Más contenidos

Entrevista

“Con el Unicosta viví la mejor época de mi vida futbolística”: Gustavo Villa

Por: Rosember Anaya @rdeportes

Temas tratados

Deportes

El ex mediocampista argentino se amañó en Barranquilla, en donde ya tiene 22 años de estar viviendo • Figuró con el Unicosta, luego pasó por el Junior y también vistió la camiseta de Real Cartagena, Johan y Chicó • Actualmente trabaja como entrenador en  la Escuela Barranquillera. 

Cualquiera que lo escucha hablar diría que es un barranquillero más.  Pero sus raíces son en Buenos Aires, Argentina. A la ‘Arenosa’ llegó en 1995, con el deseo de triunfar como futbolista. El Unicosta le abrió las puertas y ahí se dio a conocer en el fútbol colombiano. Gustavo Villa ya tiene 22 años de estar en Barranquilla, está amañado y cambió el “ché”, por el “eche”.
Villa figuró con el Unicosta, con el que ascendió y luego brilló en la A. La buena campaña que hizo en el equipo ‘currambero’ lo llevó a ser parte del Junior (1998), pero con los ‘Tiburones’ no figuró como lo hizo en Unicosta.  De Barranquilla partió a la ‘Heroica’ y el Real Cartagena también le abrió las puertas.

P. ¿Qué hay de la vida de Gustavo Villa?

R.

En estos momentos estoy trabajando con la Escuela Barranquillera de Fútbol, ya tengo cinco años tratando de formar jugadores y personas.

P. ¿Por qué decide un argentino como usted quedarse en Barranquilla?

R.

Ya tengo 22 años en Barranquilla, media vida aquí. Encantado con una hija de 15 años. Esta es mi segunda casa, me han tratado muy bien, por eso la decisión de quedarme aquí.

P. ¿Cómo llega usted a Barranquilla?

R.

Llegué en 1995 para el Club Deportivo Unicosta, vine a probarme y gracias a Dios las cosas se me dieron y tuve la oportunidad de jugar en el fútbol colombiano.

P. ¿Cómo fue esa época en el Unicosta?

R.

Excelente, fue la mejor de mi vida futbolística. Se formó un grupo humano excelente, una familia grande. Logramos el ascenso a primera división, que fue lo más bonito.

P. ¿Qué es lo que nunca olvida que haya vivido con el Unicosta?

R.

 Desde el primer día que llegué me trataron como si estuviera en Argentina. Hice muchos amigos ahí. Fue duro recorrer esos dos años y medio, con los problemas financieros  del equipo, pero gracias a la humildad de todo el grupo se logró el objetivo de salir campeones.

P. ¿Alguna anécdota en especial con el Unicosta?

R.

Muchísimas. En los viajes si comíamos no teníamos para el hotel y si nos íbamos para el hotel no había comida. Fueron muchas anécdotas ‘bacanas’ y creo que uno puede escribir un libro con ellas.

P. ¿Cuéntenos con detalles cómo era eso de que no tenían comida?

R.

Había partidos que llegábamos a Bogotá sobre la hora para tomar el avión y nos dejaba. El presupuesto no era mucho y si nosotros comíamos después teníamos que hacer la ‘vaca’ para pagar el hotel, que lo pagamos entre nosotros y después no alcanzaba para la comida. Así era la vaina en Unicosta.

P. ¿Es decir que todos sacaban plata de su bolsillo?

R.

Sí. Nos colaborábamos, pero éramos una familia grande y por eso salimos campeones. Dios vio nuestro esfuerzo y las ganas de salir adelante.

P. ¿Siempre les tocó hacer la ‘vaca’?

R.

Sí, eso era cada fin de semana. Pero eso fue bueno.

P. ¿Qué otro tipo de calamidades vivió con el Unicosta?

R.

Demasiadas. Me acuerdo que una vez enfrentamos al Pasto en su casa y perdimos 4-1, era el primer partido del cuadrangular. Jugamos muy mal y cuando entramos al camerino el profe Javier Castell nos empezó a regañar feo por la actitud. Después empezamos a discutir y todos los jugadores nos dimos trompadas. Como yo era chiquitico, trataba de esquivar los golpes. Nos peleamos, pero eso quedó en el camerino.

P. ¿Cuál es el partido que más recuerda con el Unicosta?

R.

El que recuerdo muchísimo fue con Atlético Huila en Barranquilla, que nos daba el paso al cuadrangular. Teníamos que ganar por diferencia de dos goles y Huila con el empate pasaba. A los 10 minutos ya perdíamos 1-0 y con un jugador menos, pero faltando cinco minutos para que se acabara el partido hicimos tres goles y logramos la clasificación.

