Barranquilla

Acuerdo para integrar cuidado ambiental y desarrollo urbano

Este miércoles alcaldes de diferentes ciudades de Latinoamérica firmaron el acuerdo que busca integrar el cuidado de la naturaleza y el desarrollo urbano sostenible.

Barranquilla es la capital de las biodiverciudades en América Latina. El río Magdalena fue testigo del acuerdo que se firmó este miércoles en el marco del I Foro de Biodiverciudades en el que se debatió sobre las diferentes estrategias que hay para integrar el cuidado del medio ambiente con el desarrollo sostenible y la participación ciudadana. 

Alcaldes de ciudades de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Perú, Uruguay y de Colombia se dieron cita en el Pabellón de Cristal del Malecón del Río en el que compartieron sus experiencias con el desarrollo urbano y contribución a la preservación ambiental desde el liderazgo local.

El presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina, Sergio Díaz-Granados, manifestó que desde la CAF se busca “proponer ideas y pensar acciones en conjunto que no lleven a un cuadro más inclusivo, productivo, sostenible y que nos ayude a restaurar nuestra relación con la naturaleza”.

Díaz-Granados señaló que con la recuperación verde se podrían generar cerca de 15 millones de empleos formales en América Latina, lo que representaría un  156 % más de empleo formal en energías renovables no convencionales. 

En agricultura sostenible se tendría una posibilidad de que los empleos crezcan hasta un 124 % empleos, en servicios locales más de un 65 % asociados a recuperación verde y en reforestación más de un 58 % respecto al 2014.

“La recuperación verde es una fuente importante de empleo formal y es una gran demanda de nuestras sociedades hoy. Además, la descarbonización de la economía nos va ayudar a darles empleo digno a las personas que tienen todo tipo de nivel de educación”. 

La recuperación de la ciénaga de Mallorquín es uno de los proyectos más importantes para el Distrito.

Lo anterior tiene como propósito ayudar a conciliar ese “gran estrés” que tiene América Latina con mujeres y jóvenes por fuera del mercado laboral. 

En cuanto a la infraestructura de adaptación que se requiere para la mitigación del cambio climático, el presidente de la CAF afirmó que traerá nuevos flujos de inversión públicos y privados a las ciudades si se construye un buen modelo de financiamiento y estructuración de proyectos. 

“Este banco es un aporte estratégico para los alcaldes y esperamos que el foro sea el inicio de una plataforma que nos marque la ruta en América Latina a los gobiernos subnacionales y que CAF los pueda ayudar como activo”, puntualizó.

Carlos Eduardo Correa, ministro de Medio Ambiente, también hizo presencia en el evento donde dejó que claro el respaldo por parte del Gobierno nacional a estos procesos medioambientales y certificó a Barranquilla con el modelo de biodiverciudad.  

“Esto lo venimos trabajando desde hace un año cuando el presidente estuvo aquí. También el proyecto de la ciénaga de Mallorquín que es transformador y pone en el centro precisamente lo que queremos con esto que es la biodiverciudad, crear una economía baja en carbono, responsable en la mitigación y adaptación”.

El jefe de la cartera añadió que los proyectos a realizar en la ciudad como la recuperación de la ciénaga de Mallorquín es “un ejemplo claro a nivel global de cómo se construye una biodiverciudad”. 

El próximo año desde el Gobierno estará apoyando a 14 biodiverciudades como Montería, Medellín, Valledupar, Villavicencio, Manizales, Pereira y Armenia, entre otras, para que sigan este camino con Barranquilla en cuanto a los modelos de sostenibilidad.

Correa aprovechó para anunciar que en enero comenzarán los talleres de participación ciudadana en todas las biodiverciudades bajo la organización de Minambiente, para construir un plan con las comunidades que pueda garantizar un financiamiento en estos proyectos. 

Por su parte, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, manifestó que “este es uno de los días más importantes que tendremos en nuestro mandato porque en conjunto con la CAF y el Gobierno nacional estamos dando un paso para identificar un gran problema y una gran solución”. 

También señaló que el objetivo que busca la administración con este espacio es crear estrategias para la preservación del medio ambiente, de la riqueza natural que aún permanecen  sin perder de vista la carrera y entusiasmo que hay en el mundo para reducir las emisiones de carbono.

“Este es un llamado a la acción a través de nuestro ejemplo para que el resto del mundo sienta pena por no dar ese paso que sí estamos dando nosotros. Queremos cambiar el mundo y aunque eso suena grande, para eso nos reunimos hoy”, expresó.

La relación entre el gobierno local y la construcción de ciudadanía en la protección de los recursos naturales de los municipios, la biodiversidad como catalizadora del desarrollo productivo en las ciudades y conservación de los ecosistemas urbanos a partir de la provisión de infraestructura social fueron algunos de los temas que se abordaron en el foro.

El diseño de este reto debe ser por ciudades, se debe entender que cada región tiene indicadores que nos den la posibilidad de medirnos y acompañarnos.

Finalmente, los alcaldes invitados y el presidente de la CAF firmaron el acuerdo que oficializa el compromiso  que asumen las administraciones locales de los diferentes países de América Latina para integrar a los territorios que buscan el cuidado de la naturaleza en el desarrollo urbano.

El futuro de Barranquilla como biodiverciudad

La ciudad del futuro que inicia a partir de las acciones que se están desarrollando en la ciudad actualmente se visiona como equitativa y sostenible. 

“Esto es histórico para Latinoamérica y el mundo porque varios alcaldes hicimos un pacto por las biodiverciudades y eso quiere decir trabajar por la preservación del medio ambiente y utilizarlo como motor de desarrollo, generación de empleo, sostenibilidad a futuro”, manifestó el alcalde Jaime Pumarejo.

Para la Barranquilla 2100 deben estar consolidados los proyectos como la recuperación de la ciénaga de Mallorquín y la construcción de un ecoparque–  se espera sea terminada en 2023–, los bosques urbanos entre otros.

En lo que respecta a la visión metropolitana en la planificación de ciudad se comenzó a repensar el casco urbano metropolitano y cómo se homogeniza lo que ya está con lo nuevo que se busca implementar. 

“Uno de los proyectos que se está estudiando es el puerto de aguas profundas y esperamos que el otro año se pueda comenzar a construirse”, anunció. 

Por su parte, Ricardo Vives, gerente de Puerta de Oro, explicó que el camino a la neutralidad de carbono cero es un compromiso global, pero es un reto individual.

“En Latinoamérica tenemos nuestras particularidades para esto y eso es lo que se está trabajando con el concepto de biodiverciudades”, dijo.

Vives también añadió que en Barranquilla “se ha identificado que con el cambio climático en el 2050 se tendrían problemas de seguridad alimentaria, acceso a alimento fresco y de calidad, poniendo en riesgo los recursos ecosistémicos. Por eso el reto de Barranquilla debe enfrentarse de manera integral”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.