Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Barranquilla

En video | La buena convivencia, un reto en proyectos de casas gratis

En Las Gardenias y Villas de San Pablo se han puesto en marcha estrategias para promover la relación cordial entre vecinos.

“Tranquilidad. Eso es lo único que necesitamos en Las Gardenias”. Con esas palabras, Pascual Salgado Cassiani resumió el “anhelo” que tienen decenas de habitantes de este populoso sector del suroccidente de Barranquilla.

Durante los siete años que tiene de vivir en esta zona de la ciudad, el hombre ha sido testigo de los reiterativos conflictos entre sus vecinos y que –en más de una oportunidad– han ocupado las primeras planas de diarios locales y nacionales.

“Aquí se presentan problemas de convivencia por los ‘picós’ que no nos dejan dormir. También hay ventas de vicio y otros problemas que se están tratando de componer”, aseguró el hombre de 85 años. 

Cansados de la estigmatización y los señalamientos, los integrantes de esta comunidad le han apostado a desarrollar acciones para promover la convivencia pacífica y fomentar la seguridad entre los residentes en los 10 conjuntos.

“El principal reto han sido los jóvenes adictos, por lo que hemos venido adelantando un trabajo con ellos para que empiecen a superarlo”, dijo Gabriel Canchila, presidente del Comité de Convivencia en esta urbanización.

Aseguró que la comunidad también ha cerrado filas en torno a evitar los enfrentamientos entre jóvenes residentes en los distintos bloques.

“Hemos venido trabajando entre los administradores, con los padres de familia, para evitar que se sigan  presentando esas confrontaciones entre los jóvenes”, expuso.

En medio de este arduo trabajo, los conflictos en esta zona de la ciudad han disminuido, aunque no han desaparecido del todo. Ejemplo de esto fue el intercambio de disparos que los jóvenes de dos bloques protagonizaron en la noche del sábado 10 de octubre. A causa de ese hecho, al menos tres personas resultaron heridas.

“Acá viven muchas personas desplazadas, que han venido de otros barrios. Hemos detectado que algunos jóvenes que tuvieron problemas en el pasado se han encontrado acá y aquí quieren saldar esa ‘deuda pendiente’”, sostuvo Canchila. 

Indicó, además, que muchas familias han sufrido un “choque emocional” al llegar a la urbanización, puesto que han tenido que adaptarse a nuevas costumbres. Por esta razón, también adelantan un trabajo para brindar las herramientas necesarias para que su adaptación se cumpla de buena forma. 

Una patrulla de la Policía Nacional hace ronda en uno de los bloques de la urbanización Las Gardenias. Mery Granados.

Acompañamiento de Minvivienda

Para contribuir a la estabilización social y sostenibilidad de la urbanización Las Gardenias, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio adelantó un acompañamiento social especializado y diferencial a las más de 20.000 familias que residen en este proyecto de vivienda. 

Entre febrero de 2019 y julio del presente año, el Ministerio de Vivienda trabajó en conjunto con la Corporación Responder para potencializar el proceso de organización comunitario. En el marco de este proceso fueron organizadas 10 copropiedades y se elaboró un manual de convivencia debido al alto número de quejas por conflictos entre vecinos.

Desde ese momento, indicó el Ministerio, se dio paso a la construcción y socialización participativa de los reglamentos internos de convivencia en cada copropiedad, lo que permitió que durante dicho periodo se mejorara la convivencia, disminuyendo las faltas en cerca del 60%, al pasar de 120.579 a 48.738.

El impulso del desarrollo social en Villas de San Pablo

Una serie de estrategias se han puesto en marcha en el interior de la urbanización Villas de San Pablo con el firme objetivo de mejorar la convivencia entre las 84.000 personas que habitan en este sector del suroccidente de Barranquilla.

Natalia Rodríguez, gerente de Desarrollo Comunitario de la Fundación Santo Domingo, indicó que se ha venido realizando un acompañamiento a la comunidad para su empoderamiento y autogestión del desarrollo.  En especial en este momento con la plataforma ‘Porque Quiero Estar Bien’ y su campaña pedagógica que fomenta el autocuidado.

