El Heraldo
123RF
Salud

‘Renaciendo al dolor’: ¿cómo vivir el duelo en pandemia?

Nada podrá reemplazar la ausencia de un ser querido en medio de la coyuntura, pero sí puede aprenderse a sobrellevar el dolor. Conozca alternativas.

Quizás usted, como yo, hemos perdido a un ser querido en este último año, luego de haberse contagiado por coronavirus o por alguna otra causa. A diferencia de otra época, este período acechado por el inminente virus ha provocado una transformación radical hasta en la manera de despedir a ese familiar o amigo que falleció.

El ciclo de la enfermedad genera ansiedad y zozobra en los familiares, por ejemplo cuando esperan la llamada de un médico cada 24 horas para dar el reporte del paciente. La incertidumbre de no saber y de no poder acompañar a la persona es triste, pero sobre todo no verla luego y darle un último adiós.

Lea aquí: La reinfección por covid-19 puede tener síntomas más fuertes: estudio

Si ya de por sí es dolorosa la partida, lo que viene luego de la muerte puede ser aún peor.

Para contrarrestar esos sentimientos de profunda tristeza, Silvia Trujillo, coach especializada en la transformación de duelos y autora del libro Renaciendo al dolor, conversó con EL HERALDO sobre  su propia experiencia.

El 27 de julio de 2016 quedó tatuado en el corazón de Silvia como “el día más completo” de su vida, luego de haber experimentado de manera simultánea los sentimientos más profundos de amor y dolor.

Ese día, a las 3:45 de la tarde, acompañaba a morir a Elisa, su hija de tan solo 7 días de nacida. Desde entonces, es una sobreviviente al duelo,  y ha logrado no solo sobrevivir, sino renacer al dolor, temática general del libro que lanzó en medio de la pandemia como una ayuda a quienes están pasando por alguna pérdida.

Lea además: EMA confirma “posible vínculo” de AstraZeneca con casos de coagulación

“Este camino de renacimiento ha estado acompañado de múltiples emociones y aprendizajes. Siempre había oído decir que el peor dolor que puede sufrir una persona es la muerte de un hijo y después vivirlo, sé que puede ser así, pero también aprendí que los dolores no se comparan. Cada pérdida es única y solo la puede sentir y calificar quien siente lo que perdió”, expresó la mujer de 43 años.

Es por lo anterior que la vida de Silvia cambió. Pasó de ser la gerente de relaciones externas de una multinacional de hidrocarburos a especialista en acompañamientos de duelo compartiendo su experiencia. En el camino aprendió que “creer que nunca podremos sanar es sentenciarnos en vida”, y aunque no se vuelva a ser el mismo, no quiere decir que “no podamos volver a tener momentos de felicidad o como mínimo, paz”.

En su proceso de sanación, cuenta, descubrió que para poder pasar del sufrimiento a vivir el dolor en paz es necesario aceptar que el dolor está ahí, permitirse sentir las emociones que la situación dolorosa genera y cuestionarse sobre la situación actual de la vida de la persona.

“El dolor llegará a nuestra vida en algún momento y hay que aceptar esos momentos de quiebre. A veces el mensaje que viene con el dolor de una pérdida se vuelve un faro de luz, mostrándote lo que realmente valoras y priorizas en tu vida. Cada uno de estos pasos conlleva muchas reflexiones y trabajo interior, dedicación y entrega, pero en general resume el camino de la transformación para sanar”.

Duelos en pandemia

Para Silvia Trujillo, el duelo no se mide en tiempo cronológico (días, meses o años), sino a manera personal. Sin embargo, la coyuntura de la crisis sanitaria no ha permitido que ese proceso de aceptación y despedida se dé como corresponde.

Ante esta situación, Gisela Covelly, psicóloga especialista en adicciones, cuenta que ha tenido pacientes que han caído en drogadicción, alcoholismo y demás, debido a la mala elaboración del duelo.

Lea además: Un 34 % de pacientes de covid, diagnosticado con un trastorno de salud mental

“Las adicciones son una enfermedad y muchas veces recurren a eso porque al tener una función de ansiolítico mantiene anestesiados esos sentimientos dolorosos y llena temporalmente esos vacíos causados por pérdidas y duelos no elaborados. Se convierten en una coraza. Crean la supresión del dolor mientras se está bajo los efectos”, dijo a EL HERALDO.

Frente a este panorama, la especialista recomienda “buscar ayuda profesional, ya sea terapéutica o espiritual. Llevar una dinámica acogedora en el hogar, tener mucho diálogo, compartir los sentimientos, exteriorizarlos. Si por el contrario, la persona es poco expresiva, se deben buscar estrategias para expresar el dolor, porque eso minimiza el consumo de sustancias”.

Alternativas

Gisela Covelly cree que en una época donde tristemente la muerte es pan de cada día “hacer una carta y expresar ese último adiós, poner una canción con un valor sentimental, videos, crear un diario, poner la foto en una parte de la casa y hacer una ceremonia de despedida de manera personal con tu núcleo familiar” ayuda en ese proceso de duelo.

“Hacer un homenaje virtual y compartirlo, si es de preferencia de la persona. Es bueno escribir un acróstico, una biografía y recordar los momentos positivos, honrando la huella que la persona dejó en vida”, añade.

Aumento de consultas. Jimmy Larios, médico psiquiatra psicoanalista, afirma que se ha generado un notorio aumento de consultas por duelo patológico o de trastornos depresivos secundarios por el duelo, como consecuencia de la crisis pandémica.

Una de las razones a las que el doctor Larios atribuye el crecimiento en consultas, es debido a que “el duelo mal elaborado corresponde a que los familiares de los pacientes con covid-19 no tienen la opción de despedirse del ser querido y no hay un proceso de preparación para el afrontamiento de la muerte, y ni siquiera de la separación cuando el familiar llega a una uci”.

Por lo anterior, el especialista propone “una búsqueda de estrategias virtuales o con medidas de bioseguridad para que se puedan hacer despedidas al ser querido frente a la separación en la hospitalización y la muerte”, ya que esto podría disminuir los duelos mal elaborados y evitaría complicaciones posteriores como trastornos y desequilibrios mentales.

Silvia Trujillo, bogotana de 43 años, es la autora del libro ‘Renaciendo al dolor’.
Duelo complicado

El llamado “duelo complicado” puede afectarte física, mental y socialmente. Las complicaciones pueden ser:

  • Depresión.
  • Pensamientos y conductas suicidas.
  • Ansiedad.
  • Trastorno de estrés postraumático.
  • Alteraciones significativas del sueño.
  • Mayor riesgo de contraer enfermedades físicas como las relacionadas con cardiopatías, cáncer o presión arterial alta.
  • Dificultad para sobrellevar tareas cotidianas o mantener relaciones interpersonales.
  • Consumo de alcohol y nicotina o abuso de sustancias.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Pandemia
  • Duelo
  • dolor
  • fallecidos
  • Salud mental
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web