cada uno le dedica tiempo, los entrena y educa con mucha sabiduría.

“Es una gran bendición. Yo algún día soñaba con orientar a mis hijos con este hermoso arte que la vida me puso en el camino. El judo es mi vida. Rico que mis tres hijos estén involucrados en este deporte, al igual que mi esposa. En la familia se respira judo, hablamos judo, comemos judo, nos tomamos unas vacaciones y fuimos a un Panamericano de judo. Mi gran familia a nivel mundial son los judocas, mis amigos del alma son judocas”, apunta con satisfacción Francisco, quien es el entrenador de la Liga de Judo del Atlántico.

Francisco también tiene el mismo pensamiento de sus tres hijos y con seguridad sostiene que serán unos grandes deportistas. 

“Tenemos una meta familiar y es hacer historia los tres, que los Juan Ruiz Guerrero sean campeones olímpicos y mundiales, eso es algo que va a quedar por siempre”, agrega con entusiasmo.

Los tres Juanes del judo son barranquilleros, del barrio Las Palmas. Todos los días salen de su casa al Coliseo Sugar Baby Rojas a seguir entrenando duro para cultivar ese sueño de tres hermanos campeones mundiales en el judo.

Los ‘Juanes’ junto a su padre Francisco Ruiz, quien también es su entrenador.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • deporte
  • Juanes
  • Judo
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web