El Heraldo
Una empleada de una peluquería instala un papel adhesivo que se retira luego de que cada cliente se recueste en el lavadero. Orlando Amador
Barranquilla

Arrancó la nueva etapa del comercio en Barranquilla

624 negocios empezaron a operar en la ciudad a partir de este domingo.

En la mañana del domingo más de una señora y uno que otro adolescente universitario llegaron presurosos a las distintas peluquerías y centros comerciales que reabrieron sus actividades.

La razón de la ansiedad y –al mismo tiempo– de felicidad que reflejaban sus rostros antes ingresar a los establecimientos era más que obvia: lucían cabellos con la raíz desgastada, cejas sin forma, uñas carentes de brillo y barbas de más de tres meses sin tener mantenimiento, por lo que ser atendido nuevamente por un especialista capilar fue un alivio para ellos. Era claro: faltaba la dosis de “cariño” o de “acicale”, dependiendo del lenguaje de cada quien.

“Ya necesitaba urgente que abrieran”, “¡niña, mira cómo tienes ese pelo!”, “papi, se te perdió ya la keratina” y “menos mal que ya poco a poco todo está volviendo a la normalidad”, fueron algunas de las frases que lanzaban las pocas personas que se paseaban por los distintos locales comerciales, que en su mayoría lucían cerrados.

Y es que ayer, desde tempranas horas de la mañana, al menos ocho sectores reabrieron sus actividades al público, aunque con medidas de bioseguridad estrictas con el objetivo de evitar la propagación del nuevo coronavirus en sus locales.

En las puertas de ingreso de los centros comerciales se implementaron protocolos sanitarios que incluían distanciamiento social –de al menos dos metros entre cada persona-, uso de tapabocas, el uso de gel antibacterial y ser sometido a la medida de temperatura por el personal de seguridad.

“Estoy celebrando este día junto con todos mis colegas. Estoy con mucha expectativa porque nosotros somos un gremio que le da mucha alegría a la comunidad”, manifestó  Alexandra Torres, dueña de una peluquería que lleva su mismo nombre.

“Hemos esperado este día con muchísimo anhelo, pero haciéndolo de la forma correcta, como nos indican nuestras autoridades”, agregó.

“Ya necesitaba que volvieran las peluquerías (risas). No podía seguir un día así de cabellón”, dijo a su paso un joven de 21 años.

Panorama

A pesar de la reactivación de los sectores en mención, la mayoría de centros comerciales de la ciudad lucieron casi desérticos y con gran parte de sus locales apagados, aunque se espera que con el pasar de los días la reactivación del comercio y la economía empiece a mostrar mayor movimiento.

En la mayoría de los locales comerciales se pudo observar que tienen distintos mensajes para prevenir el coronavirus y pegatinas donde seguramente marcarán el aforo permitido en sus locales que, según las autoridades locales, no debe ser mayor al 30%.

Además de las peluquerías, otros sectores como el de lavandería, servicios de limpieza y aseo, museos y bibliotecas también abrieron sus puertas. Se espera que desde hoy los laboratorios de investigación de las instituciones de educación superior y educación para el trabajo y el desarrollo humano, y las actividades profesionales, técnicas y de servicios en general también vuelvan a prestar su servicio.

“Estamos muy contentos y esperanzados con la reactivación de nuestro negocio. Estamos dotando a nuestros empleados de todo lo necesario para tener los elementos necesarios para el autocuidado y para que sean conscientes de las normas que tienen que adoptar en el regreso al trabajo. La vuelta al trabajo es un aspecto necesario para poder retomar la dinámica económica de la ciudad”, explicó Guillermo Hernández, gerente general de Extreme Technologies.

Según cifras de la Alcaldía de Barranquilla, más de 600 empresas –de 1.900 que han hecho el proceso– han recibido la autorización para que inicien labores.

“Vamos a tener progresivamente las llegadas de actividades técnicas de servicios que se han ido registrando en estos últimos días y que irán gradualmente abriendo”, declaró Plata.

Construcción

Jimena Gutiérrez, directora regional costa de Amarilo, se mostró feliz por la reapertura de los distintos sectores en el país y explicó que, a pesar de la pandemia del Coronavirus, su departamento ha logrado sobrevivir en medio de la completa situación.

“Cuando comenzó todo esto implementamos muchos servicios por nuestras redes sociales y en Barranquilla el mes pasado vendimos alrededor de 13 mil millones. Ahora hemos organizado los protocolos para que las personas puedan acercarse a nuestras instalaciones y no corran riesgo de contagio”, explicó.

Operación de Buses y taxis

En cumplimiento del Decreto 768 de 2020, el Área Metropolitana de Barranquilla instruyó a las empresas de taxis para que a través de cualquier medio oferten sus servicios a los usuarios del transporte público individual, a partir de hoy. En consecuencia, su prestación ya no está condicionada a las plataformas tecnológicas o a la solicitud de los ciudadanos vía telefónica, con lo que se sumará al servicio una flota cercana a los 12.000 taxis.

Según el AMB, el servicio de transporte terrestre automotor colectivo de pasajeros se continuará prestando con el 98% de las rutas habilitadas, incrementando la oferta en un 10%. Las empresas operarán con aproximadamente el 70% de su flota vehicular, es decir, un promedio de 2.100 vehículos.

Se mantendrán los controles al cumplimiento de los protocolos de bioseguridad por parte de las empresas de transporte, las directrices de distanciamiento preventivo emitidas por el Gobierno Nacional, uso obligatorio de tapabocas, frecuencias y aforos al interior de los vehículos.

Orlando Amador

Alcalde de Barranquilla, satisfecho con reactivación de negocios

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, quien ayer realizó un recorrido por unas peluquerías al norte de la ciudad y por Alameda del Río, resaltó que los distintos sectores comerciales están demostrando que sí se puede reabrir cumpliendo con todas las medidas.  “Estamos muy complacidos porque hoy (ayer) podemos ver cómo un centro de estética, una peluquería, también puede cumplir con los protocolos y brindar a sus clientes un buen servicio.

Pero también garantizarles a sus empleados la tranquilidad de ganarse la vida por sus propios medios. Ellas nos están demostrando que sí se puede y que debemos tener un sentido de responsabilidad inmenso para que esta oportunidad que se nos está dando la sepamos aprovechar”, afirmó el alcalde.

“Eso significa que cada empresa que abra, cada pequeño negocio, cada trabajador independiente que salga de su casa a laborar tiene en sus espaldas la responsabilidad y las vidas de todos nosotros, de toda una ciudad y es por eso que les pedimos que utilicemos esta responsabilidad y esta oportunidad con toda la humildad y con todas las ganas de que a Barranquilla le vaya bien”, aseguró el mandatario distrital.

 El alcalde Pumarejo hizo énfasis en que desde la Administración Distrital se están aprobando los protocolos de bioseguridad: “Nadie puede abrir antes de que reciba la aprobación de la Alcaldía de Barranquilla, eso implica unos protocolos que requieren de una garantía. Primero se necesita un autocuidado de las personas que visitan, del cliente, pero al mismo tiempo hay aforos restringidos, lo que evita que la gente se aglomere. También hay espacios cerrados donde no se atiende público, lo que significa que no vamos a permitir que la gente sin conciencia tome decisiones equivocadas, poniéndose y poniéndonos a todos en riesgo”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.