El decapitado que dio origen a la leyenda de Puerto Mocho

El balneario ubicado en el sector de Las Flores en Barranquilla se relaciona con los perdedores de las contiendas electorales que se realizan en la ciudad y el departamento.

Josefina Villarreal
Aspecto de las playas de Puerto Mocho en la zona de Las Flores de Barranquilla. Josefina Villarreal
Más contenidos
Política

El balneario ubicado en el sector de Las Flores en Barranquilla se relaciona con los perdedores de las contiendas electorales que se realizan en la ciudad y el departamento.

A mediados del siglo pasado, los pescadores que buscaban su sustento con dinamita cerca de Bocas de Ceniza corrían el riesgo de perder una de sus extremidades por mal manejo del explosivo. De ahí que un buen número de ellos recibieran el apodo de “mochos”, apelativo que se le da coloquialmente a quien le falte un brazo o una pierna. Entonces, del imaginario popular surgió bautizar al sector como Puerto Mocho.

A ese sitio llega la tarulla y con frecuencia los cuerpos de quienes se ahogan en algunos de los arroyos de la ciudad, e inclusive de quienes no toman las debidas precauciones cuando se dan un baño en ese balneario.

La fama de Puerto Mocho como el destino final de los candidatos que resultan derrotados en las urnas tomó fuerza con Marcos Pérez Caicedo, uno de los fallecidos colosales de la radio barranquillera, quien a mediados de los 70, en su radioperiódico Informando, un día después que culminaran los comicios, gritaba a todo pulmón: “Vayan a buscar a los políticos ‘entarullados’ en Puerto Mocho.

Los llamaba ‘entarullados’ debido a que terminaban enredados en medio de las plantas acuáticas que se dan de manera silvestre en esas aguas que también son endulzadas por el río Magdalena y que convierten a Puerto Mocho en la única playa marítimo-fluvial con que cuenta Barranquilla.

En tiempos más recientes la portentosa voz de Ventura Díaz Mejía también se encargó de popularizar esta frase acuñándole el término ‘ahogados’, para diferenciarse un poco de Marcos Pérez.

Publicación de EL HERALDO sobre el asesinato del comerciante Milton Sarmiento en 1974.
Publicación de EL HERALDO sobre el asesinato del comerciante Milton Sarmiento en 1974. Archivo

Un crimen

El sábado 16 de agosto de 1974, a las 10:50 de la mañana, un caso judicial le dio oscura relevancia al lugar cuando fue encontrado allí un cuerpo decapitado. Los titulares de prensa no se hicieron esperar y se referían al macabro hallazgo como “El decapitado de Puerto Mocho”. Miembros del entonces F-2 de la Policía identificaron a la víctima como Milton Sarmiento Reyes, de 42 años, un laborioso comerciante santandereano de joyas y piedras preciosas que hacía negocios en Barranquilla con prestigiosas joyerías locales. Desde el 6 de agosto se alojó en el Hotel Suiza, de la calle San Blas.

El joyero había sido secuestrado en el hotel, robado y su cuerpo decapitado como recuerda la gente de la época con temor. La primera parte que encontraron los investigadores fue la cabeza del joyero, la cual tenía dos impactos de bala en la parte frontal y también varios moretones, por lo que se presumió que inicialmente fue brutalmente golpeado.

La identificación del popular ‘decapitado de Puerto Mocho’ duró cuatro días, esta labor que estuvo a cargo del capitán Jairo Torres Quiñones, jefe seccional del F-2, resultó complicada debido a que no aparecían las manos de la víctima para tomar las huellas digitales y la cabeza fue hallada en estado de descomposición.

“El homicidio se convirtió en la noticia de la radio y la prensa durante casi un año, con transmisiones radiales en directo de las audiencias, con dos portentosos abogados como defensor y acusador, Miguel Bolívar Acuña y Armando Blanco Dugand. Cada uno intervenía hasta dos y tres horas por turno sin tomar agua”, explicó el periodista Rafael Sarmiento Coley.