“Nos consideramos un aliado estratégico de la comunidad, que trabajamos de la mano con otras entidades que también le apuestan al desarrollo comunitario y a la convivencia en Villas de San Pablo”, expuso.

En Villas de San Pablo la comunidad participa activamente en actividades para el fortalecimiento de la convivencia. Mery Granados.

Rodríguez también destacó que entre las estrategias para mejorar la convivencia se encuentra la conformación de frentes de seguridad –en conjunto con la Policía Nacional y la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana–, los cuales tienen como objetivo crear cultura en seguridad ciudadana.

Asimismo, indicó que “le apostamos a un proceso de vinculación; antes de que las familias se muden al barrio, le damos a conocer el contexto del territorio, el manual de convivencia (Villas de San Pablo es el único barrio en Barranquilla que cuenta con manual de convivencia), que no solo reciben una vivienda, sino una comunidad, para que participen en este proceso”.

Por último, destacó que en la actualidad se viene trabajando con una herramienta llamada Planos Vivos, que “ha permitido un entendimiento profundo de las dinámicas y condiciones del barrio, para identificar las necesidades prioritarias y tomar acciones de acuerdo con ellas”.

Por su parte, Noralba Torres, presidenta del Consejo Administrativo de la manzana 15, indicó que han venido adelantando un “arduo trabajo” para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

Josman Paternina, administrador de la manzana 19 de Villas de San Pablo, indicó que de la mano con la Fundación Santodomingo se han venido adelantando capacitaciones para entregar pautas de la forma correcta de vivir en propiedad horizontal.

Indicó, además, que durante la cuarentena, en distintos sectores de la urbanización se incrementaron los conflictos entre vecinos. Para él, dicha situación está relacionada con “el estrés que produce estar confinados”.  

Mientras que Benjamín Lindarte Pérez, habitante de uno de los apartamentos de Villas de San Pablo, destacó que se ha avanzado en la construcción de una sana convivencia aunque fue enfático al indicar que hay problemáticas, como la drogadicción, que siguen latentes en el sector.

Archivo

En medio de este proceso también se logró la selección de 204 líderes comunitarios en toda la urbanización para mejorar la comunicación entre los consejos, administradores y habitantes en general; así como para contribuir en la resolución de los inconvenientes de convivencia en el marco del reglamento y el cuidado permanente de las zonas comunes.

Otro de los logros de gran impacto del Ministerio con este proyecto fue el avance sustancial en el recaudo de la cuota de administración, pasando de un 8% a un 48%, lo que permitió a la comunidad, desde sus competencias y experiencia, sumar esfuerzos para el arreglo y mantenimiento de las áreas comunes y fachadas de las torres. 

Además, se creó un espacio de formación en el que participaron 289 personas que adquirieron competencias y habilidades en planeación estratégica, liderazgo, trabajo en equipo, manejo de conflictos, comunicación asertiva y elaboración de presupuestos. 

Esta iniciativa partió de la necesidad que tenía la comunidad para generar ingresos y tener oportunidades de empleo. 

Además, se logró que se ofreciera enganche laboral por medio del Programa Integral de Empleo y Centro de Oportunidades de la Alcaldía, con la participación de 48 personas de la Urbanización Las Gardenias en todo el proceso de orientación laboral. A la fecha, se ha convocado a más de 100 personas.

De igual manera, el Minvivienda realizó un taller de liderazgo y desarrollo humano para cinco líderes de la urbanización Las Gardenias, brindándoles herramientas de comunicación asertiva y resolución de conflicto. 

Recientemente, el Ministerio de Vivienda adelantó la socialización y transferencia de conocimiento a 20 funcionarios de la Alcaldía de Barranquilla sobre la estrategia de acompañamiento social. 

En este proceso se expusieron los lineamientos normativos y técnicos que debe adoptar el Distrito para realizar el trabajo articulado con los diferentes actores institucionales del territorio.

Aspecto de un enfrentamiento a piedra entre jóvenes que residen en Las Gardenias.

