El Heraldo
La iglesia cristiana Berea se encuentra cerrada. Luis Rodríguez
Barranquilla

Pastor de la comunidad Berea habría desaparecido

Familiares de algunos creyentes dicen que la iglesia está cerrada desde el pasado 28 de enero.

La comunidad religiosa de la iglesia cristiana Berea se encuentra en vilo. Así lo manifestó un familiar y allegado a varios de los seguidores del pastor Gabriel Ferrer, que desde el pasado 28 de enero, día en que esperaban la “llegada de Jesucristo”, no han sabido nada de su líder.

El pastor, quien convenció a los feligreses de ser ‘el nuevo Noé’ y que en sus manos estaba la salvación de todos para cuando se diera la llegada de Jesús, también hizo –según el relato de los familiares- que algunos miembros de la comunidad se despojaran de sus bienes y renunciaran a sus trabajos. Hoy, cinco días después, no ha dado la cara ni se sabe de su paradero, según informó un familiar de un miembro de la comunidad.

Muchos vendieron sus pertenencias y vino la realidad de la vida y lo que tenía que seguir normal, no se cumplió la venida de Jesús y tienen que seguir con sus vidas. Mis familiares no nos han comentado si dieron dinero al pastor, pero sí sé que vendieron cosas y renunciaron a sus trabajos, soy testigo de eso”, dijo el familiar que prefirió reservar  su identidad.

La comunidad sigue aferrada y creyente pese a que desde aquel día la iglesia se encuentra cerrada y que no han tenido comunicación con el pastor; razón por la cual, los familiares se encuentran preocupados.

“Yo lo veo muy peligroso, porque ellos están todavía agarrados de que la llegada de Jesús va a suceder, no pierden las esperanzas, sino que ahora lo están haciendo muy oculto porque se vieron involucrados en las redes sociales. Están siendo perseguidos y es algo delicado. Estamos preocupados porque todavía siguen creyendo en esa secta, fueron estafados y siguen ahí”, agregó.

Por otro lado, un vecino de la casa en donde reside el pastor contó que desde ese día el lugar ha estado bajo completa calma y que no se ha visto entrar y mucho menos salir a alguien del lugar. En la sede de la iglesia dejaron de realizar las reuniones o cultos y esta permanece cerrada.

“Desde el jueves ahí no se ha acercado nadie, ha estado todo en completa calma luego del alboroto que hubo. No hemos visto al pastor ni a ninguna persona en ese lugar la verdad”, indicó.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.