Por este macabro crimen fue capturado el 3 de septiembre de ese mismo año el barranquillero Juan Angulo Tinoco, de 39 años, quien se disponía a salir desde el aeropuerto Ernesto Cortissoz con destino a Ciudad de Panamá. A Tinoco le fueron halladas 42 finas joyas que ocultaba en paquetes falsos de dinero que llevaba en el interior de un maletín. La viuda de la víctima, Celmira Sarmiento, reconoció entre las joyas unos aretes de oro blanco y esmeraldas que en alguna ocasión le enseñó su marido. También reconoció la letra de su esposo, quien discriminaba por tamaño y material cada una de las piezas. Aun cuando el valor oficial del cargamento fue fijado en $982.000 por los peritos del F-2, se supo que su costo comercial alcanzaba los $ 3 millones.

Solo para tener una dimensión del dineral que le robaron al joyero, cabe anotar que en ese entonces el salario mínimo era de $1.200; el premio gordo de la lotería La Vallenata era $500 mil, y el de la lotería de La Cruz Roja, cuya fracción costaba $12.50, entregaba un premio de $1.500.000.

Pese a ser capturado, Angulo Tinoco fue dejado en libertad por falta de pruebas, pero el 11 de junio de 1993 murió en un enfrentamiento a bala que sostuvo con cuatro hombres.

Desde entonces el sector fue bautizado por la cultura popular como ‘Puerto Mocho’, destino de los perdedores en las urnas, en la jerga popular significa ser ‘descabezado’, como el joyero, cuya cabeza fue encontrada boyando en medio de la tarulla.

Un aliado

Pero además de ser un sector de pescadores y bañistas, ha servido por años para ocultar a las víctimas de crímenes diversos con tintes cinematográficos, al macabro nivel de las muy vistas series de televisión Criminal Minds, CSI o las que emite el canal de televisión Investigation Discovery.

En los últimos años ha sido recurrente el hallazgo de cuerpos en sus playas de río. El sector ha servido para arrojar o esconder los cadáveres porque su ubicación geográfica lo facilita. Es un lugar distante del epicentro de Barranquilla a donde no llega con mucha frecuencia la Policía. Ahora, en tiempos recientes, Puerto Mocho se convirtió entonces en un cementerio clandestino usado por la delincuencia. Cuerpos descuartizados han sido hallados allí, algunos identificados y otros no.

Uno de los hallazgos de mayor impacto en tiempos recientes ocurridos en los alrededores de estas playas se dio el 14 de agosto de 2015. Allí fue encontrado el cuerpo de la tendera santandereana Martha Lucía Ortega, el cual pudo ser avistado gracias a que de la tierra brotó una de sus manos, tal cual ocurre en las series televisivas. Para sus hermanos y parientes cercanos la única pieza que alteraba la vida tranquila de esta mujer de 44 años, dedicada casi por entero a su negocio en Galapa, era la relación sentimental clandestina que le habían descubierto con su exempleado de 21 años, Jefferson Ovidio Meza Rueda.

Con el testimonio de un mototaxista, Ovidio fue capturado el 22 de octubre en su negocio de tienda en el barrio El Bosque, bajo cargos de homicidio agravado y actualmente purga una condena de 20 años de prisión.

En cuanto a muertos por inmersión cabe anotar que en los últimos dos meses la Policía Metropolitana reportó tres casos, lo que habla de la peligrosidad de este balneario en el que históricamente se han ahogado todo tipo de personas.

Pero hoy, día de elecciones, servirá de reposo para quienes no lograron una curul esperada y luchada. Como se sabe, Puerto Mocho es el único balneario del Distrito, porque los otros quedan en municipios costeros. Está ubicado a un lado de una angosta franja de tierra que lo separa de la Ciénaga de Mallorquín y ha sido siempre un sitio de recreación por el día, y ahora, por la noche, uno de terror. Pero en elecciones se torna en depósito de quienes no lograron los votos requeridos. Lo sentimos, no hay salvavidas que les sirva. El que llega hoy allá no tiene esperanzas. Que espere la próxima elección. S.O.S.

⚡ Aprovecha los descuentos imperdibles que tenemos para tí en 👉 Black Friday Caribe de EL HERALDO 🎁

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Política
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web