Judicial

Denuncian maltrato a ancianos en hogar geriátrico Los Girasoles: “los amarraban desnudos en una cama”

Familiares señalaron que los 11 pacientes de la Fundación Geriátrica Los Girasoles padecían de constantes abusos y vivían en precarias condiciones. CTI hizo una diligencia de allanamiento en el lugar.

Efectivos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía hicieron un allanamiento la mañana de ayer en la Fundación Geriátrica Los Girasoles, ubicada en la carrera 28 # 70B-108, barrio Olaya, tras las denuncias de la comunidad sobre las condiciones en las que tenían a los 11 adultos mayores que allí permanecían internados.

Sonia Quintero, hija de Nelly Baldovino, una de las mujeres internadas en este hogar, describió como “deplorable” la situación a la que estaban sometidos. “Mi mamá tiene 81 años y sufre de alzhéimer, pensamos que era lo mejor para ella porque ahí le iban a dar los cuidados que merece. Hoy que llegaron los del CTI la encontraron desnuda, amarrada a una silla en el patio. Esto es inhumano”. 

El caso quedó al descubierto luego de que un funcionario del CTI, que según explicaron los familiares de las víctimas tenía a la mamá interna en ese hogar, alertó sobre el estado en el que tenían a los adultos mayores y recogió el material en el que se evidencian los maltratos para proceder al allanamiento.

“Acabamos de enterarnos porque nos llamó la Fiscalía para que nos presentáramos acá porque iban a hacer un allanamiento. Vinimos y nos enteramos que los tenían completamente desnudos, nunca les ponían pañales ni ropa, a pesar de que les traíamos todo lo que necesitaban”, contó Quintero.

Agregó que la comida que sobraba del almuerzo era guardada para dárselas en el desayuno. “A mi mamá le dio una fuerte enfermedad estomacal en diciembre y no entendíamos por qué, ahora es que nos dicen que además de lo que le daban, sin calentar, ella recogía todo lo que iba quedando y se lo comía”. 

Por este servicio, las familias de los adultos mayores que allí permanecían, pagaban 870 mil pesos mensuales en el hogar. “Nosotros pagamos ese dinero fuera de los insumos personales como pañales, toallas húmedas, ropa, y jabones que hay que traer. Es un negocio que ellos tienen porque parece que todo eso lo vendían”, declaró la denunciante.

 A su vez, parientes señalaron que además de habitaciones insalubres con colchones cubiertos de hongo, fueron halladas cadenas en las camas. “La Fiscalía tiene fotos donde se comprueba que los abuelos dormían amarrados en las camas, desnudos y sin sábanas. Dos personas amarradas en una cama individual”, detallaron.

Evidencia

Los 11 ancianos, desnudos, eran sacados al patio desde las 4 de la mañana y bañados con una manguera, según detallaron los investigadores. “En el día también eran amarrados en el patio. Me dicen que otro adulto que está enfermo intentaba tocarlas y abusar de ellas”, acotó.  

Añadió que los abuelos eran sometidos constantemente a torturas, como amarrarles las manos a la hora de comer e insistieron en que el lugar tenía una fachada, pues cuando había horario de visitas –miércoles, sábados y domingos de 2 a 4 de la tarde– todo estaba bien, sin embargo, no permitían el ingreso de nadie en horas distintas. “Habíamos escuchado rumores sobre el maltrato pero no teníamos pruebas. Veníamos tres veces a la semana y aparentemente todo estaba bien, era lo que nos hacían creer porque maquillaban todo. Sentimos impotencia porque eso no se hace. Queremos que cierren esto para que no sigan cometiendo estas atrocidades en contra de los abuelos”, dijo la mujer.

Astrid Acosta Llanos, de 70 años, estaba internada en el lugar hace siete años, padece de alzhéimer y de azúcar. Ayer salió confundida del lugar en la silla de ruedas en la que permanece, impulsada por su hermano Francisco, que llegó al lugar luego de recibir el llamado del CTI. “Es la hora y no entiendo lo que está pasando, tanto tiempo que duró ella aquí y nunca nos dimos cuenta de nada, pero esto no puede quedar así. 

Leslie Herrera Villarreal, representante legal del hogar geriátrico, fue detenida durante la diligencia. Entre tanto, su abogado, Juan David Cabarcas, señaló que seguirán el procedimiento para determinar de qué se le acusa. 

“Efectivamente hay unos problemas de adecuaciones que ya se están tratando de solucionar, pero no hay evidencias de las torturas que señalan. El CTI llegó a primera hora, cuando el personal les estaba haciendo la higiene personal a los ancianos, por eso los encontraron desnudos. El centro lo cierran por un tema de permisos que no estaban vigentes ante la Secretaría de Salud”, explicó. 

Reacción

Entre tanto, Alma Solano, secretaria de Salud del Distrito, señaló que “encontramos una presunta violación de los derechos humanos y maltrato a los adultos mayores. Los once abuelitos ya fueron entregados a sus familiares”.

Agregó que se mantendrá el cierre del hogar Los Girasoles, en cumplimiento de la Ley 1315 de 2009, en la que se establecen las condiciones mínimas requeridas para la protección de los adultos mayores en centros e instituciones de atención. 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.