Entretenimiento | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Gabo sostiene la claqueta del filme dramático cubano ‘Cartas del parque’, estrenado en 1988.
Entretenimiento

Cuando Gabo fue llevado a la pantalla

El niño al que su abuelo llevaba al cine de don Antonio Daconte, en Aracataca, Magdalena, creció para casarse también con el séptimo arte, al que contribuyó como guionista, director y escritor. 

Dámaso había estado en la plaza con sus amigos. Absortos en su conversación sobre el campeonato de béisbol, entraron a cine sin habérselo propuesto. Allí, un joven de 38 años, cejas gruesas y verruga en el lado derecho de la cara, cobraba las entradas para una película de Cantinflas. 

Era 1965 y Gabriel García Marquez ya no era el niño al que su abuelo alentaba para que expusiera ante su familia el filme que acababan de ver en el Olympia, el pequeño teatro de don Antonio Daconte, en Aracataca, Magdalena. Entonces, incursionaba como actor en la adaptación de su cuento En este pueblo no hay ladrones, que hace parte de la colección Los funerales de la mamá grande. 

Los escritores Juan Rulfo y Carlos Monsiváis y el director de cine Luis Buñuel también aparecieron en la proyección del infierno que sufre un pequeño pueblo  por la misteriosa pérdida de unas bolas de billar, robadas por el personaje de ficción Dámaso.

La vida del hombre que afirmó: “Después de escribir, lo mío es el cine” llega por primera vez a la televisión en formato no documental, a cargo del cineasta colombiano Sergio Cabrera, el productor de contenidos Hugo León Ferrer y las productoras independientes Cristina Villar Rosa y Catalina Figueroa García-Herrero. El proyecto, que se prevé para mediados de abril, es el resultado de una investigación que ha reunido a estudiosos y amigos personales del Premio Nobel de Literatura. 

Escena de la adaptación de 1999 de ‘El coronel no tiene quien le escriba’, bajo la dirección de Arturo Ripstein.

Plinio Apuleyo es uno de ellos, al que en su libro El olor de la guayaba, el cataquero le dijo: “En mi caso, el cine ha sido una ventaja y una limitación. Me enseñó, sí, a ver en imágenes. Pero al mismo tiempo compruebo ahora que en todos mis libros anteriores a Cien años de soledad hay un inmoderado afán de visualización de los personajes y las escenas, y hasta una obsesión por indicar puntos de vista y encuadres”.

En 1954, dos años después de su paso por EL HERALDO, del que se despidió con su columna “La casa de los Buendía”, el exponente del realismo mágico ya había dado sus primeros pasos en la realización audivisual, con el cortometraje La langosta azul, un filme surrealista en el que también participaron en la dirección Álvaro Cepeda Samudio —que según relata en Vivir para contarla, le enseñaba de cine lo que había estudiado en Nueva York, en las peores cantinas— Enrique Grau Araújo y Luis Vicens. 

Ese interés que había despertado en Gabo cuando veía el cine argentino de la época de Carlos Gardel y de Libertad Lamarque lo llevó, un año después, a estudiar la carrera de cine en el Centro Experimental de Cine de Roma (Cinecittà).

La imaginación de García Márquez viajó hasta el México de los 60, donde el escritor realizó la adaptación de la novela corta de Juan Rulfo El gallo de oro (1964), junto con Carlos Fuentes y Roberto Gavaldón, y el argumento en el que se basó la película de comedia y de crimen Tiempo de morir (1966).

Asimismo fue guionista de Juego peligroso (1966), Patsy, mi amor (1968), Presagio (1974), La viuda de Montiel (1979), María de mi corazón (1979), El año de la peste (1979) y Eréndira (1983).

En 1977, la productora R.T.I. transmite el aire denso de La mala hora, un dramatizado controvertido y censurado por su contenido, y dirigido por Bernardo Romero Pereiro.

La película ‘Eréndira’ (1983), adaptación de la novela ‘La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada’.

Llegan a la pantalla grande en 1988 Un señor muy viejo con unas alas enormes (basado en un cuento), Milagro en Roma, Fábula de la bella palomera y Cartas del parque, en los que el hijo del telegrafista en Aracataca participa como guionista. Un año antes, el director de cine  italiano Francesco Rosi llevó Crónica de una muerte anunciada a la gran pantalla bajo el nombre Cronaca di una morte annunciata (su traducción al italiano). 

En octubre de 1990, Gabo coincidió con el cineasta Akira Kurosawa, quien mostró su interés de llevar a las salas de cine El otoño del patriarca, repensado en un Japón medieval. Sin embargo, el proyecto se canceló por no contar con fondos.

Ochos años después, en 1996, se estrena Edipo alcalde, el drama de un joven promotor de paz, que es nombrado alcalde de un pueblo sumido en la miseria y en la violencia. Dirigida por Jorge Alí Triana, su adaptación fue hecha por el escritor que se encontró con Woody Allen en una noche de julio de 1991, según relató en una ocasión su hermano Eligio García Márquez.

En 1999, se graba la que se considera una de las adaptaciones mejor logradas de las novelas de Gabo, El coronel no tiene quien lo escriba, bajo la dirección del mexicano Arturo Ripstein. 

Sobre esta novela, dijo el también periodista García Márquez a Apuleyo: (...) “es una novela cuyo estilo parece el de un guion cinematográfico. Los movimientos de los personajes son como seguidos por una cámara. Y cuando vuelvo a leer el libro, veo la cámara. Hoy creo que las soluciones literarias son diferentes a las soluciones cinematográficas”.

Las adaptaciones más recientes son El amor en los tiempos del cólera, rodado en 2006 en Cartagena; Del amor y otros demonios, en 2010, y Memoria de mis putas tristes, estrenada en 2012. 

La trama de ‘El amor en los tiempos del cólera’ llegó a la gran pantalla en 2006.

Gabo, quien afirmó en una ocasión que el cine y él eran como “un matrimonio mal llevado; no puedo vivir con él ni sin él”, escribió Cien años de soledad de tal forma que esta no se pudiera adaptar al formato del séptimo arte.

Beca

Periodismo cultural.

Hasta el 21 de marzo está abierta la convocatoria para la Beca Gabriel García Márquez de Periodismo Cultural, que permitirá a 15 reporteros hacer un recorrido de una semana por los lugares que inspiraron al nobel: Aracataca, Barranquilla y Cartagena.

El objetivo será explorar la relación entre periodismo y ficción tomando como mapa la novela, ‘Cien años de soledad’, con motivo del aniversario número 50 de haber sido publicado. Convocan el Ministerio de Cultura y la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, FNPI. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Ver el especial

Más noticias de:

  • Gabriel García Márquez
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web