El Heraldo
Archivo
Deportes

“Mi familia es de Junior y América, y yo... me lo reservo”: Carlos Sierra

El barranquillero, de 29 años, es uno de los pilares del club escarlata. Anotó el año pasado en el duelo por el título ante Junior.

El barranquillero Carlos Sierra (29 años), uno de los pilares del América de Cali, se prepara para jugar otra final contra el Junior, el equipo de su ciudad natal y al que ya le aguó la fiesta el pasado mes de diciembre, cuando anotó uno de los tantos con el que los escarlatas le arrebataron la estrella al ‘Tiburón’, en ese juego de vuelta de la final de la Liga II-2019, disputado en el estadio Pascual Guerrero.

En diálogo con EL HERALDO, Sierra palpita la Superliga (el juego de ida será el 8 de septiembre, a las 7:30 p.m. en el Romelio,  y el de vuelta, el 11, en Cali a las 7 p.m.). La ve igualada, sin ventajas para nadie, pero siente que América, a pesar de las bajas —Rangel, Pisano y el DT Guimarães—, tiene equipo para volver a batir a los rojiblancos, en este nuevo clásico que reanuda el fútbol luego de la para por la pandemia.

P.

¿Cómo visualiza la disputa de la Superliga, entre Junior y América?

R.

Igual será una final importante e interesante, en la cual los dos equipos harán hasta lo imposible por sumar un título más a sus vitrinas.

P.

¿Cómo se imagina el primer partido en Barranquilla, teniendo en cuenta que solo llevan una semana trabajando en conjunto y que ya acumulan seis meses sin ver acción oficial?

R.

Me imagino un poco lento y los equipos intentando buscar su ritmo, su manera de jugar. Son dos equipos que les gusta proponer, así que ambos van a intentar tener la pelota a cada instante. Será duro el arranque, así que toca apelar a la memoria futbolística.

P.

¿Es ventaja para Junior que haya podido mantener toda su nómina, a diferencia del América que perdió jugadores importantes como Michael Rangel y Matías Pisano?

R.

A pesar de que ya no contamos con dos buenos jugadores, considero que tenemos jugadores importantes de igual manera. En enero el equipo se armó para pelear por todos los títulos, para trascender en Copa Libertadores y creo que la gran base de esa nómina se ha mantenido, así que siento que seguimos siendo un equipo muy competitivo.

P.

¿Cómo suplir la ausencia del goleador, Michael Rangel, hoy jugador del otro bando, el Junior?

R.

Ahí tenemos a Adriancho (Adrián Ramos), que tiene toda la experiencia del mundo, que puede jugar en esa posición y que es muy importante para nosotros. Confiamos ciegamente en él.

P.

¿Se puede decir que hay un favorito en esta final?

R.

No, para nada, en estos momentos no hay favoritos, hay más incertidumbre, diría yo. Será un juego muy parejo y complicado, y solo en la cancha es donde se va a ver quién ha llegado mejor a esta final de la Superliga. Yo espero un duelo muy disputado, como el de la final de la Liga II-2019, pero con menos ritmo.

P.

¿Qué es lo que más le gusta de este Junior?

R.

Yo creo que Junior cuando se inició la pandemia no había encontrado su nivel futbolístico o lo que ellos están buscando para lograr cosas importantes, pero Junior siempre arranca así. Lastimosamente con la pandemia se les cortó ese proceso de transición, pero creo que tienen una nómina muy buena, comandada por un dúo importante en ataque, Teo y Borja.

P.

¿Cómo frenar a este par de jugadores experimentados y peligrosos?

R.

Son jugadores muy importantes, a los cuales hay que referenciar bastante. Borja es un goleador nato, que ha demostrado en los últimos años que hace daño como le brindes espacios y Teo tiene demasiada clase, todo lo hace fácil. Será difícil frenarlos, pero a la vez un lindo reto.

P.

¿Cómo asumieron la salida del DT que los guió a la estrella 14, el brasileño Alexandre Guimarães?

R.

Fue muy triste porque el profe nos dio un título y logró, en poco tiempo, meterse en el corazón del grupo y del hincha. Pero así es el fútbol, las personas van y vienen, y algunos, como él, dejan una huella grande. Ahora toca pasar la página y seguir adelante, esta vez de la mano de un nuevo técnico, el profe Juan Cruz Real, que quiere también lo mejor para el equipo. Esperamos revalidar con él el título de campeones.

P.

¿Cómo les ha ido en este arranque con el técnico argentino Juan Cruz Real?

R.

Muy bien. El profe a tratado de darle continuidad al trabajo que veníamos realizando con el profe Guimaraes, pero obviamente agregándole cositas de él. La intensidad es una de ellas. Estamos trabajando muy bien y pronto esperamos verlo reflejado en la cancha con buen fútbol y resultados.

P.

¿Cómo ganarle a este Junior, en medio de este panorama tan extraño de disputar un título sin haberse podido preparar de la mejor manera?

R.

Hay que ver qué proponen ellos. Junior, la temporada pasada, basaba mucho su juego en lo que pudiera hacer la dupla Cantillo-Teo. Este Junior ha cambiado bastante, es un poco más directo, entonces ya estamos hablando de la dupla Teo-Borja. Vamos a ver cómo llegan ellos, que son los que marcan la diferencia.

