El Heraldo
Trabajadoras de una empresa del sector de confecciones de la Costa Caribe.
Orlando Amador
Economía

La pandemia deja maltrecha a la industria de la moda

La Cámara Colombiana de la Confección afirma que se han perdido más de 500 mil empleos en el sector y más de 400 empresas han cerrado por la pandemia.

La industria de confección de prendas de vestir atraviesa por uno de los momentos más difíciles en su historia. Después de siete meses con registros negativos en producción(23,6%) y ventas (31,4%), esperan recuperar su ritmo de crecimiento, pero ven grandes desafíos para cumplir con este propósito.

De acuerdo con los últimos datos publicados por el DANE en la encuesta manufacturera de septiembre, se evidencia que pese a que hay una mejoría en la producción real de la manufactura, el sector de confecciones de prendas de vestir que lleva siete meses en terreno negativo presenta una variación de la producción de -14,1%.

Camilo Andrés Rodríguez, director de la Cámara Colombiana de la Confección dice que el gremio ve con preocupación que de forma recurrente hay una contracción de empleo manufacturero que llega al -7,3%, donde los subsectores que más aportan son prendas de vestir y calzado. En la fabricación de calzado está el 29,9% de los empleos perdidos y en la de prendas de vestir el 20,6%.

“Estos son sectores que son intensivos en mano de obra y las grandes perjudicadas han sido las mujeres, pues gran parte de la mano de obra que emplea el sector corresponde a mujeres. Por cada seis mujeres que se emplean el sector de las confecciones, se emplea un hombre”, señaló el dirigente gremial.

Datos del sector indican que hasta agosto se habían perdido unos 518 mil empleos, entre formales e informales. A esto se suma que unas 418 empresas formales del sector de las confecciones han cancelado su registro ante las cámaras del comercio y que el 66% de la producción real en el sector de prendas de vestir cayó.

Se calcula que el 94% de las empresas de la industria moda son pequeñas y medianas y que 74% del sector es informal, por lo que uno de los retos es la formalización.

No obstante, aclara que el sector ha sentido la reactivación económica en los últimos meses y que esto se debe a dos factores, por un lado, a las reactivaciones que se han dado de la mano del Gobierno nacional y los gobiernos locales. De otro, el subsidio a la nómina que ha sido un alivio para muchas empresas.

Las importaciones

En opinión de empresarios del sector, se puede presentar un efecto negativo en febrero y marzo, pues se prevé que comiencen a reactivarse las importaciones de vestuario procedentes de países que están ofreciendo inventarios a costos muy bajos.

“La industria nacional no espera que haya un sesgo antiexportador, por el contrario, queremos exportar, pero vemos que las importaciones tienen efectos negativos o positivos, de acuerdo a como esté el mercado”, explicó.

Sostuvo que con las medidas arancelarias se busca equilibrar la cancha, pues no hay manera de competir con países como China o Bangladesh con los costos país que ellos tienen, con salario bajo y mano de obra barata.

“En esta etapa de reactivación económica lo que se necesita es crear instrumentos de política pública que nos ayuden a conservar los empleos que nos quedan y a generar nuevos puestos de trabajo y precisamente, las medidas arancelarias son uno de los que responde a estas necesidades que tenemos”, indicó.

En estos meses se evidencia un comportamiento positivo de las ventas del sector moda, jalonado por la caída de las exportaciones.

“El efecto devastador se va a presentar a comienzo de año cuando lleguen todas estas importaciones con las mismas medidas arancelarias que se tienen actualmente”, dijo Rodríguez.

Comparó las importaciones de prendas de vestir y calzado con la importación de minutos de mano de obra. “Hay que tomar una decisión: si vamos a producir esos empleos o minutos de mano de obra en el país, o por el contrario, los vamos a importar”, agregó.

Para la Cámara, es fundamental que se recupere el empleo y el ingreso de los hogares, porque de esto dependen las decisiones de consumo.

“Si antes ganabas $2 millones y ahora ganas $1 millón, comienzas a recortar gastos y entre los que primero se recortan está la compra de prendas de vestir, ya que no es un bien de primera necesidad. Puedes seguir viviendo con las mismas prendas que tienes hoy”, analizó el dirigente gremial.

Entre los factores que ven como favorables es el fin de los confinamientos y la reactivación de las actividades.

El gremio también plantea como medidas para su recuperación, la aplicación de un IVA diferencial para las prendas de vestir y el fortalecimiento de la lucha contra al contrabando.

La mayoría del empleo que genera el sector de confecciones es femenino. Orlando Amador
Mejorar productividad

Para la Cámara Colombiana de la Confección, en la Costa Caribe hay retos en materia de productividad y exportaciones. “Hay líneas de producción que han venido mejorando, pero lo que nos preocupa es la pérdida de empleos en el sector de las confecciones en la región”, dijo el director de la Cámara.  Indicó que Barranquilla es una de las cuatro ciudades del país con mayor aporte en la pérdida de empleo en  el sector de confecciones.

Recuperación del mercado va en 37 puntos

Juan Fernando Loaiza Obando, especialista en investigación económica de Inexmoda, señaló que la reactivación económica de la industria de la moda avanza y que ya se ha recuperado el tamaño de mercado en 37 puntos porcentuales, frente a lo que estaba antes de la pandemia. Según cifras de Inexmoda, en octubre se vendieron $1,28 billones en moda frente a los $1,1 billones vendidos en abril de este año. “Esto no quiere decir que no hayamos pasado un momento muy complejo en el primer semestre del año, pero vemos que la reactivación se está dando en el segundo semestre que históricamente tiene un buen comportamiento”, agregó.

Se prevé que en noviembre las ventas del sector cierren en cerca de $2,1 billones, especialmente impulsadas por el día sin IVA y el Black Friday. La proyección para diciembre es que las ventas lleguen al rango entre $2,5 y $2,7 billones, cifra menor a los $2,9 billones que se presentaron en 2019. Generalmente, el 20% de las ventas de moda en el año se hace entre noviembre y diciembre.

Además, se observa un aumento de unos 5 puntos porcentuales de las exportaciones de textiles y confecciones que presentaron decrecimientos entre el 30% y 35%.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • confecciones
  • Economía
  • industria
  • Moda
  • Pandemia
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.