El Heraldo
Este joven fue a comprar tres cervezas para llevar en la tienda ‘La Favorita’. Josefina Villareal.
Barranquilla

Policía direcciona control a tiendas de 7 barrios de Barranquilla

Las autoridades concentrarán su accionar en esos barrios y harán cumplir horarios. Undeco hizo llamado a tenderos para que se autorregulen. Disminuyen riñas: Policía.

Teniendo en cuenta que el fundamento de las tiendas es prestarle un servicio a la comunidad en lo referente a venta de huevos, pan y café, entre otros, y no la venta exclusiva de cervezas y licor, la Policía Metropolitana de Barranquilla se enfocará en las denominadas “tiendas críticas” en siete barrios de la capital del Atlántico.

Los barrios identificados por la Policía son Los Olivos, Las Malvinas, 7 de Abril, La Manga, Chinita, La Luz, Rebolo y el sector de la calle 17. Allí concentrarán su accionar los uniformados y controlarán que los establecimientos cumplan con los horarios fijados por las autoridades.

El coronel José Palomino, subcomandante de la Policía Metropolitana, detalló que el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, determina en qué sitios y cómo debe operar una taberna, un bar, una discoteca donde su dedicación exclusiva es la venta de bebidas embriagantes.

“Cuando la persona está estado de embriaguez lanza improperios, piropos pesados y esto se presta para riñas con los familiares o amigos de la persona a quien se le hizo el piropo no agradable”, dijo Palomino al señalar que en estos 10 días de implementación del nuevo Código de la Policía se ha disminuido en un 50%, el número de riñas que se presentaba en las tiendas, de manera especial en estos barrios del suroriente y suroccidente de Barranquilla.

Sostuvo que las patrullas del cuadrante han hecho control preventivo con el comparendo pedagógico en 7 mil tiendas de la ciudad.

Los comparendos han sido para las personas sorprendidas al frente de las tiendas consumiendo bebidas embriagantes y generando micciones en la calle, como si estas fueran “baños públicos”.

“Con las medidas estamos reduciendo violencia intrafamiliar, hay más plata para que el ciudadano que llegue a la casa no pelee con su mujer porque se gastó la plata en otras cosas y llega sobrio y con dinero”, destacó Palomino que todo esto es convivencia, seguridad, tranquilidad, medio ambiente y salud pública.

En cuanto al horario de funcionamiento de las tiendas Palomino dijo que es sobre las 11 de la noche los fines de semana.

Jorge Almagro, de la tienda La Exclusiva, muestra las canastas vacías. Josefina Villareal.

El presidente de Undeco, Orlando Jiménez, hizo un llamado a los tenderos para que se autorregulen frente al horario de funcionamiento. Según Jiménez, el horario entre lunes y viernes es hasta las 10 de la noche y fines de semana hasta las 11 de la noche.

“Si nosotros concientizamos a los tenderos que deben cumplir el horario y a los clientes y vecinos que no se puede consumir después de esa hora por la aplicación del Código de Policía ahí empieza uno a regular, porque si bien es cierto que hay tiendas que funcionan hasta la una, dos, tres de la mañana los fines de semana  porque necesitan tener más ingresos para cubrir los costos de su establecimiento”, Jiménez insistió en que el propósito es acogerse al horario de 11 de la noche los fines de semana y entre semana a las 10 de la noche y a partir de ahí que la autoridad ejerza el control e imponga las sanciones que correspondan.

En opinión de Jiménez, es  posible que se presentan riñas en algunas tiendas, pero entrada la madrugada cuando están ebrios. Cree que  esta situación se ha presentado en barrios como el Bosque, San Luis, Santa María, Carrizal o la Ciudadela que tienen ventas de cerveza hasta entrada la madrugada.

Con el cumplimiento de los horarios, dice el líder gremial, que la gente tiene la opción de llevarse las cervezas para su casa si quiere tomar o irse para algún estadero y de esta forma se “desestimula” el consumo de ‘frías’ en las tiendas para que el tendero no se vea afectado, porque de lo contrario tendría un “grave detrimento” en sus ingresos.

José Álvaro Otero, administrador de la tienda el ‘Mercadito de Mari’, carrera 52 con 49B, dice que en su negocio se reúnen vecinos del barrio a tomarse dos o tres cervezas y cuando son las 10 de la noche cierra su establecimiento.

“En tres días se vendían 15 cajas de cerveza, pero las ventas han bajado desde que está en vigencia el Código de Policía”, expresó que la semana pasada devolvió un pedido y esta que viene hará lo mismo porque las ventas han disminuido en un 50%.

Marceliano Cantillo, administrador de la tienda ‘La Favorita’, carrera 33 con calle 47, asegura que antes se “rebuscaban” con las ventas de cervezas, pero desde que entró en vigor el Código de Policía tiene temor de vender porque no tiene claro lo de las multas.

“Este es un lugar donde mucha gente viene a trabajar, se toma una gaseosa o una cerveza y aprovechan para hacer la compra, es gente que normalmente hace eso mientras espera un bus. Así que no me parece justo que multen a una persona por tomarse una sola cerveza y seguir”, dice Cantillo que le ha tocado devolver pedidos a la cervecería.

Señala que pareciera que les están quitando el “derecho a trabajar” puesto que son muchos los impuestos que pagan (Industria y Comercio, Sayco y Acinpro, entre otros) y muchas las prohibiciones.

José Otero destapa una ‘fría’ a un cliente que acostumbra a tomar una diaria. Josefina Villareal.

César Augusto Vesga, de la tienda La Ina, carrera 21 con calle 47 dice que dejó de vender ‘frías’ por temor a ser sancionados porque “no sabemos a que atenernos”. Antes vendía los fines de semana entre 20 y 25 cajas y la semana anterior solo 4 cajas. Por eso espera que la restricción sea solo en “sitios críticos”.

Darwin Pérez, de la tienda La Gran Piedra, ubicada en la carrera 6 con calle 75A barrio El Bosque,  coincide con los otros tenderos en que las ventas se han visto afectadas en un 50%. “La Policía tiene muchas herramientas pero no las usan para el bien de nosotros, por unos que no cumplen las normas nos perjudican a los comerciantes que estamos trabajando honestamente”. 

Pérez espera que los dejen trabajar, porque tal como están las cosas, siente que al vender más de una cerveza a una persona para que la consuman en el sitio es como si “estuviéramos vendiendo un fusil encaletado”. Se pregunta si él compra sus productos de manera legal y paga impuestos ¿por qué no los puede vender?.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.