P.

¿Siente que pasa por el mejor momento de su carrera?

R.

Sí, sin duda, es el mejor. Vengo en ascenso. Lograr un título con una institución como el América de Cali es lo mejor que me ha pasado en mi carrera deportiva.

P.

Se ha complementado muy bien con Rafael Carrascal y Luis Paz...

R.

Sí, ese tridente que hemos armado en el medio ha sido importante. Hemos logrado mantener una regularidad en nuestro juego y eso le ha caído bien a este América. Ojalá sigamos por ese camino.

P.

Qué mejor forma de que se reanude el fútbol que con un clásico entre dos grandes como Junior y América...

R.

Claro, esperemos que sea muy buena. Ya la gente necesita un poquito de entretenimiento también y ojalá nosotros podamos bridárselo. Ojalá todo salga bien y que el título sea para el América (risas).

P.

¿Por qué nunca jugó en Junior siendo barranquillero?

R.

Nunca se dio la oportunidad. Hubo en algún momento un acercamiento, con ellos, pero no se llegó a completar nada.

P.

¿En qué barrio de Barranquilla nació y se crió?

R.

En la carrera 21 con calle 34, en el barrio residencial Los Cocos. Ahí nací y luego me mudé al norte.

P.

¿Cuánto tiempo vivió en Curramba?

R.

Hasta los nueve años.

P.

¿Y luego para dónde agarró?

R.

Para Santa Marta, de donde es mi familia. El único barranquillero soy yo (risas). Mis padres se habían trasladado para Curramba y ahí nazco yo.

P.

¿De qué equipo es hincha en Colombia usted y su familia?

R.

Mi familia es miti y miti (risas), del Junior y del América. Y yo (…), me lo reservo (risas). Eso lo hablamos otro día (risas).

P.

¿Cómo manejó esa final entre Junior y América con la familia?

R.

Todos estaban felices por mí, solo un tío fue el que me dijo: ‘bueno sobrino, felicitaciones, pero no me le quite más títulos al Junior (risas)’. Estaba triste el hombre. Mis amigos de Santa Marta, felices, y los de Barranquilla, aburridos (risas).

P.

¿Sueña en algún momento vestir la rojiblanca del Junior?

R.

Es un equipo importante y si se da la oportunidad, la analizaré. La vería con buenos ojos.

P.

¿Cómo fue su proceso de formación en el fútbol?

R.

En Santa Marta hice todo el proceso de formación en las divisiones menores del Unión y en las diferentes categorías de la selección del Magdalena. Lastimosamente nunca pude debutar con el ‘Ciclón’ y me tocó irme a buscar oportunidades en otro lado. En algún momento me probé en el Barranquilla FC, estuve como dos meses. Me quisieron poner de central, yo no quise y me fui.

P.

¿Probó en algún otro equipo en Colombia?

R.

Claro que sí. En Huila, Chicó y en lo que es ahora las Águilas, que antes se llamaba Itagüí FC. En todos lados me cerraron las puertas. No tuve más opciones que irme. Salió una oportunidad en Panamá y allá arranqué mi carrera.

P.

Su caso es muy parecido al de James Sánchez. ¿Coincidió con él en Panamá?

R.

Sí, ya en el último tramo de su paso en Panamá. No compartimos equipos, pero sí lo conocí allá. Alcancé a enfrentarlo.

P.

¿Cómo llega al fútbol panameño?

R.

Por casualidad. Me dejaron tirado allá (risas). Un representante dijo que me iba a Costa Rica. Antes de llegar allá pasamos por Panamá y me dejó ahí, se fue. Pero bueno, así empezó mi carrera. Jugué en el Club Atlético Independiente de La Chorrera y en el Tauro FC. Allá hasta hice de árbitro (risas). Cuando recién comencé, un profesor me invitó a pitar la liga de su colegio y ahí, con lo que uno sabe de fútbol, porque lo ha jugado, me las arreglé para pitar, pero nada, no me fue muy bien que digamos (risas).

P.

¿En qué otros equipos ha jugado?

R.

De Panamá di el salto a Venezuela. Allá jugué en el  Deportivo Lara (2017-2018) y luego pasé al fútbol chileno, al Deportes Iquique (2018).

P.

¿Cómo se da su llegada al América de Cali?

R.

Desde la Libertadores de 2018 se venía hablando el tema, porque a mí me había ido muy bien con el Deportes Iquique. Pero solo hasta diciembre de ese año se concretó todo con el presidente Tulio Gómez. Y bueno, acá estamos, tratando de dejar huella en esta gran institución.

P.

Nos comentaba que en algún momento hubo un acercamiento para jugar en Junior. ¿Cuándo se dio?

R.

Antes de llegar al América de Cali. Estando ya en Chile. Junior preguntó por mí, pero finalmente la cosa no cristalizó.

P.

¿Aparte del América fue campeón en algún otro lado?

R.

Sí, claro. Fui campeón en Panamá con el Tauro FC y en Venezuela con el Deportivo Lara. Ambos títulos en 2017.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.