P. ¿Y cómo fue el ascenso con el Unicosta?

R.

Lo logramos ante Lanceros de Boyacá. Recuerdo que teníamos que empatar y todas las fichas estaban puestas en el equipo local, pero nosotros estábamos convencidos de lograr el objetivo... Y se logró.

P. ¿Cuál es el gol que más recuerda con el Unicosta?

R.

Uno que le marqué a Huila. Ese gol nos dio la posibilidad de clasificar.

P. ¿Qué otra cosa no olvida de su época en Unicosta?

R.

Los amigos que actualmente tengo.

P. ¿Qué era lo mejor que tenía ese Unicosta?

R.

Humildad y la ambición de cada uno de nosotros de salir adelante. Me di a conocer en el fútbol colombiano y mi ambición era pasar a un club grande como Junior, y así fue.

P. ¿Cómo se da su paso a Junior?

R.

El profesor Javier Castell, que me dirigió en Unicosta, fue designado técnico de Junior y el primer refuerzo que pidió fue a Gustavo Villa. Llegué en 1998, quizá no fue el mejor año del Junior, pero a mí en lo personal me fue bien. De 72 partidos solo no estuve en dos. También me dirigió el ‘Zurdo’ López.

P. ¿Cuántos goles marcó con Junior?

R.

Marqué dos goles, uno en Bogotá ante Millonarios de tiro libre y otro en el Metropolitano a Quindío también de tiro libre.

P. ¿Cómo evalúa su paso por el Junior?

R.

Para mí fue positivo. Jugué con ambos técnicos. La campaña que hicimos fue muy mala y no logré quedarme en la institución.

Villa (izq.) antes de un juego con el Unicosta.  Villa en Junior junto a Daniel Tilger Con el R. Cartagena.
Villa (izq.) antes de un juego con el Unicosta. Villa en Junior junto a Daniel Tilger Con el R. Cartagena.

P. ¿Qué clase de jugador era Gustavo Villa?

R.

Un jugador muy técnico, aguerrido y con buen remate.

P. ¿Qué es lo que no olvida con Junior?

R.

El gol que le hice a Millonarios. En el tiro libre Víctor Pacheco se me acercó y me dijo que le pegara al arco, pero le dije que estaba muy lejos, entonces me dijo sino pateas tú lo hago yo. Me decidí a patear y pude hacer el gol.

P. ¿Cómo era esa época en Junior?

R.

Tuve la oportunidad de compartir con grandes jugadores como Víctor Pacheco, Jorge Bolaño, Alexis Mendoza, Daniel Tílger, eso fue muy bonito.

P. ¿Cómo eran los clásicos Unicosta vs. Junior?

R.

Durísimos. Cuando me tocó enfrentar al Junior con el Unicosta, nosotros los veíamos grandes, pero siempre fueron muy buenos y parejos. Con el Junior enfrenté dos veces al Unicosta. Fue una sensación muy extraña porque yo enfrentaba al equipo que me dio la posibilidad de darme a conocer en Colombia.

P. ¿Qué ha sido lo más bonito de haberse quedado en Barranquilla?

R.

Compae’, la gente. La amabilidad y la bondad de la gente de acá, han estado conmigo en las buenas y en las malas.

P. ¿Qué pasó después de Unicosta y Junior?

R.

Me fui al Real Cartagena en 2001. Después jugué en Johan en la ‘B’ y terminé mi carrera deportiva en el Chicó FC, en 2004.

P. ¿Cómo fue la experiencia en el Real Cartagena?

R.

Positiva. Allá me llevó el profesor Hernán Darío Herrera, llegué a un equipo que estaba peleando el descenso, pero que económicamente estaba bien y tenía figuras como René Higuita y el difunto Roberto Cabañas. Fue una experiencia muy bonita, estuve dos años allá y me trataron muy bien.

P. ¿Cómo recuerda a Roberto Cabañas?

R.

Cuando llegó a Cartagena, Roberto tenía 39 años, se había retirado y volvió a la actividad deportiva. Era un ejemplo porque a la edad que tenía era el primero en llegar al entrenamiento y el último en irse. Trabajaba a la par de los más jóvenes.

P. Ya no se le nota tanto el acento argentino...

R.

Uno se acostumbra, el argentino se me ha perdido un poco.

P. ¿Qué cree que le hizo falta lograr en el fútbol?

R.

Más promoción como la que hay ahora. En esta época se muestran más a los futbolistas.

P. ¿Nunca tuvo inconvenientes con los árbitros?

R.

Óscar Julián Ruiz siempre me tenía en la mira. Una vez que jugamos en Medellín hice una falta y enseguida me dijo: ‘Ya vas a empezar, te voy a echar’. Me la tenía montada.

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Deportes
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web