Deportes | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Alejandro Idárraga (centro) durante una partido de primera fase en el campeonato de polo acuático de los juegos en la piscina del Complejo Acuático Eduardo Movilla.
Jesús Rico
Deportes

El polo acuático colombiano gira alrededor del boya Alejandro Idárraga

Colombia se cita con Cuba en la final de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en el Complejo Acuático Eduardo Movilla. Y su jugador más experimentado juega en Europa desde hace 14 años. Esta es su historia.

Si las Grandes Ligas de Estados Unidos son el templo del béisbol, Barcelona lo es para el polo acuático. En la ciudad de España, un colombiano ha hecho de este deporte su vida hace 14 años.   Alejandro Idárraga (Medellín 1985)  cuenta que ha sobrevivido y mostrado su talento, moldeado con la astucia de un paisa. “Nos damos cuenta los colombianos que con nuestras virtudes y debilidades explotamos, sacamos lo que llevamos por dentro”.

Idárraga, mide 1,85 metros, y en la piscina del Complejo Acuático Eduardo Movilla, donde juega el torneo ha destacado por bracear, vadear y con un movimiento atraer el balón desde el lanzamiento de un compañero. No solo lo recibe, también tiene el sello de poner su mano como pared para el rebote o  a veces puya el balón con sus dedos. Es su sello para definir, de primer y empujar la pelota a la puerta.

Daniel Esforzado, seleccionador de Colombia y nacido en Barcelona, subraya las condiciones físicas y técnicas de Idárraga. Lo conoce por su trayectoria y presente que destaca por integrar el club CN de Cataluña, donde tiene contrato por los próximos dos años. “Las tomas de decisiones son muy rápidas y lo hace porque está en Europa”, precisa Esforzado.  

“Tengo la fortuna de tener compañeros jugadores muy buenos y que están pendientes de detalles de mis movimientos. Llevamos mucho tiempo jugando los veteranos de la selección desde los 13 años de edad y la suerte de conocerlos cuándo lanzarán, pedirles el balón; saben leer el movimiento y aprovechan. Hemos marcado goles así, y la jugada es bonita cuando se marca, cuando no, muchas veces se piensa porque no me tomé el tiempo”, explica el antioqueño.

 

Tenemos un equipo equilibrado que ha demostrado que puede mantener un ritmo alto, Daniel Esforzado, seleccionador de polo acuático de Colombia
Selección Colombia de polo acuático en los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Jesús Rico

La posición de boya es de las más importantes en el juego. El molde es que debe ser el polista más alto y con mucha fuerza. Idárraga rompe con la primera medida: 1,85 metros es su talla. Y como el colombiano es recursivo, Idárraga ha sido un camaleón para sostener en Europa jugando frente a los físico de los europeos. “A mi me exige mucha garra, soy mañoso y por eso me caracterizo. Al compararme con jugadores que juegan de boya, mi posición, soy el más pequeño. Estamos hablando de jugadores de más de un metro noventa”.

La historia de este colombiano, que vio en el polo acuático una oportunidad en la vida, empezó cuando a principio de 2000 encontró un primer puente en Brasil en el club Botafogo para mostrar su capacidad. En Río de Janeiro jugó con el español Luis García y una sólida amistad ayudó a que en 2004 recibiera una propuesta de un club de Barcelona. 
Después de más de una década en el viejo continente ha jugado en ocho clubes, uno de los cuales en París (Francia), y ha rendido para sostener con rutinas de más de ocho horas de entrenamiento diarias. Y como la crisis económica de España después de 2008 también afectó el salario de deportes no tan masivos, Idárraga vio en buscar otros ingresos.

Con su patrimonio y aprovechando las tecnologías se unió con un socio español para abrir una empresa de la que es el gerente de pisos turísticos y alquiler vacacionales. “Tengo la flexibilidad de trabajar por teléfono, contactar clientes, asignar tareas a los empleados. y cuando empecé en el negocio me dijeron que estaba loco por el golpe que había sufrido el sector. En Madrid y Barcelona donde tenemos oficinas hemos aprovechado la industria del turismo a pesar de la crisis. Pero en el sector que nos movemos hay un movimiento interesante de turistas desde América hacia Europa por los precios que han bajado”, explica.

