Faltan:

días

:
:

hrs

:
:

min

:
:

seg

Ir al especial

“Preguntaban por la droga y unos tipos de los Costeños”: Edil sobre su captura en La Luz

Luis Rodríguez Flórez, conocido como el Capo relató lo ocurrido tras su captura y judicialización tras el allanamiento en su casa donde encontraron una escopeta que señala es una “reliquia”.

Luis Felipe De la Hoz
Luis Felipe De la Hoz
Barranquilla

Luis Rodríguez Flórez, conocido como el Capo relató lo ocurrido tras su captura y judicialización tras el allanamiento en su casa donde encontraron una escopeta que señala es una “reliquia”.

Por la cabeza de Luis Eduardo Rodríguez Flórez pasan una y otra vez, como una película, las escenas de unos hombres vestidos de negro que reventaron la reja de la terraza para irrumpir en su propiedad, al despuntar del alba del pasado jueves 5 de diciembre.

Todos estaban en pijamas, no habían terminado de despertar, cuando fueron obligados a salir de sus cuartos para que los uniformados del Grupo de Operaciones Especiales, Goes, de la Policía Metropolitana de Barranquilla, adelantaran un operativo de allanamiento en el inmueble, ubicado en la calle 15 No. 15-130, en el barrio La Luz.

“Solo preguntaban que dónde estaba la droga, que les entregara la droga, que ellos sabían que aquí estaba, y yo no entendía de qué me estaban hablando. Empezaron a revolver todas las habitaciones”, contó el Capo, como cariñosamente conocen a Rodríguez Flórez en la cultura picoteril por sus días de toques con el famoso Solista.

“A mí me estrellaron contra la pared, y me golpearon en el brazo, me maltrataron las manos. La puerta del cuarto de  mi hijo la patearon y lo obligaron a arrodillarse, a mi esposa y mi hija, que estaban en paños menores, las obligaron a salir de la casa, mientras ellos revolvían todo”, relató el hombre.

Ahora que rememora ese amargo episodio, al Capo le es imposible no llorar.

“El verme ahí esposado, presentado como un delincuente, pensé en mis padres, mis hijos, sentí vergüenza, no podía creer que eso me estaba pasando”, relató.

Una vieja escopeta que guardaba en la última gaveta de una cómoda ubicada en su habitación fue la “excusa” para que los agentes, que después de una hora de revolotear entre sus cosas no encontraron la droga que habían ido a buscar, lo capturaran.

“Cuando ellos preguntaron por armas yo mismo les dije que tenía una que era una reliquia que perteneció a mi difunto abuelo, y la tenía porque pensaba colgarla en la pared, de ahí fue que se agarraron”, contó.

Dice el Capo que en el operativo también había uniformados de la Sijín que le decían que se llevarían a su esposa e hijos detenidos porque alguien debía “responder” por esa arma.

“Yo les dije que yo asumía lo que hubiera que asumir, pero que a mi familia no la tocaran. Me amenazaron hasta con llamar al ICBF para que se hicieran cargo de mi hija menor. Me presionaban para que yo aceptara y confesara que sí había drogas en mi casa, pero después de más de una hora buscando y que no encontraron nada, ellos mismos me decían que no entendían por qué les habían dado esa orden, que quién me había querido hacer esa maldad”, reveló Rodríguez Flórez.

El Capo señala que lo sacaron sin esposas de la casa y lo montaron en una camioneta con rumbo a Medicina Legal para que fuera valorado y dejar constancia de que no había sido agredido, luego lo llevaron a la URI donde le tomaron la fotografía que le dio la vuelta a la ciudad  en donde lo presentaban como detenido por porte ilegal de armas de fuego.

Un Testimonio

La base que tuvo la Fiscalía General de la Nación para lograr una orden de registro al inmueble de Luis Eduardo Rodríguez y que según él cuenta, jamás le mostraron cuando llegaron el pasado jueves, es un testimonio que afirma que ese lugar es una ‘guarida’ de dos miembros de la organización criminal Los Costeños.

“Los agentes que vinieron me dijeron que tenían un testigo que dijo a la Fiscalía que en mi casa se expendía droga y que aquí vivían un tal alias el Negro y alias el Gordo, de la banda los Costeños.  Me mostraron fotografías tomadas por un dron de mi casa, me dijeron que desde hacía semanas me habían estado haciendo inteligencia”.

Luis Rodríguez pasó la todo el día y la noche de ese jueves en la URI, al día siguiente, a las 2 de la tarde fue llevado al Centro de Servicios Judiciales para ser presentado en audiencias.

En la diligencia, de acuerdo al relato del Capo, la Fiscalía intentó sostener la acción alegando que tenían un testimonio “el cual no fue leído en voz alta”, sino que se le entregó por escrito al togado.

“Yo nunca supe qué decía ese relato, ni tampoco presentaron más pruebas del supuesto expendio de drogas. Se quisieron agarrar del arma y resultó que esta no sirve, no disparaba. Sobre los cartuchos, los cuales no estaban dentro del arma, sino en una bolsita, tres de los cinco no sirven, y por esos dos, pretenden continuar una investigación”, contó Rodríguez Flórez.

El juez, dice el Capo, no encontró material suficiente para determinar una medida carcelaria.

“Él reconoció que yo no tengo ningún tipo de antecedentes, que no soy un peligro para la sociedad, que esa es un arma que no sirve, no había por dónde sostener una medida, por eso quedé en libertad, aunque vinculado a la investigación y en cualquier momento que sea requerido asistiré a la Fiscalía”, contó.

Jugada política

Luis ‘el Capo’ Rodríguez asumirá el próximo 1ro de enero como edil de la localidad Suroriente de Barranquilla tras ser elegido por algo más de 2.600 votantes en los pasados comicios locales.

Es la cuarta vez que el Capo asumirá dicho cargo como veedor de que los procesos y las obras en su localidad se ejecuten.

Una vez su captura fue de dominio público, los vecinos del barrio La Luz, que lo conocen desde hace más de 20 años, recogieron firmas para “dar fe de que es un hombre de bien”.

“Me dijeron que vecinos fueron los que me denunciaron, falso, yo conozco a estas personas y ellos me conocen a mí, entregamos más de 100 hojas con las firmas y direcciones de vecinos que me dieron su apoyo en este duro momento”, contó.

En la vivienda de Luis Rodríguez ya todo está ordenado. No hay rastros de los destrozos, aunque la cerradura de la puerta del cuarto de su hijo sigue averiada. La reja de la terraza la mandó a soldar para que pudiera cerrar. En las paredes de su sala cuelgan algunos sombreros cubanos, un cuadro con notas musicales. En la mesa de centro hay una vitrola vieja, en otra hay un teléfono antiguo. Por donde se mire, la decoración exclama música y bohemia; no obstante lo acogedor de su entorno, el Capo teme pasar la noche en su casa.

Sobre qué pudo haber pasado en ese caso, Rodríguez Flórez piensa un momento y dice: “eso es político”.

“Quizás envidia, no sé, de que uno hace las cosas bien, de corazón, que este es mi cuarto periodo, no sé quien quiera hacerme mal, pero yo a esa persona la bendigo, que Dios la bendiga. No soy una persona de rencores, no lo niego, tengo miedo. Me da miedo por mi familia, no sé si cualquier otra noche, así como llegaron para sacarme de mi casa, van a llegar a matarme. Si yo tengo que renunciar, por la seguridad de mis hijos, mi esposa y los míos, prefiero dar un paso al costado”, aseguró el Capo.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Barranquilla
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web