Proceso de Revocatoria de subsidios

El Ministerio de Vivienda también adelanta procesos administrativos sancionatorios de revocatorias de subsidio en Las Gardenias y Villas de San Pablo. 

En el primer proyecto, seis procesos que han culminado con la revocatoria del subsidio en especie y actualmente se espera que la Alcaldía fije la fecha para el desalojo. Adicional, hay un caso de vivienda revocada en la urbanización Villas de San Pablo.

La entidad también expuso que entre las causales de estas revocatorias se encuentran casos en los que los beneficiarios no habitan la vivienda y otro en los cuales se han cometido actividades ilícitas en la vivienda.

Distrito apunta a la capitalización de las relaciones sociales

La Oficina de Seguridad y Convivencia Ciudadana de Barranquilla viene adelantando intervenciones como gestor de la convivencia en proyectos de vivienda gratuita ubicados en la ciudad.

En las urbanizaciones Las Gardenias y Villas de San Pablo se han habilitado Centros de Integración Ciudadana, los cuales brindan servicios en convivencia dirigidos a gestión de conflictividades comunitarias y fortalecimiento de los comités de convivencia.

Nelson Patrón, jefe de la Oficina de Seguridad y Convivencia Ciudadana, indicó que desde dichos centros se busca contribuir al “incremento de la cohesión social y la capitalización de las relaciones sociales”, teniendo en cuenta que son barrios que no cuentan con una historia común, ya que fueron ubicadas más de 4 mil familias con distintos orígenes y realidades.

“La gestión de la convivencia en términos de mediar conflictividades comunitarias es una de las acciones más significativas en proyectos de vivienda, donde rápidamente escalan a enfrentamientos entre vecinos y a su vez terminan en lesiones o en acciones fatales”, especificó.

Indicó que dicho trabajo permitirá que los habitantes de estos sectores asuman “la vida en comunidad con mayores niveles de respeto a las reglas cotidianas, a la resolución de los conflictos sin que estas sean mediadas por la fuerza pública y una apropiación de los espacios en común como parte del patrimonio de todos”.

Además, destacó que se han desarrollado estrategias como ‘Vuelve y Juega’, que complementa las acciones de prevención de la violencia en grupos de jóvenes de dichos sectores.

“Las dinámicas de enfrentamientos son uno de los problemas de convivencia que escala en delitos contra la vida, en la medida que desde la base comunitaria, persistan conflictividades no resueltas. Por lo tanto, suplimos por un lado la necesidad de contar con infraestructura comunitaria y, por otro, contamos con servicios de convivencia que impactan en la vida cotidiana”, expuso el funcionario. 

Además, destacó que “nos hemos articulado como parte de la Mesa de Proyectos de Vivienda y nos encargamos del Subcomité de Seguridad y Convivencia, un espacio liderado como secretaría técnica junto con la Oficina de Hábitat de la Secretaría de Planeación, con acompañamiento permanente del Ministerio de Vivienda”.

Patrón indicó que desde dicha instancia se avanza en la formación de los equipos, los procesos de revocatoria por comisión de delitos y ofertas del nivel nacional para grupos y representantes de la localidad que trabajan en pro de la gestión de la seguridad y convivencia.

Alerta de la Defensoría

La Defensoría tiene vigente una alerta desde 2018 por actividades delincuenciales y riesgo de desplazamientos masivos en conjuntos habitacionales de interés prioritario en Barranquilla, tales como Las Gardenias, Villas de San Pablo y Villa la Cordialidad. 

La entidad expuso que en estos sectores persiste la presencia de integrantes de grupos ilegales, quienes directamente o con el asocio de organizaciones criminales comercializan drogas ilícitas y el cobro de extorsiones.  

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

La Región Caribe ha sido resiliente tras la pandemia, ya se está reactivando el turismo y cambiando las formas de realizar sus fiestas y festivales.

Conoce más aquí

Más noticias de:

  • casas gratis
  • convivencia ciudadana
  • distrito
  • Las Gardenias
  • Ministerio de Vivienda
  • urbanizacion las gardenias
  • Villas de San Pablo
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web