Idárraga reconoce que no terminó ingeniería de sistema por el polo y antes de ir a Europa. Las jornadas intensas de entrenamiento al día lo sacaron para rendir en las dos actividades. Afirma que lo intentó pero al final “no te lo permite y a diferencia de otros deportes, el desgaste en un partido de polo acuático es muy alto y la preparación física ta bien”.

 

Juan Hinestroza, portero de Colombia y otro de los soportes de Colombia en el torneo. Rafael Polo

La posición de boya es de las más importantes en el juego. El molde es que debe ser el polista más alto y con mucha fuerza. Idárraga rompe con la primera medida: 1,85 metros es su talla. Y como el colombiano es recursivo, Idárraga ha sido un camaleón para sostener en Europa jugando frente a los físico de los europeos. “A mi me exige mucha garra, soy mañoso y por eso me caracterizo. Al compararme con jugadores que juegan de boya, mi posición, soy el más pequeño. Estamos hablando de jugadores de más de un metro noventa”.
La historia de este colombiano, que vio en el polo acuático una oportunidad en la vida, empezó cuando a principio de 2000 encontró un primer puente en Brasil en el club Botafogo para mostrar su capacidad. En Río de Janeiro jugó con el español Luis García y una sólida amistad ayudó a que en 2004 recibiera una propuesta de un club de Barcelona. 

Después de más de una década en el viejo continente ha jugado en ocho clubes, uno de los cuales en París (Francia), y ha rendido para sostener con rutinas de más de ocho horas de entrenamiento diarias. Y como la crisis económica de España después de 2008 también afectó el salario de deportes no tan masivos, Idárraga vio en buscar otros ingresos.
Con su patrimonio y aprovechando las tecnologías se unió con un socio español para abrir una empresa de la que es el gerente de pisos turísticos y alquiler vacacionales. “Tengo la flexibilidad de trabajar por teléfono, contactar clientes, asignar tareas a los empleados. y cuando empecé en el negocio me dijeron que estaba loco por el golpe que había sufrido el sector. En Madrid y Barcelona donde tenemos oficinas hemos aprovechado la industria del turismo a pesar de la crisis. Pero en el sector que nos movemos hay un movimiento interesante de turistas desde América hacia Europa por los precios que han bajado”, explica.

Idárraga reconoce que no terminó ingeniería de sistema por el polo y antes de ir a Europa. Las jornadas intensas de entrenamiento al día lo sacaron para rendir en las dos actividades. Afirma que lo intentó pero al final “no te lo permite y a diferencia de otros deportes, el desgaste en un partido de polo acuático es muy alto y la preparación física ta bien”.

Alejandro contó después a El HERALDO después de las dos primeras victorias de Colombia sobre Puerto Rico y Jamaica las posibilidades de llegar a la final. Como un tiburón y su poderoso olfato, sentió a Cuba que aparecía como la gran bestia devorando a sus rivales. Aseguró el deportista que había que ir partido a partido antes de pensar en los de la isla.

“Un partido es solo un partido, sin desconocer que no hemos tenido el óptimo fogueo y eso se nota. Se marcan diferencias en la capacidad de reacción, de remontar y cuando hacen falta aparecen. Nos ha faltado eso y hay que buscar cómo enfrentarlo”.
La campaña de Colombia en los juegos es de mérito. Con victorias además de las dos señaladas, empató con México 10-10, pasó el rodillo sobre Costa Rica 22-4, venció a Puerto Rico 8-6. Ha anotado 10 goles y ha dado 3 asistencia.

Cuba, que ha estado en Croacia entrenando antes de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, lo sabe Alejandro por otro amigo que juega en ese país, visualizó el pasado 21 de julio el encuentro con los isleños. “Si nos toca enfrentarnos seremos muy calculadores. Con eso estamos enfrentando el torneo. Con otras virtudes para cada partido. Es un partido a muerte, hay que sacar la casta. Espero enfrentarme con Cuba en la final”.
Ese día llegó. Colombia y Cuba disputan el oro a apartir de las 5:30 de la tarde.

Alejandro Idárraga, en la piscina del Complejo Acuático en Barranquilla. Jesús Rico
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • complejo acuático
  • Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018
  • Polo acuático en Colombia
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web