El Heraldo
Los pequeños de Jaguares celebrando su paso a la siguiente fase del torneo. César Bolívar
Deportes

Jaguares ruge con fuerza

Los pequeños de la escuela de Barranquilla igualaron este martes 2-2 con Alianza Baranoa y lograron la clasificación a la siguiente fase del Torneo Asefal, en la categoría 2010. 

En la cancha le hacen honor a su nombre y sacan toda su garra. La escuela Jaguares de Barranquilla se luce en el Torneo Asefal, en la categoría 2010 y ayer en un vibrante partido consiguió la clasificación a la siguiente fase del campeonato. Son los actuales campeones o mejor bicampeones y sueñan con  lograr el tricampeonato.

En la cancha número 3 del estadio Moderno se enfrentaron a Alianza Baranoa, equipo que es dirigido por Pedro Ortega, exmediocampista del Junior. A este juego Jaguares llegó con la necesidad de por lo menos empatar para asegurar su cupo en la siguiente fase. El partido no fue fácil, comenzaron dominando el encuentro y creando las mejores opciones de riesgo, pero su rival los sorprendió luego de una bonita jugada colectiva y abrió el marcador gracias a un gol de Luis Araújo.

El gol en contra no hizo que Jaguares bajara los brazos, siguió atacando y buscando rápidamente el empate. Alianza Baranoa puedo aumentar la cuenta, pero al defensa y el arquero de Jaguares evitaron una nueva caída. El primer tiempo terminó 1-0, los pequeños de la escuela barranquillera se fueron al descanso apoyados por el público que desde la tribuna los alentó.

Samuel Arteta Urquijo ante una posibilidad de gol.

Jaguares rugió con más fuerza en el segundo tiempo y de entrada Jainer Movilla anotó el gol del empate, después de capturar una pelota suelta en todo el área. La presión fue total de Jaguares que se fue decidido por el tanto del triunfo, que llegó en los pies de Alberto Valderrama, que con un fuerte remate infló la red y así puso el partido 2-1.

Jaguares era el dueño del partido, continuó atacando, generando opciones de gol, pero fallaba en la definición. Alianza Baranoa no encontraba los espacios para hacerle daño a su oponente, que ya estaba esperando el pitazo final para cantar victoria. Pero en la última jugada del partido, después de un cobro de tiro de esquina Jesús Salazar impactó de primera el balón y lo colocó en el ángulo superior izquierdo del cancerbero de Jaguares, que no pudo hacer nada para evitar el gol de la igualdad.

El partido concluyó empatado 2-2, Jaguares quedó con el sin sabor de habérsele escapado el triunfo en el último minuto, pero celebró su clasificación, mientras que Alianza Baranoa quedó a la espera de un resultado para avanzar como uno de los mejores terceros del torneo con 3 puntos.

El mediocampista Samuel Arteta Urquijo, de 9 años, valoró el resultado obtenido y cree que siguen fuertes en su objetivo de conquistar un nuevo título en el Torneo Asefal. “Al equipo lo veo bien. Hemos luchado mucho en este torneo y hemos conseguido los resultados. Solo hemos perdido un partido. El juego de hoy fue difícil porque nos enfrentamos a un buen equipo y al final nos empató. Nosotros seguimos firmes y soñando con el tricampeonato. Vamos a seguir dándolo todo en los próximos partidos que se vienen”, apuntó el pequeño que actúa con el número 21.

Jaguares sigue marchando con paso firme en el Torneo Asefal, ya consiguió el primer objetivo de pasar de la primera ronda y sigue soñando con defender el título.

Plantilla completa del equipo Jaguares.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.